PolíticaEL ESCÁNDALO DEL MÁSTER

El profesor que no recordaba a Cifuentes porque “no era famosa”, también imputado

Pablo Chico atribuyó a un error informático que la ex presidenta madrileña figurara como 'no presentada' en su asignatura cuando se personó en el examen y él lo corrigió "personalmente" / Su materia se impartió antes de que Cifuentes se matriculara

logo
El profesor que no recordaba a Cifuentes porque “no era famosa”, también imputado
El catedrático Pablo Chico de la Cámara, en primer plano, junto a Javier Ramos y Enrique Álvarez Conde el pasado 21 de marzo.

El catedrático Pablo Chico de la Cámara, en primer plano, junto a Javier Ramos y Enrique Álvarez Conde el pasado 21 de marzo. A. S.

Resumen:

El catedrático Pablo Chico de la Cámara, profesor de Cristina Cifuentes en el máster bajo sospecha y quien dijo que no recordaba a esta alumna porque entonces “no era tan famosa”, ha sido también citado a declarar en calidad de imputado.

Si no hay cambio de fechas, este doctor en Derecho Financiero y Tributario tendrá que comparecer ante la juez que instruye el caso el próximo 25 de junio.

La imputación en la causa del máster explica la dimisión de Pablo Chico como presidente del Tribunal Económico-Administrativo del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Cuando estalló el escándalo, Chico de la Cámara atribuyó a un problema informático a la hora de introducir las calificaciones en el sistema que hubiera aparecido Cifuentes como ‘No presentada’ en su asignatura y dijo que él “personalmente” corrigió su examen.

La asignatura de este docente se terminó de impartir más de un mes antes de que la entonces Delegada del Gobierno en Madrid se matriculara en este curso de posgrado.

El catedrático Pablo Chico de la Cámara, profesor de Cristina Cifuentes en el máster de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) bajo sospecha y quien dijo que no recordaba a esta alumna porque entonces “no era tan famosa”, ha sido también citado a declarar en calidad de imputado por la juez que investiga las irregularidades en torno a este curso de posgrado. Si no hay cambio de fechas, el docente tendrá que comparecer ante la instructora el próximo 25 de junio.

Según ha podido conocer El Independiente en fuentes conocedoras de la investigación, la titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, dictó una providencia a finales de la pasada semana en la que llamaba al procedimiento en calidad de imputado a Chico de la Cámara. No ha trascendido de qué le acusa, aunque todo hace indicar que tendrá que defenderse de la posible comisión de un delito de prevaricación administrativa al igual que la profesora Alicia López de los Mozos.

Precisamente este martes se ha hecho pública la dimisión de Pablo Chico de la Cámara como presidente del Tribunal Económico-Administrativo del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, sin que el Ayuntamiento madrileño haya detallado los motivos de dicha decisión. Sin duda, la renuncia se explica por su imputación en este procedimiento penal.

Catedrático de Derecho Financiero y Tributario y director del departamento de Derecho Público y Ciencia Política de la URJC, Pablo Chico impartía una de las dos asignaturas que inicialmente figuraban en el expediente académico de Cifuentes como ‘No presentada’ -concretamente La financiación de las comunidades autónomas y las entidades locales– y en la que terminó apareciendo con un notable (7.5).

Cuando estalló el escándalo, Chico de la Cámara atribuyó a un problema informático a la hora de introducir las calificaciones en el sistema que hubiera aparecido Cifuentes como ‘No presentada’ en su asignatura. De ese error no se habría tenido constancia hasta que la alumna solicitó la expedición del título acreditativo de haber cursado este máster (‘Derecho Público del Estado Autonómico’) en octubre de 2012, más de dos años después de su conclusión.

La imputación en la causa del máster explica la dimisión de Pablo Chico como presidente del Tribunal Económico-Administrativo del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón

“Recuerdo que me llamaron de secretaría porque había una persona que alegaba que había terminado mi asignatura y no aparecía como aprobada. Yo lo cotejé y revisé esa calificación y otras. Por lo que he detectado, sí que debió pasar en esa asignatura que no se guardaron todas las calificaciones y ha habido algún otro ejemplo”, justificó el profesor el pasado 21 de marzo.

¿El señor Pablo Chico le hizo exámenes a la señora Cifuentes y los aprobó?, lanzó un periodista en el curso de esa misma conferencia de prensa ofrecida junto al rector de la URJC, Javier Ramos, y el catedrático Enrique Álvarez Conde. “En ese momento, probablemente no era tan famosa y no recuerdo a esa persona ni tampoco a todos los alumnos que yo tengo durante mi vida académica. Sí que recuerdo que esa persona ha hecho el examen porque he podido ratificarlo”, se zafó el aludido.

