Ciudadanos vuelve a repetir por segundo mes consecutivo como primera fuerza a nivel nacional, por delante de PP y PSOE, si las elecciones generales se celebraran hoy. Según un sondeo de Metroscopia para El País, la formación de Albert Rivera obtendría el respaldo del 28,3% de los votantes y superaría en más de seis puntos al PP (21,9%), que sería la segunda fuerza más votada, y al PSOE (20,1%), que se situaría en tercera posición a poco más de un punto de los populares.

[infogram id=»56139396-3b96-4483-8f24-66b5a789254b» prefix=»0KP» format=»interactive» title=»Intención de voto según Metroscopia»]

Este nuevo estudio de Metroscopia confirma la tendencia creciente de Ciudadanos, que aumenta su apoyo respecto al sondeo anterior, y el descalabro del PP, que sigue perdiendo votos. Podemos, a cuatro puntos de los socialistas, se mantiene como cuarta fuerza con el 16,8% de los apoyos. Con estos resultados, los de Rivera obtendrían el doble de apoyos que en las elecciones de 2016 -obtuvo el 13,05% de los votos y 32 escaños- en plena negociación con el resto de partidos sobre la reforma de la ley electoral para que el porcentaje de votos se vea reflejado en parlamentarios.

De igual forma, el PP, que continúa su caída en picado en las encuestas, perdería más de 10 puntos con respecto a los últimos comicios. Unidos Podemos es otro de los grandes perjudicados, que perdería el 5% de los apoyos, mientras que el PSOE, con sólo dos puntos de diferencia a la baja con respecto a 2016, es el que menos votos pierde.

Las encuestas comenzaron a sonreir al partido de Albert Rivera a medida que se desarrollaba la crisis en Cataluña, pero fueron sus decisiones con respecto a la aplicación del artículo 155 para convocar elecciones en Cataluña en pleno auge del conflicto las que se vieron reflejadas en las encuestas, cuyos resultados se confirmaron en las elecciones del 21 de diciembre. Ciudadanos se convertía en el primer partido no independentista en ganar las elecciones en votos y escaños, aunque finalmente el bloque constitucionalista no haya obtenido mayoría para gobernar.

Desde entonces, la relación cada vez más tensa con el PP no ha hecho disminuir su apoyo, sino todo lo contrario. La formación naranja está poniendo contra las cuerdas al Gobierno para cumplir el acuerdo de investidura y ha llegado a condicionar su apoyo a los presupuestos a la dimisión de la senadora popular Pilar Barreiro, imputada en la trama Púnica.

En Ciudadanos se muestran prudentes con los resultados de las encuestas, dado que en principio las próximas generales se celebrarán en 2020. El Gobierno, por su parte, se reprocha que confíe en los sondeos y sólo esté tensando la cuerda con el PP pensando en las elecciones. Este mismo viernes, el coordinador general del partido, Fernando Martínez Maíllo, le ha advertido que «no tenga tanta prisa por votar».