El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quiere que sea uno de los suyos el que presida la comisión de investigación parlamentaria del rescate de las Cajas, que se constituirá en el Congreso la próxima semana junto con la de la presunta financiación ilegal del PP. En un principio, PP y PSOE pactaron que fuera la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, la que presidiera la de la crisis bancaria pero, finalmente, los socialistas parecen dispuestos a dar a la formación naranja ese puesto desplazando a Oramas a la que investigará las cuentas populares.

A pesar de que fue Ciudadanos la formación política que con su voto desbloqueó la comisión sobre el PP, frente a la resistencia del partido en el Gobierno reticente a cumplir ese punto del pacto de investidura, está más interesada “en controlar la metodología de la comisión de las Cajas”, según han admitido a El Independiente fuentes parlamentarias de C´s. Entienden que los asuntos que tratará está “son de mayor complejidad” , más técnicos, “no tan sencillos” y que, a fin de cuentas, “todos los partidos están implicados en la que ha sido la gestión de las cajas de ahorros” desde el año 2000, que es el periodo temporal que se estudiará. PP, PSOE, convergentes y “hasta Podemos, a través de Izquierda Unida” han tenido responsabilidad en lo sucedido, aducen.

Desde C´s aducen que “el resto de los partidos, hasta Podemos a través de IU”, es culpable de la situación de las Cajas

La cuestión se ha tratado entre el portavoz  parlamentario socialista, Antonio Hernando, y el secretario general del Grupo de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez. Desde el PSOE admiten que “Ciudadanos está muy pesado con el tema de las Cajas y la comisión de financiación del PP es más espinosa”. En principio la presidencia no la asumirá Toni Roldán, la voz de C´s para temas económicos, “sino algún otro diputado experto en ese campo porque Toni está sobrecargado de trabajo”, explican los mismos medios consultados. Uno de los nombres que se han barajado es el del diputado por Madrid Francisco de la Torre.

Asimismo, Ciudadanos termina de justificar este cambio de guión en que prefieren tener “liberados” a sus tres representantes en la comisión sobre las cuentas del PP para que “den caña” y no ocupando algún puesto en la mesa de la misma. No cabe duda de que esta comisión se va a convertir en un espectáculo político-parlamentario en cuanto se constituya la próxima semana y comiencen los grupos con el listado de petición de comparecientes, en el que estará, sin duda, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Oramas pasará de presidir la comisión sobre el rescate bancario a la de financiación del PP

Contra la que ha sido la costumbre inveterada del Congreso de no simultanear más de dos comisiones de investigación, “para que los grupos parlamentarios pequeños pudieran sentar a sus representantes en las mismas y no tener que multiplicarse”, explican en este caso desde el PP, se ha impuesto el criterio del resto de los partidos. También existía la tradición de dejar a los minoritarios la presidencia de las comisiones, de ahí que surgiera el nombre de Oramas. Ciudadanos lo ha alterado todo al presionar para hacerse con una de las presidencias.

Antes de las dos

Hoy, antes de las dos de la tarde, los grupos deberán presentar su propuesta de nombres para cada comisión ante el registro de la Cámara. El portavoz de los socialistas para la de las cajas será Pedro Saura y, previsiblemente, Artemi Rallo para la de financiación. Los populares no lo decidirán hasta esta mañana.

Además, los populares aspiraban a retrasar a finales de año o principios de 2018 la también llamada “comisión Bárcenas”. No ha sido posible, pero activarán la del Senado sobre financiación de todos los partidos, donde tienen mayoría absoluta, para intentar neutralizar en la medida de lo posible la estrategia de los grupos de la oposición.

Tres serán las comisiones de investigación que funcionarán de forma simultánea

En total, son tres las comisiones de investigación que, al menos, se pondrán en marcha en esta legislatura ante la sequía de los años anteriores. La primera en crearse, en marzo, está destinada a indagar sobre si Jorge Fernández Díaz usó medios del Ministerio del Interior, mientras él ocupó esa cartera, para parar el proceso independentista catalán. Aunque ha encallado por una documentación que todavía no ha remitido el Gobierno, sigue en pie. Habría que retrotraerse al año 2004 cuando se constituyó la comisión de investigación de los atentados del 11-M, por la que desfiló el ya ex presidente del Gobierno José María Aznar en una comparecencia que duró 11 horas. Precisamente, C´s no descarta pedir su presencia en la de la supuesta “caja b” popular.

En comisión o en pleno

Precisamente, una de las cuestiones que divide a PSOE y Ciudadanos por una parte, y a Podemos, por la otra, es que los primeros prefieren que Rajoy comparezca en comisión para explicar los supuestos casos de corrupción de su partido en lugar de hacerlo en pleno. Creen los primeros que el formato de la comisión permite entrar con mayor profundidad y detalle en todas las cuestiones además de alargar todo lo que sea necesario el interrogatorio al presidente. La formación de Pablo Iglesias prefiere, en cambio que lo haga ante el pleno de la Cámara, modalidad por la que también aboga el ex secretario del PSOE Pedro Sánchez.