«Los catalanes están llamados a votar en enero». El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha confirmado este viernes que en la reunión mantenida el pasado miércoles con Rajoy en la Moncloa, acordó con el presidente del Gobierno celebrar elecciones autonómicas en Cataluña en enero, como ha anunciado esta mañana la diputada socialista Carmen Calvo.

Rivera, molesto por la indiscreción de la secretaria de Igualdad del PSOE, que ha reculado posteriormente sus afirmaciones, ha señalado que estaba previsto que fuera Mariano Rajoy el que anunciara la fecha electoral este sábado tras el Consejo de Ministros extraordinario «y no la señora Calvo».

En dicha reunión, Ciudadanos, como ha apuntado Rivera, se comprometió a apoyar la aplicación del 155 también en el Senado a cambio de una cita electoral cercana. «Esto no se puede alargar en el tiempo, y convencimos al PP, que no lo acababa de ver muy claro, de que tenía que ser cuanto antes». En este sentido, el líder de la formación naranja ha defendido la fecha avanzada esta mañana por la diputada socialista argumentando que de esta forma, se evita una fecha complicada como es Navidad. No obstante, considera que el plazo podría haber sido menor «si se hubiera actuado antes».

Situándose ya en las urnas, Rivera se ha mostrado dispuesto a echar a los independentistas del gobierno catalán y ha hecho un llamamiento a los no separatistas para «sumar fuerzas». Si bien ha descartado presentarse con una candidatura única junto a PSC y PP, los tres partidos, ha señalado, «compartimos un compromiso único».

Lejos de confirmar esta fecha, fuentes de Moncloa, por su parte, han desmentido de forma tajante que la cita electoral se produzca antes de seis meses y el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, lo ha reafirmado alegando que «no es momento para hablar de elecciones».