Política

El PP deja sola a Cifuentes en la polémica por la presunta falsificación de notas de un máster

La presidenta de la Comunidad de Madrid acusa a la oposición de intentar "minarme" y "deteriorarme"

logo
El PP deja sola a Cifuentes en la polémica por la presunta falsificación de notas de un máster
Cifuentes junto a Maillo el pasado 21 de marzo en el Congreso, días antes de que saliera a la luz la polémica de su máster.

Cifuentes junto a Maillo el pasado 21 de marzo en el Congreso, días antes de que saliera a la luz la polémica de su máster. EFE

Resumen:

Cifuentes apuntó a la dirección nacional el pasado martes cuando Errejón le preguntó por qué no adoptó nunca medidas disciplinarias contra González o Granados. La presidenta de la Comunidad de Madrid no ha hablado ni con María Dolores de Cospedal ni con Martínez Maíllo, sí con Rafa Hernando. El rector y los catedráticos "no van a mentir por Cifuentes. Ahí están sus calificaciones y su tribunal", afirman fuentes de su equipo.

Silencio. Génova se mantuvo este miércoles silente en mitad de la polémica sobre la supuesta falsificación de dos notas para la obtención de un máster en Derecho Autonómico por parte de Cristina Cifuentes. Ninguno de sus compañeros de filas salió públicamente en su defensa tras conocerse la información de eldiario.es, ni siquiera tras la rueda de prensa que ofreció el rector de la Universidad Rey Juan Carlos apelando a la normalidad de todo el proceso. En el entorno de la presidenta de la Comunidad de Madrid justifican que se trata «de un tema personal» que no exige excusarla, aunque la repercusión del caso dista mucho de ser un asunto de consumo interno.

Quizá sea ese silencio público el que dé la auténtica dimensión de la trascendencia que el tema tiene para los populares, con una baronesa territorial cuestionada llamada a volver a aspirar a la presidencia autonómica en las elecciones de mayo de 2019. Quizá haya pesado en el ánimo de la dirección nacional el contenido de sus respuestas en la comparecencia del martes ante la comisión parlamentaria que estudia las cuentas del PP. Allí replicó a su más que seguro oponente de Podemos, Íñigo Errejón, que no era a ella a la que le correspondía, en calidad de responsable del comité de garantías del partido, haber actuado en su momento contra Ignacio González y Francisco Granados, tomando medidas disciplinarias.

Cifuentes no ha hablado ni con Cospedal ni con Martínez Maillo, sí con Rafa Hernando

Uno como presidente de la Comunidad y el otro como senador dependían en su momento, dijo, de la disciplina del comité de derechos y garantías nacional. El balón lanzado a la planta séptima de Génova puede haberse vuelto en su contra sobre todo habida cuenta de que el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, junto al portavoz del Grupo parlamentario Popular, Rafa Hernando, la acompañaron al Congreso en un séquito formado casi por una veintena de diputados nacionales que querían escenificar su apoyo y que la diputada de Podemos Carolina Bescansa calificó de «palmeros».

Nada que ver con lo que ocurrió ayer. De hecho, parece que la presidenta autonómica solo ha hablado este miércoles con el portavoz parlamentario, no así con Maíllo ni, tampoco, con la secretaria general popular, María Dolores de Cospedal. Maíllo ha eludido la cuestión cuando, preguntado por los periodistas en los pasillos del Congreso, se ha limitado a comentar que «no conozco en detalle el tema, por lo tanto no puedo hablar». Por contra, dirigentes del PP madrileño creen que a la baronesa territorial «la quieren hundir» y apuntan a Podemos, pero también a Ciudadanos. En todo caso no ha habido manifestaciones públicas de respaldo.

El rector y los catedráticos «no van a mentir por Cifuentes. Ahí están sus calificaciones y su tribunal»

En cuanto a las versiones contradictorias que ofrecieron al diario digital que publicó la noticia de la que un día después han dado el propio rector y los dos catedráticos implicados de la Rey Juan Carlos, fuentes de la Comunidad admiten que, efectivamente la primera versión no pudo ser contrastada y que así se advirtió a la periodista. Se le pidió tiempo para poder completar la información, pero la noticia se publicaba este miércoles. Alegan los mismos medios que Javier Ramos, Pablo Chico y Enrique Álvarez Conde -esto es, el rector y los dos catedráticos que han comparecido en rueda de prensa- «no van a mentir por Cifuentes. Han salido porque se está poniendo en tela de juicio las falsedad de una notas, pero ahí están sus calificaciones y su tribunal» examinador, aducen.

Cifuentes rompió su silencio por la noche en el programa «El Cascabel» donde, en una comunicación telefónica, acusó a la oposición de Podemos y del PSOE de intentar «minarme y deteriorarme» y de usar «cualquier cosa para desacreditar al adversario». Tras asegurar que ha recibido apoyo de su partido, pero que era complicado «opinar de un tema que no conocen», ha anunciado que «si alguien cree que voy a dar un paso atrás están absolutamente equivocados».

Asimismo, ha dicho lamentar no haber salido antes públicamente «pero prefería hacerlo con los papeles, que no mienten, porque lo que se está diciendo -ha agregado- son ataques construidos sobre la falsedad más absoluta». Respecto a si va a actuar judicialmente en contra el medio de comunicación que ha publicado estas informaciones, se ha declarado poco partidaria aunque «veré con mi abogado si cabe algún tipo de actuación». En todo caso, no es optimista: «supongo que mañana será una cosa y pasado otra», pero que su intención es seguir trabajando.

Comentar ()