En la próxima lista europea del PP habrá más mujeres que hombres en puestos de salida como respuesta a un proceso de profunda renovación de una candidatura “envejecida”. De los actuales 16 eurodiputados populares, diez saldrán de la lista por edad y otros por “falta de apoyo de sus respectivas organizaciones”, según han explicado a El Independiente fuentes del partido en el Gobierno. Aprovechando los huecos y salvo la entrada del todavía presidente de Castilla y León,  Juan Vicente Herrera, -que saltará con toda probabilidad de la candidatura autonómica a la europea- y de algún diputado nacional, entrarán, al menos, seis mujeres “para intentar una lista más femenina que masculina”.

Para empezar, lo más probable es que Mariano Rajoy ponga al frente de la candidatura a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que sería también la propuesta española para ocupar una comisaría de la Comisión y acaso, hasta una vicepresidencia. Ella y el titular de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, son los dos ministros con más perfil europeo, aunque si el deseo es poner el acento en el peso de las mujeres, “lo más probable es que se decante por García Tejerina”, agregan los mismos medios.

García Tejerina, de cabeza de lista, y Maite Pagaza podrían ser parte de las nuevas incorporaciones

No sería la primera vez que los populares llevan de cabeza de lista a una mujer con el objetivo de proponerla para una comisaría europea. De hecho, la única comisaria europea española fue otra ministra de Agricultura y también del PP, Loyola de Palacio, que encabezó la candidatura  en las elecciones de 1999 frente a la entonces socialista Rosa Díez.

Precisamente, el PP quiere fichar para la misma lista a otra mujer que tiene mucho que ver con Díez, esto es, la eurodiputada de UPyD y ex presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagaza. Aunque no se ha formalizado todavía propuesta alguna “pues es un poco pronto”, no sería la primera vez que la ofrecen pasar a sus filas. Ya lo intentó Antonio Basagoiti para las elecciones vascas de 2012.

La idea de Génova de reforzar la presencia femenina no está directamente vinculada con las críticas que ha suscitado su posicionamiento ante la huelga feminista de este jueves con motivo del Día Internacional de la Mujer. Los populares han ido suavizando el torno tras un argumentario muy duro que la calificaba de “elitista e insolidaria”, y afirmaciones como las de, precisamente, García Tejerina y Cristina Cifuentes de hacer  “huelga a la japonesa”. Sin embargo, es indudable que quieren transmitir el mensaje de que apuestan por la mujer. Lo cierto es que el PP ha presentado desde 1995 a muchas mujeres de cabeza de lista a alcaldías de capital de provincia y a comunidades autonómicas, además de presidentas territoriales del partido.

Los populares han suavizado el tono ante la huelga feminista aunque no la secundan

El actual equilibrio de “fuerzas” entre los eurodiputados populares es de 10 hombres frente a seis mujeres, porcentaje al que pretenden dar un vuelco. No dejará de tener sus complicaciones puesto que habrá muchos aspirantes a entrar en una candidatura que asegura una larga legislatura con escaño bien remunerado al margen de las vicisitudes de la política nacional. En este sentido, comentan a este medio que “basta con preguntar a cualquier diputado del Congreso dónde quiere pasar los próximos 5 años a partir de 2019”. Los comicios europeos se celebrarán el 27 de mayo del año que viene coincidiendo con las locales y autonómicas.

Sin embargo, las previsiones electorales no son tampoco en este caso muy halagüeñas. El PP no descarta perder hasta dos eurodiputados pues se mueven en una horquilla de entre 14 y 16, que son los que tienen ahora. Y eso a pesar de que España, tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea, gana cinco asientos en la Eurocámara, pasando de los actuales 54 a 59. Cuentan en Génova con que Ciudadanos verá incrementada su representación europea siendo la más beneficiada del aumento de representación.

Si en 2014 la revelación fue Podemos, en 2019 todo apunta a un gran crecimiento de Ciudadanos

Si en las elecciones europeas de 2014 (son cada cinco años) la gran revelación fue Podemos al conseguir cinco eurodiputados cuando los sondeos, en el mejor de los casos, no les vaticinaban más allá de uno, estas pueden ser las de la consagración del partido de Albert Rivera. Sin embargo, también tiene mucho que demostrar en las municipales sobre todo en aquellas comunidades en las que, como en Galicia o País Vasco, su representación es muy exigua, casi inexistente.

En 2014 el PP sacó 16 escaños; PSOE, 14; Izquierda Unida, 6; Podemos, 5; UPyD, 4; Coalición por Europa (CiU), 3; Esquerra pel Dret a Decidir (ERC), 2, los mismos que Ciudadanos y, por último, con un europarlamentario cada uno Los Pueblos deciden (Bildu y BNG) y Primavera Europea (izquierdas regionalistas). El batacazo de las dos grandes fuerzas políticas con respecto a 2009 vaticinó el cambio de mapa electoral español. Tan sólo cinco años antes, populares y socialistas eran incontestables. Así lo atestiguan los 24 eurodiputados del PP y los 23 del PSOE. Eran otros tiempos.