Política

Sánchez llama a todos los barones para calmar el malestar por la financiación

logo
Sánchez llama a todos los barones para calmar el malestar por la financiación

Pedro Sánchez en rueda de prensa sobre financiación autonómica el lunes en Valencia. EFE

Resumen:

El líder socialista ha llamado a todos los secretarios generales autonómicos para exponerles sus exigencias al Gobierno sobre la actualización del sistema de financiación. Ha coincidido en los planteamientos con todos ellos.

Los barones dieron el visto bueno a la resolución de la Ejecutiva socialista que reclama una propuesta del Gobierno para renovar el modelo antes de que acabe el año.

Susana Díaz tranquiliza a Pedro Sánchez: no está en contra de la actualización del cupo vasco ni la boicoteará en el Congreso este jueves.

Pedro Sánchez está intentando frenar el creciente malestar de los barones socialistas por los problemas de la financiación autonómica en sus comunidades. A un día de que el Congreso apruebe la actualización del cupo vasco y mientras el Gobierno valora un pacto fiscal similar con Cataluña, el líder socialista ha llamado a todos los secretarios generales autonómicos para exponerles sus exigencias al Gobierno para que renueve el sistema de financiación.

Al contrario que en otras ocasiones, existe una coincidencia entre la postura de los presidentes socialistas y del jefe de la oposición. Ya el lunes, la Ejecutiva federal aprobó en Valencia una resolución para reclamar al Gobierno que cumpla su compromiso de presentar una propuesta para cambiar el modelo de financiación autonómica. Esa resolución fue revisada previamente por todos los barones, según Ferraz.

En este sentido, hasta Susana Díaz destaca su sintonía con Pedro Sánchez. La presidenta andaluza le ha expuesto en la conversación telefónica que su comunidad no se niega a la actualización del cupo vasco ni tiene intención de boicotearla en el Congreso a través de una ruptura de la disciplina de voto de los diputados andaluces. Su única reclamación en este sentido es que el Gobierno inicie la renovación del sistema de financiación autonómica este año, tal y como se comprometió en la conferencia de presidentes celebrada en enero.

Tanto Sánchez como Díaz son conscientes de que la responsabilidad de iniciar esa renovación corresponde al presidente del Gobierno, por lo que Andalucía plantea un aumento de la presión desde la oposición al Ejecutivo.

Desde Bélgica, la presidenta de la Junta de Andalucía ha anunciado ha destacado que Sánchez está “totalmente de acuerdo” con su posición de que es urgente que el Gobierno central ponga sobre la mesa un nuevo modelo de financiación autonómica.

En declaraciones a los periodistas en su segundo día de viaje oficial a Bruselas, Susana Díaz ha señalado que Pedro Sánchez la ha llamado en la mañana de este miércoles para trasladarle que está “totalmente de acuerdo” con lo que plantea Andalucía, porque “es de justicia”, y que hará “lo que esté en sus manos para presionar” para que el Gobierno central presente un nuevo modelo de financiación antes de que acabe el año.

Díaz destaca su sintonía con Pedro Sánchez en esta exigencia

Por su parte, el president de la Generalitat valenciana, el socialista Ximo Puig, ha asegurado este miércoles que cuenta con el “compromiso” del PSOE de que apoyará las propuestas valencianas para cambiar el modelo de financiación autonómica. En declaraciones a los periodistas en Alicante, Puig ha recordado que para cambiar el sistema de financiación autonómica es preciso dos “grandes acuerdos”, uno entre las comunidades autónomas y otro de los grupos políticos con representación en el Congreso de los Diputados.

“Tengo el compromiso del PSOE de que va a apoyar las propuestas valencianas al modelo de financiación“, ha sostenido, antes de anunciar que defenderá “con uñas y dientes” que haya un cambio en este sistema de financiación antes de final de año, como se comprometió Mariano Rajoy..

Por su parte, el Gobierno admite que no podrá presentar un nuevo sistema este año y reclama un nuevo consenso general para modificar el modelo. Fuentes de Hacienda explican a Europa Press que la negociación se tiene que producir en dos planos: con las autonomías y con las fuerzas políticas en el Parlamento. Por este motivo, el Gobierno acepta la propuesta socialista de incluir la reforma de la financiación autonómica en la Comisión Territorial del Congreso.

En este contexto, admiten que el nuevo sistema de financiación no se va a poder cerrar este año 2017 a pesar del compromiso del Ejecutivo, expresado en la Conferencia de Presidentes de enero, ya que “se han cruzado muchos temas” durante este ejercicio que están dificultando sacar esta reforma adelante.

El PSOE ha propuesto como temas de debate el Balance del modelo autonómico, la ordenación de las competencias, el nombre de las Comunidades Autónomas, el análisis de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, la financiación autonómica y la autonomía local.