Una de las profesoras que han declarado ante la Policía por la falsificación de documentos en el caso del máster de Cristina Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos ha asegurado a los agentes que posee grabaciones en las que Enrique Álvarez Conde, el director del Instituto de Derecho Público de la URJC, llega a amenazar con frustar su carrera en la universidad si la docente no participaba del engaño.

Según informa eldiario.es, esta profesora ha declarado ante los agentes que Álvarez Conde, a quien el rector apunta como responsable principal de las irregularidades, la presionó para participar en el engaño y prestarse a la falsificación del supuesto acta del Trabajo de Fin de Máster (TFM) que Cifuentes utilizó posteriormente para defender que había realizado y defendido su trabajo.

De acuerdo al relato de este medio, la profesora ha asegurado que posee las grabaciones de estas conversaciones, aunque no las ha aportado todavía. La declaración se ha producido ante los agentes de la Policía Nacional adscritos a la Fiscalía, que investiga el caso después de que se lo remitiera la propia universidad al apreciar “indicios de delito” en la información reservada abierta para tratar de aclarar las circunstancias del caso.

Los delitos se refieren principalmente al de falsedad documental, y conciernen al falso acta de defensa del TFM enviado por Cifuentes a los medios. La presidenta madrileña asegura que a ella se lo remitió la universidad. Enrique Álvarez Conde reconoció en una entrevista en Onda Cero que había ordenado “reconstruir” el documento por orden del rector de la universidad, Javier Ramos, que horas después negó tajantemente este extremo.

En cualquier caso, tanto las profesoras Alicia López de los Mozos como Clara Souto ya han confirmado que sus firmas, que aparecían en ese acta, son falsas y que ellas nunca participaron del tribunal ni evaluaron a Cristina Cifuentes. La presidenta madrileña sigue sosteniendo que defendió su TFM el 2 de julio de 2012 en Vicálvaro, a primera hora de la tarde, pero hasta el momento no ha aparecido ningún profesor que acredite haber formado parte de ese supuesto tribunal.