Política

Una diputada del PP renuncia al sueldo del Congreso para cobrar 29.000€ más como edil

Ángeles Esteller.

Ángeles Esteller. EP

La nueva diputada del PP María de los Ángeles Esteller Ruedas, que sustituye en el escaño a Jorge Moragas, ha renunciado al sueldo del Congreso de los Diputados para poder seguir cobrando su remuneración como concejala de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona, que suma 29.000 euros más.

La Comisión del Estatuto del Diputado ha aprobado la renuncia de la asignación básica que reciben todos los diputados al mes, 2.842 euros, para poder seguir percibiendo sus retribuciones como concejala, ya que no puede recibir dos sueldos públicos. Sí percibirá del Congreso la indemnización para gastos de alojamiento durante sus estancias en Madrid, consistentes en 1.842 euros al mes.

Los diputados rasos de provincias cobran, con esa indemnización, un sueldo base de 55.644 euros al año, que pueden aumentar en función de que también trabajen en comisiones parlamentarias como presidentes, vicepresidentes o portavoces. Según el portal de transparencia del Ayuntamiento de Barcelona, Ángeles Esteller cobra como portavoz adjunta del grupo de tres ediles del PP 84.532 euros anuales, a los que ahora sumará los 1.842 euros correspondientes a manutención y alojamiento.

En la mayoría de casos de concejales o alcaldes con acta en el Congreso o el Senado, la renuncia se produce al sueldo municipal, generalmente más bajo que el del escaño. En el caso de Barcelona no es así. La alcaldesa, Ada Colau, tiene un salario asignado de 100.000 euros brutos al año; los portavoces municipales cobran 92.600 y los concejales 77.649 euros. No obstante, los ediles de Barcelona en Comú, incluida la regidora, aseguran cobrar un salario neto de 30.88 euros anuales, 2.200 al mes en 14 pagas, ya que el resto lo donan al partido para su financiación y para sufrgar proyectos sociales a través de la cooperativa La Filadora.

La sustituta de Moragas es licenciada en Derecho por la Universidad de Barcelona y tiene un máster en Derecho Societario y Tributario por la Escuela Universitaria Abad Oliva. Mujer de confianza del portavoz del PP en el Ayuntamiento, Alberto Fernández Díez, hermano del ex ministro Jorge Fernández Díez, Esteller ha trabajador en la asesoría jurídica de la Diputación de Barcelona, donde también fue portavoz del PP entre 2003 y 2007. Es vicesecretaria de Acción Sectorial del PP en Cataluña y consejera del Área Metropolitana de Barcelona y del Consell Comarcal desde 2016, según su ficha de diputada.

Su renuncia al sueldo del Congreso, que le ha granjeado críticas de sus compañeros de partido, se produce en plena polémica por las retribuciones de sus señorías. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, propuso el domingo limitar la subida salarial de diputados, senadores y miembros del Gobierno al 0,25%, en consonancia con la previsión de subida que se aplica a los pensionistas.

Acto seguido, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, abogó por recortar el salario de sus señorías. «Las pensiones contributivas en nuestro país suponen de media 1.000 euros al mes. Los diputados ganan de media más de 4.000 euros al mes, seguramente. Creo que más que proponer que se suba el sueldo a sus señorías, lo que habría que hacer es bajárselo», defendió el lunes en rueda de prensa, recodando que el código ético de su partido obliga a los parlamentarios a donar parte de su sueldo para no percibir una cantidad superior a la suma de tres salarios mínimos.

Por su parte, el PP calificó de «simplismo y populismo» la propuesta de Sánchez mientras que Ciudadanos criticó que fuera la «gran propuesta» del PSOE tras cuatro días de reuniones en la Escuela de Buen Gobierno. «Podríamos estar de acuerdo con la medida concreta. Lo que nos sorprende es que después de una Escuela de Buen Gobierno anunciada a bombo y platillo, después de estar reunido el PSOE con todos, o con parte de sus dirigentes durante el fin de semana, la gran propuesta de Pedro Sánchez para dignificar las pensiones de los jubilados sea que se suba un 0,25% el sueldo de los diputados», reprochó José Manuel Villegas, secretario general de C’s.

El Congreso decidió el pasado mes de septiembre que en los Presupuestos Generales de 2018, pendientes de presentación y aprobación, el sueldo de los diputados subiría este año al menos un 1,5%, en sintonía con la subida salarial que el Gobierno aprobara para los funcionarios y que al final se ha fijado en un 1,75%. Ese incremento supone cerca de 50 euros más cada mes.

Las retribuciones de los parlamentarios, que fueron objeto de una reducción del 10% en 2010, cuando empezaron los ajustes presupuestarios por la crisis económica, estuvieron congeladas hasta el ejercicio de 2017, año en el que tuvieron un aumento de un 1%, igual que los funcionarios.

Te puede interesar

Comentar ()