La Federación Española de Baloncesto (FEB) ha presentado un recurso en vía administrativa contra la resolución por la que el Consejo Superior de Deportes (CSD) le reclama la devolución de más de 300.000 euros correspondientes a dos ayudas para proyectos de cooperación internacional que no justificó debidamente. La FEB defiende que no procede el reintegro al haber prescrito ya el derecho de la Administración a reclamar el dinero por el tiempo transcurrido: más de cinco años.

Al amparo de la convocatoria para el fomento y fortalecimiento de políticas transversales en materia deportiva de 2010, el organismo estatal -presidido entonces por el socialista Jaime Lissavetzky- otorgó una subvención de 567.840 euros a la Federación de Baloncesto -entonces bajo la presidencia de José Luis Sáez, investigado en la actualidad por la posible comisión de siete delitos– para el proyecto de ‘Casa España’ en Senegal y otra de 108.850 euros para el programa ‘Unidos por el baloncesto en Marruecos’. En total, 676.690 euros.

Como informó El Independiente, la FEB tuvo conocimiento oficialmente el pasado 11 de abril que el organismo que preside José Ramón Lete le exigía la devolución de 336.801,06 euros, cantidad equivalente al 49,77% del importe total de ambas subvenciones. Tras presentar la Federación alegaciones, la cantidad a reintegrar se rebajó ligeramente.

La FEB argumenta que ha prescrito el derecho de la Administración a reclamar el dinero por el tiempo transcurrido

A preguntas de este periódico, un portavoz de la Federación Española de Baloncesto confirmó que la resolución se ha recurrido administrativamente por recomendación de sus abogados, con el argumento de que el tiempo transcurrido excede el plazo máximo del que dispone la Administración para reclamar la devolución de las subvenciones.

Fuentes del CSD, a su vez, señalaron que el estudio del recurso se encuentra en la «fase final» y que «en los próximos días» se pronunciará sobre si se aviene a la pretensión de la FEB o rechaza sus argumentos. En ese caso, la Federación podría pleitear en la jurisdicción Contencioso-Administrativa.

La petición de devolución del dinero a la Federación Española de Baloncesto se producía casi 14 meses después de que El Mundo desvelara que la FEB había desviado fondos de la subvención para el proyecto de Senegal a otros fines ajenos. Al frente del CSD se encontraba entonces Miguel Cardenal, del que el ministro Íñigo Méndez de Luego prescindió a mediados de noviembre de 2016 en favor de José Ramón Lete.

La reclamación formal del CSD se produjo después de que el juez que investiga a Sáez señalara que revisaría esa ayuda

La reclamación formal del dinero se producía semanas después de que el juez que ha imputado al ex presidente de la FEB indicara en un auto -fechado el 22 de febrero pasado- que estaba pendiente de «justificación e inversión» las cantidades entregadas por el Gobierno «para su desarrollo en Senegal». Hasta ahora, ha dado prioridad en la instrucción a aclarar el destino de los fondos obtenidos con motivo de la celebración de la Copa del Mundo 2014.

Entre los gastos que se imputaron a aquella ayuda finalista para el proyecto de cooperación en la capital senegalesa figuraba un lote de canastas -con un coste de 5.344,42 euros más IVA- que se envió a finales de 2011 a la República del Congo camuflada como «material fungible de educación física/baloncesto para centros escolares de Dakar». La factura, emitida por el proveedor Mondo, está fechada el 13 de diciembre de 2011.

El envío se producía meses después del acuerdo firmado por la FEB y la Federación Congoleña de Baloncesto el 30 de mayo de 2011 en Brazzaville -la capital del país africano- por el que la entidad deportiva española se comprometía a suministrar material deportivo e informático y a formar a entrenadores. El 15 de julio de ese año, el Consejo de Ministros acordó otorgarle la nacionalidad española por carta de naturaleza al ala-pívot Serge Ibaka, hoy en Toronto Raptors tras haber defendido en las últimas temporadas las camisetas de Orlando Magic y Oklahoma.

Parte de la subvención que le reclama el Gobierno la desvió la FEB al Congo en el marco de la nacionalización de Ibaka

La Federación Española de Baloncesto también cargó a esta ayuda las nóminas de empleados sin relación alguna con los proyectos subvencionados y una donación realizada a Madagascar en vísperas de que este país albergase el Afrobasket 2011. El lote estaba compuesto por pavimento polideportivo, equipamiento y aparatos electrónicos y estaba valorado en 51.476,36 euros (IVA excluido), más otros 6.500 euros del transporte en barco.

La eventual devolución del dinero tendría un importante impacto en las cuentas de la FEB, que, después de perder más de 5,91 millones de euros durante los dos últimos ejercicios, prevé alcanzar este año el equilibrio presupuestario tras reducir los gastos un 27,2% (de 20,67 a 15,05 millones). La Federación está monitorizada por el CSD al estar ejecutando un plan de saneamiento.

‘Caso FEB’: Citados un imputado y dos testigos

De otro lado, el juzgado que investiga a la anterior cúpula de la Federación Española de Baloncesto -el presidente José Luis Sáez y el secretario general-director económico, Luis Giménez- ha señalado nuevas declaraciones tras permanecer la instrucción suspendida durante los últimos cinco meses por los intentos de ambos imputados de recusar al juez. Giménez llegó a presentar una querella contra el instructor, el magistrado Juan Antonio Toro, por prevaricación y revelación de secretos pero fue rechazada el pasado 13 de septiembre por la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Según ha podido conocer este diario, la juez sustituta -las actuaciones no han vuelto aún al titular al no haber resuelto la Audiencia de Madrid el segundo incidente de recusación, éste planteado por Giménez- ha citado a declarar en calidad de imputado el próximo 26 de octubre a Miguel Font, director del gabinete de Presidencia en la etapa de Sáez. En la denuncia inicial que el Comité de Auditoría de la FEB presentó ante el CSD en noviembre de 2015 figura un correo electrónico con el que tramitó la reserva de un billete de tren para la hija del entonces mandamás del baloncesto español, investigado -entre otras cuestiones- por cargar gastos personales y de su familia a la Federación.

En calidad de testigos, el juzgado ha fijado para el próximo día 31 las comparecencias del actual vicepresidente ejecutivo de la FEB y director de Operaciones y Organización de la Copa del Mundo 2014, José Antonio Montero, y la del consejero delegado de Aegis Media Iberia SLU, José Luis de Rojas. Éstas se habían señalado inicialmente para el 31 de mayo, pero fueron suspendidas al recusar Saéz al juez Toro.

Informe de la Agencia Tributaria

De Rojas fue la persona que, el 3 de enero de 2011, firmó con Sáez el contrato de colaboración comercial para captar patrocinadores con motivo del Mundial que organizó España en 2014, cuyos ingresos y gastos se sitúan en el núcleo de la investigación que el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid dirige desde septiembre de 2016.

El 31 de octubre también está previsto que se nombre al técnico de la Agencia Tributaria que, en labores de auxilio judicial, debe elaborar un informe sobre el destino de 18.642.747 euros, mayoritariamente vinculados al citado campeonato. La inspectora que fue designada en un principio para realizar este trabajo, que puede marcar el curso de la investigación, se encuentra de baja desde el pasado mes de junio.