Clara Souto, que figuraba como vocal del supuesto tribunal que evaluó el Trabajo de Fin de Máster (TFM) de Cristina Cifuentes, ha reconocido que la firma que aparece junto a su nombre en el acta esgrimida por la presidenta madrileña para defender la validez de su título, es falsa, según adelanta la Cadena SER. Es la segunda profesora, después de que este jueves lo reconociera Alicia López de los Mozos, que admite que el documento está falsificado y que alguien ha reproducido sus firmas sin permiso.

Este mismo viernes, el presunto director del máster Enrique Álvarez Conde ha reconocido en una entrevista concedida a Onda Cero que el acta fue «reconstruida» a instancias del rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Javier Ramos, en tan solo tres horas, antes de que se produjera la rueda de prensa del pasado 21 de marzo, primer día de la polémica.

Ramos, posteriormente, ha negado que presionara a Álvarez Conde y, en una comparecencia ante los medios de comunicación, ha hecho públicos los datos derivados de la información reservada iniciada por la URJC y puestos en conocimiento de la Fiscalía provincial. Entre otras cosas, que no consta ningún acta de la defensa del TFM, y que por tanto la que enseñó Cifuentes es falsa; que no consta en ningún sitio la memoria de entrega y realización del TFM; y que no se puede demostrar que éste trabajo llegara a defenderse en algún momento.

López de los Mozos llegó a declarar incluso que el tribunal no existió y que nunca llegó a reunirse, pese a que Cifuentes acabó obteniendo un 7,5 en su trabajo final de máster. Ahora Souto confirma esa misma tesis. Álvarez Conde, presunto director del trabajo, asegura que no hay registros digitales del mismo porque se comunicaban por escrito, y que la «alumna Cifuentes» se lo hacía llegar a través de un chófer, mismo medio por el que él se lo devolvía después.

Cristina Cifuentes, preguntada por los detalles de su supuesta defensa del TFM, se ha limitado a contestar este viernes que la realizó «ante tres personas». En anteriores comparecencias, aseguró que se realizó el 2 de julio a primera hora de la tarde, aunque ninguno de los supuestos integrantes del tribunal recuerda que esa cita se produjera nunca.