El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado que el interventor de la Generalitat de Cataluña «no conoce el origen de los recursos» con los que se ha pagado la web puesta en marcha para organizar el referéndum del uno de octubre ni el anuncio llamando a votar, y que su departamento estudia el asunto porque «de ello se derivarán las consiguientes responsabilidades» por la presunta malversación de fondos públicos.

Hacienda recibe semanalmente un informe de la Intervención de la Generalitat, firmado hasta ahora por el vicepresidenta catalán, Oriol Junqueras, en el que se certifica que ningún euro público se destina a sufragar gastos del referéndum, pero según ha explicado Montoro, el interventor no ha podido acreditar cómo se han pagado esa web y ese anuncio.

«Es muy preocupante que ocurra esto en un país desarrollado y civilizado, que un poder público esté haciendo un gasto público y que la Intervención no es capaz de informar sobre el origen de los recursos públicos», ha dicho el ministro en declaraciones en los pasillos del Senado.

El dinero, ni público ni privado

El ministro de Hacienda ha asegurado además que su departamento tiene que «clarificar» la información recibida del interventor porque «de ello se derivarán las consiguiente responsabilidades». «Ningún dirigente público ni funcionario puede usar un euro público para actividades ilegales», ha recalcado.

Montoro ha dejado claro que las instituciones públicas tampoco pueden recibir dinero privado para una actividad ilegal, lo cual representaría «otra ilegalidad todavía mayor por parte de quien esté aportando esa financiación».

El titular de Hacienda ha insistido en que de momento no tiene más detalle y que deberá dar explicaciones quien hasta ahora ha refrendado esos informes de la Intervención, «el responsable político», en referencia al vicepresidente y líder de ERC, Oriol Junqueras.