Elecciones Cataluña 21-D

Política

Fachin dimite como líder de Podem y plantea una escisión para las elecciones del 21-D

El ex líder de Podem Catalunya se despide del partido cargando contra Pablo Iglesias y recordando las veces que intentó ponerse en contacto con él sin obtener respuesta alguna

logo
Fachin dimite como líder de Podem y plantea una escisión para las elecciones del 21-D
El secretario general de Podem, Albano-Dante Fachin.

El secretario general de Podem, Albano-Dante Fachin. EFE

Resumen:

Albano Dante Fachin, secretario general de Podem Catalunya, ha dimitido este lunes de su cargo después de que la dirección de Podemos decidiera mediante un chat de mensajería renovar la dirección catalana y emplazar a Fachin a abandonar su cargo este martes en caso de que venciera el 'sí' la consulta impuesta por Pablo Iglesias para anexionar el partido a la formación de Ada Colau, Catalunya en Comú. Fachin ha roto su carnet del partido delante de toda la prensa en el momento del anuncio. En caso de no dimitir, se encontraba bajo amenaza de ser cesado por la ejecutiva del partido.

Albano Dante Fachin, secretario general de Podem Catalunya, ha dimitido este lunes de su cargo después de que la dirección de Podemos decidiera mediante un chat de mensajería renovar la dirección catalana y emplazar a Fachin a abandonar su cargo este martes en caso de que venciera el ‘sí’ la consulta impuesta por Pablo Iglesias para anexionar el partido a la formación de Ada Colau, Catalunya en Comú. En caso de no dimitir, se encontraba bajo amenaza de ser cesado por la ejecutiva del partido. Dante Fachin ha negado que vaya a concurrir en listas de ERC o de la CUP, pero sí ha dejado la puerta abierta a presentarse a las elecciones catalanas del 21-D  en un partido ya registrado, donde ha animado a sumarse a los militantes desencantados de Podem.

El líder de Podem ha dado este lunes una rueda de prensa donde ha anunciado su decisión de dejar su cargo y abandonar el partido. «Cataluña ha envejecido a Podemos»; ha señalado el ex dirigente, antes de asegurar que se va por «coherencia», puesto que el partido a su juicio ha dado un «giro de 180 grados». «Podemos ha dejado de ser una herramienta útil para enfrentarse al régimen del 78», ha criticado duramente el ex dirigente, que ha expresado su malestar por la intervención de la ejecutiva del partido, a la que ha tildado de «decretazo». El dirigente ya se mostró muy duro con Pablo Iglesias, después de que quitara la autonomía Podem y desautorizara al líder del partido catalán; un movimiento que Fachin llegó a equiparar con el 155 de Mariano Rajoy sobre Cataluña.

El ex líder de Podem ha añadido que muchos círculos del partido tachan a la decisión de Iglesias de «delirante y de que ha metido la pata otra vez», y ha explicado que todavía no se lo ha comunicado a Iglesias, aunque sí ha reconocido que miembros de la ejecutiva le han transmitido que dimitirán con él, y él les habría pedido que esperen y no liguen su decisión de dimitir a la del resto de la dirección catalana. Pablo Iglesias tampoco trasladó personalmente a Fachin la decisión de intervenir Podem Catalunya ni la de renovar la dirección de su partido, sino que lo discutieran en un chat de más de ochenta personas en el que también se encontraba Albano Dante.

Albano Dante también ha cargado contra Iglesias, y le ha acusado de falta de diálogo y de incapacidad para entender la situación catalana: «Pablo Iglesias vuelve a meter la pata como ya hizo el 1-O, que dijo que no participaría y las bases dijeron después que sí lo harían. Otra vez Iglesias vuelve a demostrar la poca capacidad de entender qué pasa en Catalunya», ha reprochado Fachin, que ha relatado el número de veces y las fechas concretas que ha tratado de ponerse en contacto con Iglesias y que no le ha devuelto la llamada desde julio.

Dante Fachin ha sido apartado entre acusaciones por su acercamiento al independentismo y por su resistencia a integrarse en Catalunya en Comú, la formación de Ada Colau. Este martes se sabrán los resultados del  referéndum interno para que ambas organizaciones se unan en coalición electoral para el 21-D, aunque desde la dirección de Podemos dan por hecho que ganará el ‘sí’, después de que el aparato se haya volcado en hacer campaña por esta posición.

La gota que colmó el vaso llegó la pasada semana, ante la convocatoria electoral del 21-D, cuando Fachin abrió  la posibilidad de una ronda de contactos con fuerzas por el derecho a decidir, donde podían enmarcarse partidos soberanistas. La crisis interna desatada en Podemos y las críticas por su acercamiento a las tesis independentistas llevaron a Iglesias a dar un golpe de mano contra Podem en un intento por marcar distancias con este sector. Dante Fachin, que desde meses mantiene una pugna soterrada con el líder de Podemos, fue quien asumió la responsabilidad de esta crisis. La idea de una ronda de contactos con partidos separatistas fue el desencadenante para que Iglesias forzara su caída, aunque días después la propia Colau pedía, en el mismo sentido, un «frente común» catalanista contra la «represión» del Estado.

Plantea concurrir al 21-D desde otra plataforma

El hasta ahora secretario general de Podem también ha reconocido haber hablado con ERC, la CUP y Procés Constituent para llegar a posibles «preacuerdos» que permitan un «frente electoral», y ha dicho que ya hay registrado un partido que se podría usar de forma instrumental para tal efecto. Fachin ha señalado que no acepta la división entre independentistas y no independentistas, y que esta posible lista debería fundarse en «valores de profundidad democrática».

«Yo no ficharé para un partido para ir a las elecciones del 21D», ha señalado, «pero si podemos constituir algún tipo de frente colectivamente sí acudiríamos», ha aseverado.  Fachin ha explicado que él y el resto del sector crítico que también abandonará la organización podrían utilizar un partido que hace tiempo que está registrado, ya que mañana es la fecha límite para presentar formaciones políticas para las elecciones del 21 de diciembre: «El calendario nos obliga a presentar cosas en horas», ha lamentado en este sentido.

En caso de llegar a «preacuerdos» para este «frente electoral», ha explicado, se llamaría a la militancia de Podem «que no acepta la imposición» de la dirección estatal a «valorarlos» y tomar parte del proyecto. Fachin ha dicho que ha hablado con «organizaciones y partidos cercanos, de izquierda por decirlo de alguna forma,» y que, por tanto, «es difícil» que este futurible espacio se pueda «compartir» con el PDeCAT. «La idea no es la de ningún fichaje, sino que gente diversa llegue a acuerdos amplios» tal y como ha ocurrido a la hora de defender las votaciones del 1-O, ha insistido Fachin.