PolíticaPODEMOS

El diputado de Podemos que declara no tener coche entra al Congreso en un BMW

Juan Manuel del Olmo, que carga 100€ a Podemos en gasoil y 300€ en taxis, acude al Congreso en un coche de alta gama no declarado

logo
El diputado de Podemos que declara no tener coche entra al Congreso en un BMW
Juanma Del Olmo conduciendo el BMW no declarado este martes, a su llegada al Congreso de los Diputados.

Juanma Del Olmo conduciendo el BMW no declarado este martes, a su llegada al Congreso de los Diputados. EL INDEPENDIENTE

Resumen:

El diputado de Podemos que más dinero carga al partido en concepto de combustible -pese a no tener coche propio declarado- acude al Congreso de los Diputados en un BMW de alta gama.

Juanma del Olmo llegó ayer en un deportivo al Parlamento este martes, el mismo día en que El Independiente publicaba sus gastos mensuales en combustible -que superan los 100 euros- y en taxis, en los que cargó a Podemos una media de 300 euros al mes.

El diputado de Podemos que más dinero carga al partido en concepto de combustible -pese a no tener coche propio declarado-, Juan Manuel del Olmo, acude al Congreso de los Diputados en un BMW deportivo de alta gama. El diputado por Valladolid llegó en el vehículo al Pleno del Parlamento este martes, el mismo día en que El Independiente publicó sus gastos mensuales en combustible -que superan los 100 euros- y en taxis, en los que cargó a Podemos una media de 300 euros al mes. Todo ello haciendo uso de un vehículo que habitualmente conduce y que no consta en su declaración de bienes del Congreso ni del partido. Ese mismo coche cambió de titularidad y pasó a nombre de un familiar en febrero de 2016, apenas unos meses antes de que Juan Manuel del Olmo diera parte de sus propiedades. Podemos rechaza pedir explicaciones al parlamentario y advierte de que todas las formas de transporte son “legales” y “necesarias para cumplir con su trabajo en tiempo y forma”.

Pese a no estar a su nombre, Del Olmo llegó este martes en el BMW que frecuentemente utiliza y -tal como se ve en la imagen- lo introdujo en el parking del Congreso de los Diputados, donde Podemos sí mantiene sus plazas de garaje pese a haber renunciado a coches oficiales. Podemos ha rechazado pedir explicaciones al diputado y ha amparado esta práctica.

La portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, una de las personas más próximas a Del Olmo, evitó valorar esta situación. Preguntada sobre el asunto en la rueda de prensa del Congreso de los Diputados, la portavoz señaló que “nuestros diputados vienen de formas muy diversas al Congreso”, y pasó a enumerar las fórmulas de transporte de los diputados eludiendo cualquier referencia directa a de Del Olmo.

Montero aprovechó el caso de Del Olmo para hacer una campaña a favor del sector del taxi

“Algunas personas vienen caminando; otras personas vienen en taxi, que es un servicio público como ustedes saben”, comenzó la diputada, aprovechando para hacer campaña contra otros medios como Uber o Cabify y fomentando el sector del taxi, que “que mantiene a muchas familias que viven y que está sufriendo un problema de uberización“. “Otras personas vienen en coche privado, algunos de su propiedad, otros que se lo prestan, otras con coches que son propiedad del partido, lo que no hacemos es usar los coches oficiales porque renunciamos a este tipo de privilegios, y otras vienen en autobús o metro que son transportes públicos que hay en España”.

La diputada continuó con prolija enumeración: “Las personas que viven fuera de Madrid llegan al Congreso de los Diputados en avión, en tren, y a veces en coche desde sus localidades y luego cogen un taxi desde el avión o tren para llegar aquí. Esas son las diferentes vías de llegada de nuestros diputados y no sé si hay alguna más que deberíamos usar y no usemos o que a ustedes les moleste”.

El Reglamento Interno de Podemos para cargos electos tiene un compromiso ecológico y establece que el medio de transporte preferente debe ser el transporte público, aunque entre los más de 2.000 gastos que Del Olmo cargó a Podemos en cinco meses no venía registrado ningún billete de Metro ni de Autobús. Aun así, Montero aprovechó la pregunta relativa este caso y no perdió la ocasión para hacer un alegato del ecologismo. “Hay algunos diputados, por último, que vienen en bici”, advirtió, “intentando mejorar un poco la calidad de nuestro aire, que como saben es uno de los problemas que tiene nuestra ciudadanía”.

La portavoz parlamentaria, preguntada de nuevo por Del Olmo tras la detallada descripción de las formas de transporte, abogó por defender al diputado y señaló que todas las formas de transporte son “legales” y “necesarias”: “Hasta donde yo sé la forma en que llegan los diputados al Congreso son formas legales, útiles y necesarias para llegar a cumplir su trabajo en tiempo y forma y no puedo más que extrañarme de la pregunta que usted me hace. Y decirles que nosotros procuramos hacer uso de transporte público”, señaló ayer la diputada.

Juanma del Olmo es una de las personas del núcleo duro de Podemos y su ascenso ha venido de la mano precisamente de Irene Montero, con quien mantiene una estrecha amistad y con quien compartió etapa en la Unión de Juventudes Comunistas de España. A raíz del último congreso de Vistalegre II Del Olmo entró en la ejecutiva en la Secretaría de Comunicación -un área creada expresamente-, y ha sido el ideólogo de las estrategias más polémicas de Podemos, como el Tramabús, un autobús para “desvelar” las tramas de corrupción, o la cuenta de fake news del partido, para “desmontar” las “difamaciones” de la prensa. La estrategia de comunicación de Podemos también cambió a raíz de su nombramiento: optó por centralizar todo el flujo de información y establecer un restrictivo criterio: cualquier declaración pública de algún dirigente del partido debe contar con su autorización previa.

El aumento de poder del diputado por Valladolid iba en paralelo a la escalada de Montero, que ganaba posiciones en Podemos como posible sucesora de Pablo Iglesias. Actualmente la cúpula de Podemos está controlada en buena medida por personas de máxima confianza de Montero, entre ellos Del Olmo, y la estrecha relación del núcleo duro del partido con el diputado explicaría la falta de condena del partido a este caso.

Cenas de 300 euros en marisquerías

Además de los 1.052 euros que Del Olmo cargó a Podemos en tres meses por 47 trayectos de taxis, y las múltiples facturas de gasoil, el diputado no escatimó a la hora de presentar gastos en restaurantes para que la formación le reembolsara. Así, constan desayunos y comidas, pero sobre todo cenas.

Destaca la cena en una marisquería muy céntrica y próxima al Congreso que tuvo lugar el martes 21 de marzo del año pasado. La factura se emitió cerca de de medianoche por un importe de 312 euros y corresponde a los gastos de 12 menús de 26 euros por cabeza, según especifica el documento.

Entre las curiosidades que Del Olmo ha cargado a Podemos está la cena de la noche del viernes 18 de mayo en el restaurante peruano de La Cevicuchería, un local también situado en las inmediaciones del Parlamento. Lo más llamativo de la factura no es el importe -que asciende a 62,1 euros-, sino la hora de la factura, que se pagó a las 03.22 horas de la mañana. Esa misma semana, un par de días antes, también cargó al partido la factura de una cena por valor de 30 euros en El Caldero, en la madrileña calle Huertas y a 500 metros del Congreso de los Diputados.