Las fuerzas de seguridad marroquíes han detenido este martes a Hicham Ennadih, un hombre que fue butanero y residió en el domicilio de Ripoll (Girona), el mismo lugar en el que podría haber vivido de forma continua o por temporadas Youness Abouyaaqoub, abatido ayer por los Mosos d’Esquadra y presunto autor material del atentado de Barcelona.

Fuentes del Ministerio del Interior han indicado a Efe que miembros de la Dirección General de la Vigilancia del Territorio (DGST) han arrestado a este hombre en Casablanca (Marruecos) después de haber sido identificado durante el registro de un domicilio de la calle Raval de la citada localidad gerundense. La profesión del nuevo detenido puede ser relevante después de que estallara la casa laboratorio de Cambrils, donde la célula yihadista preparaba sus explosivos, y donde  aparecieron bajo los escombros más de un centenar de bombonas de butano, que estaban destinadas a provocar un atentado mucho mayor.

Ennadih, que tiene un hermano que también trabajaba como butanero, vivía en el mismo edificio donde se lleva a cabo el registro y fue vecino del que, según todos los indicios, conducía la furgoneta que arrolló en La Rambla de Barcelona a decenas de personas,  dejando trece muertos y más de un centenar de heridos.

Con su detención, que se ha producido hoy, son tres las personas arrestadas en Marruecos tras los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona). Otro de los detenidos, en una intervención del pasado viernes, fue arrestado en Nador acusado de hacer apología de los atentados de Cataluña en las redes sociales y que podría ser primo de dos de los integrantes de la cálula, Moussa y Driss Oukabir. Al parecer, este hombre manifestó su intención de atentar contra la embajada de España en Rabat (Afganistán). Las fuerzas de seguridad investigan si esta manifestación obedece a algún plan ya diseñado o a una intención no sustentada en una capacidad real para hacerlo, según las mismas fuentes.

Un día después, el sábado día 19, fue detenido en Oujda otro hombre que, según las primeras pesquisas, tenía contactos con Moussa Oukabir, uno de los miembros de la célula autora de los atentados y que murió abatido por los Mossos d’Esquadra en Cambrils. Moussa era hermano de Driss Oukabir, quien hoy ha declarado en la Audiencia Nacional junto con otros tres detenidos por su presunta participación en los atentados, que han causado la muerte a 15 personas y herido a más de un centenar.