Carles Puigdemont está empeñado en dotar de contenido su «Espacio Libre de Bruselas», y la primera justificación para el futuro consejo de la república con el que quiere mantenerse en la brecha del debate independentista es la «internacionalización» del proceso. A ese empeño responde la visita que el ex presidente catalán hará el próximo domingo a Ginebra, la ciudad suiza a la que huyó Anna Gabriel, para participar en un debate sobre la independencia de Cataluña.

El debate se enmarca en el Festival de Cine y Foro de los Derechos Humanos (FIFDH) que se clausurará con la proyección de la película «Cataluña: España al borde de una crisis de nervios», de Sylvain Louvet, Gary Grabli y Julie Peyrard. Tras la proyección del film se celebrará un debate sobre la autodeterminación en Cataluña, ha explicado la organización.

En pleno debate sobre la presentación de un tercer candidato a la investidura catalana, sin que de momento se haya votado en el Parlament ninguna propuesta tras la renuncia de Carles Puigdemont y la negativa del Tribunal Supremo a excarcelar a Jordi Sánchez, el proceso de «construcción» de las estructuras exteriores que debían preservar la legitimidad de Puigdemont como presidente está paralizado.

No hay fecha para la celebración de la Asamblea que debía nombrarlo presidente de ese Consejo, integrado presumiblemente por los ex consejeros que le acompañaron en su huida a Bruselas, y el líder de JxCat necesita reivindicarse más allá de las entrevistas concedidas a medios independentistas y extranjeros -los medios españoles no independentistas están de momento excluidos de su agenda-.

En el debate participará además la expresidenta de turno de Suiza en 2011 y exministra de Asuntos Exteriores de la Confederación Helvética Micheline Calmy Rey, entre otras personalidades, que aún no han sido anunciadas por la organización. El FIFDH organizará además una rueda de prensa aprovechando la presencia de Puigdemont en Ginebra, ciudad a donde huyó recientemente de la Justicia española la dirigente de la CUP Anna Gabriel.

Se trata del segundo viaje de promoción de la causa independentista por Europa que emprende Puigdemont, tras la participación en un debate en la Universidad de Copenhague el pasado 22 de enero.