Albert Rivera da por hecho que en 24 horas el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, declarará la independencia en su intervención en el Parlament. Por eso ha insistido una vez más en la necesidad «actuar» y de aplicar el artículo 155, pero teniendo en cuenta que no se haría efectivo hasta dentro de cinco o seis días, cree que la necesidad este martes es «garantizar la seguridad de Cataluña para evitar que se convierta en Kosovo».

El líder de Ciudadanos no duda de que este martes se producirá «un golpe sin precedentes», por lo que ha pedido al Gobierno que actúe, ya que, a su juicio, «no actuar hoy es una imprudencia» y lo que pueda pasar tras esa declaración «tiene mucho que ver con tomar decisiones». La más adecuada, como ha reiterado en las últimas semanas, es aplicar el artículo 155 con el único objetivo de convocar elecciones ya que esa competencia únicamente la tiene el presidente catalán.

«No defender la Constitución desde la Constitución es una imprudencia, por eso el gobierno de España tiene que poner las urnas. No quiero ver una Cataluña con gente sitiando los cuarteles de la Guardia Civil, ni las sedes de los partidos que defendemos la ley», ha denunciado Rivera tras la reunión de la Ejecutiva.

No obstante, pese a su insistencia en llevar a cabo este procedimiento, el líder de la formación naranja no cree que se ponga en marcha antes de esa declaración, ya que así se lo hizo saber el presidente del Gobierno el pasado viernes en el encuentro que mantuvieron antes del consejo de ministros. Para Mariano Rajoy “no existe justificación jurídica suficiente para aplicar» este artículo, algo incomprensible para su socio de Gobierno.

Ciudadanos acudirá este martes al pleno en el que intervendrá el presidente de la Generalitat y en él tienen la seguridad de que declarará la independencia «por la vía kosovar». Esto es, «declarar la independencia y dejar a un territorio sin leyes y fuera de la Unión Europea», en palabras del líder de la formación.

A un día de que esto suceda, Rivera ha vuelto a pedir a Puigdemont, aunque con poca esperanza, que «si le queda algo de decencia y sentido común; si le queda algo en la cabeza para pensar en esa parte de los españoles que no somos independentistas», paralice la DUI. «Me duele que mi gobierno -el govern catalán- me esté llevando por el precipicio y nos esté dividiendo a los catalanes y no voy a mirar para otro lado», ha lamentado.

Por otro lado, Rivera ha celebrado la gran acogida que tuvo la manifestación de este domingo y ha agradecido a todos los asistentes que participaron en ella. A su juicio, fue «el día que el separatismo recibió un freno de los ciudadanos» que acudieron con senyeras, banderas de España y de la Unión Europea. Banderas que este lunes adornan la fachada de la sede naranja de Madrid.