Entre la documentación que Cristina Cifuentes facilitó a la prensa el día que trascendieron las presuntas irregularidades figura el correo electrónico que Chico de la Cámara envió a media mañana del 23 de octubre de 2014 a la funcionaria Amalia Calonge -ya imputada en la causa por modificar las dos calificaciones que teóricamente no había superado la entonces Delegada del Gobierno en Madrid- con el siguiente texto: “Tal como hemos hablado por teléfono, te apunto que la persona Cristina Cifuentes Cuencas obtuvo la calificación de Notable en el Máster de Hacienda Autonómica y Local (sic) en el año académico 2011-2012. Sin embargo, aparece como ‘No presentada’. Quedo a tu disposición para cualquier aclaración sobre el particular”.

Pablo Chico atribuyó a un error informático que la ex presidenta madrileña figurara como ‘no presentada’ en su asignatura y dijo que él corrigó su examen

Como reveló eldiario.esLa financiación de las comunidades autónomas y las entidades locales es una de las cinco asignaturas que ya se habían impartido cuando la ya ex presidenta de la Comunidad de Madrid se matriculó en el máster. Ella formalizó su inscripción el 21 de diciembre de 2011 y la exposición de esa materia por parte del profesor titular había terminado más de un mes antes, concretamente el 19 de noviembre.

Con todo, Pablo Chico insiste en que Cifuentes “se personó al examen” en junio de 2012. Y asegura tener plena certeza de ello porque fue él quien lo corrigió “personalmente”, según mantenía en un escrito que la ex dirigente del PP de Madrid exhibió durante su comparecencia en la Asamblea de Madrid el pasado 4 de abril.

Llama la atención la explicación del catedrático cuando en la guía docente de su asignatura correspondiente a la promoción anterior del mismo máster (2010-2011), que obra en poder de este diario, se establece en el “80 %” el mínimo de asistencia a clase. Cifuentes no pudo asistir a ninguna de las sesiones por la sencilla razón de que no era alumna del máster cuando esa materia -integrada por seis lecciones- se impartió, no habiendo manifestado en ningún momento que hubiera obtenido la ‘dispensa académica’.

La asignatura del catedrático Pablo Chico se terminó de impartir más de un mes antes de que Cifuentes se matriculara en el máster

La citación como investigado de Chico se produce después de que la titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid suspendiera la declaración como testigo de la profesora de la URJC Alicia López de los Mozos y la imputara en el caso como posible autora de un delito de prevaricación administrativa, al avenirse a calificar a alumnos que no habrían cursado el máster. López de los Mozos valoró con sobresaliente a Cifuentes en dos asignaturas que ya se habían impartido cuando ésta se matriculó en el máster: Los ordenamientos jurídicos autonómicos: su incidencia en el sistema de fuentes -junto a la catedrática Rosario Tur- y La Unión Europea y los sistemas de descentralización política, ofrecida con el profesor de la Universidad de Valladolid Alfredo Allué.

Pablo Chico está citado a declarar el próximo 25 de junio, día en que también tendrán que comparecer ante la juez Rodríguez-Medel otros tres imputados: el catedrático Enrique Álvarez Conde, director del instituto de la URJC que ofreció el máster y tutor de Cristina Cifuentes; María Teresa Feito, ex asesora de la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid y quien se personó en la Universidad el día que saltó el escándalo para intentar frenarlo, y la citada López de los Mozos.

“Legalidad vigente”

Álvarez Conde era el profesor de la otra asignatura que no aparecía como aprobada en un principio en el expediente académico de Cifuentes: el Trabajo Fin de Máster (TFM), supuestamente titulado El sistema de reparto competencial en la seguridad ciudadana. El veterano profesor ha reconocido públicamente que nunca llegó a leer la versión final del ensayo supuestamente defendido por la entonces Delegada del Gobierno en Madrid el 2 de julio de 2012.

“En mis 31 años de catedrático he actuado siempre conforme a la legalidad vigente”, defendió Álvarez Conde ante la prensa el pasado 21 de marzo, días antes de reconocer en una entrevista en Onda Cero que compelido por el rector intentó reconstruir “una hipotética acta” de la defensa del TFM de Cifuentes de la que materialmente se encargó la profesora Cecilia Rosado (supuesta secretaria en el tribunal ‘fantasma y que ha declarado ya como imputada). “No tengo ninguna responsabilidad legal porque no está mi firma en ningún sitio”, mantuvo.