Política

Errejón arropa a Iglesias y Montero por el "intolerable acoso y violación de su vida privada"

La portavoz de Podemos defiende en el Congreso la idoneidad de la consulta e Iglesias conmina a sus barones a hacer lo mismo.

Iñigo Errejón, en el Congreso de los Diputados.

Iñigo Errejón, en el Congreso de los Diputados. EFE

El secretario de Análisis Estratégico de Podemos, Íñigo Errejón, ha asegurado este lunes que en la polémica por la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero «se han cruzado demasiadas líneas rojas» y se ha llegado a una situación «intolerable», ante la que ha dicho: «Voy a estar donde me necesiten».

«Esto ya no tiene que ver ni con la compra de un piso ni con la consulta. En mi opinión estamos ante una situación intolerable de acoso y violación de la intimidad y la vida privada y eso tiene que tener límites», ha dicho Errejón en los pasillos del Congreso tras denunciar que «se han cruzado líneas rojas que no se debían cruzar».

«Así que voy a estar donde haga falta y donde me necesiten» porque «hay cosas en política que no se deben permitir», ha insistido preguntado por las opiniones de algunos compañeros que han cuestionado la conveniencia de convocar una consulta para que los inscritos decidan si Iglesias y Montero tienen que dimitir.

Errejón, que apoyará en la consulta a Iglesias y Montero, ha defendido el derecho del secretario general a convocar una consulta si así lo cree oportuno porque es quien tiene la competencia. No ha querido, sin embargo, valorar su decisión «personal» de comprarse una casa de más de 600.000 euros, y ha asegurado que no es momento de «consideraciones políticas, sino que hay que tener consideraciones humanas». Así, ha insistido: «Ante el acoso y violación de la intimidad de dos compañeros, voy a estar donde me necesiten».

Montero e Iglesias defienden la consulta

Errejón ha acompañado el cierre de filas escenificado por los propios Montero e Iglesias tras el paraguas de la consulta a las bases sobre su continuidad. En ese sentido, la portavoz de Podemos en el Congreso ha recordado que en su partido no decide ningún barón territorial ni municipal y que es «la gente» la que tiene que decidir si Pablo Iglesias y ella misma siguen siendo merecedores de confianza para seguir ejerciendo sus responsabilidades.

Montero, en declaraciones en los pasillos del Congreso, respondía así ante las criticas de algunos dirigentes territoriales de su partido que han cuestionado la conveniencia de realizar una consulta a los inscritos tras la polémica suscitada por el chalé de mas de 600.000 euros que se han comprado Iglesias y Montero.

Según Montero, la compra de esa vivienda ha generado un debate sobre si el secretario general del partido y ella misma son «creíbles y confiables» para seguir ocupando sus responsabilidades, por lo que «lo mejor es que lo digan los inscritos y las inscritas». «Luego cada cual, según la posición que ocupe, que decida si participa o no, pero yo no le estoy preguntando a la gente si le parece bien o mal la casa en la que vivo. Le pregunto si soy creíble y confiable para seguir desempeñando las responsabilidades que ahora mismo estamos ocupando», ha subrayado.

Pablo Iglesias, por su parte, ha mantenido la misma línea que Montero y ha conminado a los líderes territoriales de su partido a hacer lo mismo si en el futuro «se ven en la misma situación», en un mensaje claramente dirigido a la rama Anticapitalista, especialmente fuerte en Andalucía por la influencia de Teresa Rodríguez.

Comentar ()