Manuela Carmena ha sido recibida este miércoles entre abucheos a los homenajes que han tenido lugar en Madrid a Miguel Ángel Blanco, secuestrado y asesinado por ETA hace 20 años. Primero, en el organizado por el grupo municipal del PP en la Plaza de la Villa y posteriormente en el que se ha celebrado en el Ayuntamiento de la capital. Su rechazo inicial a descolgar una pancarta en recuerdo al edil hace ahora dos décadas ha despertado un malestar que ha acompañado a la alcaldesa en ambos actos.

La alcaldesa de Madrid había justificado poco antes su decisión inicial afirmando que en el Ayuntamiento se ponen carteles “con carácter general, sin particularizar en nadie y el día que corresponda”. «Sin ánimo de polemizar, cuesta creer que haya dificultades para ponernos de acuerdo en visibilizar este reconocimiento», ha manifestado el presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra en el primer acto, organizado por el PP madrileño en el que sí estaba presente la imagen de Blanco con el mensaje «Madrid no te olvida».

Los grupos municipales han tenido que pedir respeto en varias ocasiones ante los gritos de «¡Fuera, fuera!»

En los dos eventos han estado presentes miembros de los distintos grupos municipales, que han tenido que pedir respeto en varias ocasiones ante los gritos de «¡Fuera, fuera!» dirigidos a la alcaldesa. «Quien abuchee se está equivocando gravemente en este momento. El respeto en democracia es esencial», ha exclamado el portavoz del PP en el Consistorio, José Luis Martínez-Almeida, que ha agradecido la convocatoria del acto a Carmena y ha apelado a la unidad que hace 20 años se mostró contra el terrorismo y que se ha escenificado hoy en la capital.

Mª Mar Blanco, diputada del PP y presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo, ha pedido personalmente en el acto popular a Carmena una pancarta con la foto de su hermano: «Te pido que coloques la imagen de mi hermano, que representa la memoria de todas y cada una de las víctimas». La petición no ha obtenido respuesta, ya que en lo alto del Consistorio madrileño sigue el cartel de bienvenida a los refugiados «Welcome Refugees».

En el acto organizado por el Ayuntamiento, los diferentes miembros municipales han sostenido una pancarta con el mensaje «En el 20º aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco, Madrid con todas las víctimas del terrorismo», algo que ha indignado a los presentes, que han pedido en reiteradas ocasiones la imagen del edil: «¡Queremos la foto!», «La pancarta tiene que estar ahí arriba y la tía no quiere», son algunos de los reclamos de los asistentes.

También hay quien apoyaba la decisión del Ayuntamiento y ha aplaudido el homenaje defendiendo a la alcaldesa. En su discurso, Carmena ha manifestado su rechado al terrorismo y ha señalado que en el acto «queremos homenajear a Miguel Ángel Blanco y a todas las víctimas».

Respaldada por Podemos

El secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de Podemos, Íñigo Errejón, ha salido en defensa de la alcaldesa de Madrid calificando su trayectoria de «intachable» y argumentando que Carmena «ha vivido la amenaza de ETA cuando era juez y anteriormente como abogada laboralista ha vivido el terrorismo de ETA».

Respecto a los abucheos, Errejón ha señalado que la «memoria de la víctimas debe estar por encima de las disputas entre partidos» y ha pedido que la conmemoración sirva para unir y no para dividir.

La Delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Concepción Dancausa, ha afirmado que «entiende» aunque «no justifica» los abucheos a la alcaldesa de Madrid. «Yo no soy partidaria de abuchear a nadie, pero cuando tomas una decisión equivocada que muchas personas no comparten, te expones a que puedas ser abucheada en algún momento en un acto público», ha señalado.

Dancausa, que ha acudido este miércoles a la constitución de la Junta Local de Seguridad del municipio de Arroyomolinos y ha guardado un minuto de silencio por la memoria del concejal asesinado por ETA junto al alcalde de Arroyomolinos y el resto de la Corporación, ha dicho estar segura de que «si hubiera decidido desde un primer momento celebrar el acto de homenaje como en la mayoría de ayuntamientos, nadie la abuchearía, sino que la respetarían».

De la misma forma se ha expresado el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien cree que «se ha demostrado» que fue «un error oponerse a un clamor social» y a «cosas tan evidentes» y «mayoritarias» como el homenaje a Miguel Ángel Blanco siendo alcalde de una ciudad.