«Estamos convencidos de que hemos hecho las cosas bien». El secretario de Organización de Podemos se expresaba así sobre los nuevos estatutos del partido, que han desatado una rebelión en la Comisión de Garantías Democráticas estatal, el órgano disciplinario de la formación. Este lunes se ha reunido el Consejo de Coordinación -la ejecutiva- por primera vez desde que desatara la polémica, y el coportavoz de la Ejecutiva ha restado legitimidad a la presidenta del tribunal elegida por los inscritos. La plataforma en defensa de este tribunal ha desmentido horas más tarde la versión de Echenique, al que ha acusado de lanzar «afirmaciones falsas» y al que ha advertido que podría estar cometiendo «infracciones» a la normativa del partido.

El conflicto que ha desatado la polémica llegó después de que la presidenta del tribunal, Olga Jiménez, llevara a votación un dictamen en el que anulaba los nuevos estatutos elaborados por el propio Echenique y aprobados por la Ejecutiva. Tras el desafío, Jiménez fue expedientada por la cúpula del partido y otro miembro del órgano se autoerigió como presidente. La rebelión se ha desatado en Podemos y ha habido múltiples llamamientos contra lo que consideran un «golpe» de la Secretaría de Organización por ejercer control político contra el máximo órgano disciplinario de Podemos.

El dictamen que anulaba los estatutos se aprobó en la Comisión de Garantías el 28 de julio con los votos de los 5 miembros titulares y los suplentes, tal como decidió este órgano el 17 de febrero y como venía ocurriendo desde los inicios de Podemos. Sin embargo, el nuevo reglamento quita el derecho a voto a los miembros suplentes del órgano y deja sólo a los titulares, con mayoría oficialista. Tras desafiar a la ejecutiva de Iglesias y llevar a votación el dictamen contando todos los votos, Jiménez fue denunciada por otros miembros de la Comisión. La ejecutiva aprobó por la vía rápida la apertura de un expediente a la presidenta, y Algiro Giraldo, uno de los denunciantes de la Comisión, se autoerigió como nuevo jefe del tribunal. El resultado: la ruptura del órgano en dos, con dos presidentes que no se reconocían entre sí.

Varias comisiones de garantías autonómicas han lanzado dos peticiones dirigidas al Consejo de Coordinacion para que rectifique. La primera de ellas es la de revisar los nuevos estatutos por extralimitar las competencias de la ejecutiva de Iglesias; y la segunda, retirar el expediente abierto a Jiménez. Tras la primera reunión de la ejecutiva tras el verano, Echenique ha asegurado que «ningún órgano nos pedido eso, nos lo piden personas», y ha añadido que «sería un precedente extraño, irregular como poco, que el Consejo de Coordinación estuviera contestando a peticiones de personas individuales por muy legítimas que puedan ser».

En este punto, Echenique ha precisado que el órgano está formado exclusivamente «por el pleno de los cinco titulares», y ha otorgado la legitimidad exclusiva a los la parte del pleno de mayoría afín. El secretario de Organización tampoco ha dado por válido el conocido como Dictamen 3 que anulaba los estatutos. «Se presentó un escrito y se rechazó», ha alegado, antes de añadir que «si la Comisión de Garantías dice que hay que cambiar los estatutos, los  cambiaremos».

Así, también ha negado que vayan a responder a estos reclamos, y se ha reafirmado en la elaboración del nuevo reglamento. «En los estatutos estamos convencidos de que hemos hecho las cosas bien», ha apuntado.  Según el secretario de Organización de Podemos, «la solución es que decidan los órganos», sin entrar a valorar lo que hasta ahora considera un conflicto interno sobre el que la Ejecutiva ha guardado hasta ahora mutismo absoluto. Además, ha señalado que «en este caso hay un expediente abierto en la Comisión, y es la Comisión la que debe decidir en este expediente», ha asegurado, sin hacer mención a que dicho expediente fue instado por los mismos miembros que ahora dirigen su instrucción. En este sentido, Echenique se ha limitado a hacer un llamamiento para «dejar trabajar a los órganos».

Sobre el manifiesto y la recogida de firmas que se ha iniciado este fin de semana, Echenique ha tratado de restar credibilidad a la iniciativa, y ha apuntado a que «en esa página ya se han detectado firmas falsas, habría que ver cuántas son falsas y verdaderas». Además, ha insistido en que «las bases de Podemos entienden que los órganos competentes son los que tienen que decidir» y ha repetido que «las decisiones de Garantías las toma la Garantías, no las toman ni manifiestos, ni webs, ni periódicos».

La plataforma desmiente a Echenique

La Plataforma por las Garantías Democráticas de Podemos ha remitido a la prensa un comunicado seis horas más tarde de las palabras de Echenique. En su escrito trata de desmontar punto por punto las declaraciones del secretario de Organización basándose en argumentos jurídicos. A lo largo de cinco puntos, el comunicado busca desmentir las afirmaciones trasladadas en rueda de prensa, de las que asegura son «falsas o inexactas». A su vez, advierten al ya ex diputado de las Cortes de Aragón que puede estar cometiendo «infracciones» al difundir «informaciones no veraces».

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

El comunicado insiste en la validez del Dictamen 2 que anulaba una parte de los Estatutos de Podemos, que según su versión fue aprobado por cinco votos a tres, y niega que la propuesta fuera rechazada. «Pablo Echenique lo recibió en su correo oficial el mismo día de su aprobación en el Pleno de la CGDE. Por tanto, no es cierto que se presentara ante la CGDE una propuesta contra los Estatutos y que ésta fuera rechazada», señala el escrito.

Otro de los puntos hace referencia a unas declaraciones de Echenique hace semanas en la que defendió que existían «dos dictámenes contradictorios» procedentes de la Comisión de Garantías Estatal. «Hoy haya declarado que no hay ninguno. Resulta una contradicción muy notable en un Secretario de Organización Estatal», reseña el texto.

En este punto, el comunicado afea a Echenique que quisiera aplicar los estatutos en la votación del polémico dictamen, que se produjo antes de que estos hubieran entrado en vigor, según la disposición transitoria primera de los mismos estatutos [consulte en PDF los Estatutos de Podemos], establecen que «estos Estatutos entrarán en vigor sustituyendo a los anteriores en el momento de su inscripción efectiva en el Registro de Partidos Políticos». Los estatutos se registraron el 4 de agosto, por lo que la votación anterior a esa fecha, defiende la plataforma, se regiría según el régimen anterior, donde todos los miembros de la Comisión tenían derecho a voto.

En último lugar, la plataforma advierte al secretario de Organización que «al ignorar el Dictamen 3/2017, de obligado cumplimiento, y al trasladar a los medios informaciones no veraces, Pablo Echenique podría estar cometiendo infracciones de la normativa de Podemos». «Nos preocupa y entristece el perjuicio que a la imagen del proyecto de cambio pueda producir el que un portavoz de su Ejecutiva realice afirmaciones públicas falsas o inexactas», añade.