Política

Iglesias "cambiará cosas" para evitar fotos de casas de los políticos si llega al Gobierno

"No deseo ver fotografías de la casa de Pedro Sánchez, de dónde se acuesta su hija, ni de dónde duerme la de Rivera"

Pablo Iglesias en su escaño del Congreso este lunes. EFE

«No deseo ver fotografías de las casas en las que vive el señor Pedro Sánchez, no deseo ver fotografías de dónde se acuesta su hija, tampoco deseo ver una foto de dónde duerme la hija de Rivera. La hija de Rivera tiene derecho a entrar en una vivienda que el conjunto de los españoles no hayan tenido que ver en decenas o miles de fotos que se han publicado. Creo que con nosotros se han atravesado ciertas líneas rojas. Si a partir del lunes seguimos contando con el apoyo de los inscritos les aseguro que me da una enorme fuerza para intentar ganar las próximas elecciones en este país y cambiar algunas cosas para que se recupere un poquito de dignidad».

Pablo Iglesias se ha mostrado especialmente desanimado este martes en el Congreso, donde ha anunciado que «cambiará cosas» si alcanza el Gobierno para evitar la exposición pública de políticos como la que están viviendo estos días el secretario general de Podemos y su pareja, la portavoz parlamentaria, tras la compra de su chalet de 600.000 euros. Al respecto, ha insistido en que no supone ninguna incoherencia con el discurso de Podemos.

«Yo he tenido que renunciar a muchas cosas por tener una exposición pública: a ir en metro, en autobús o a ir en mi propio ciclomotor como hacía antes. Eso tiene que ver con un nivel de exposición grande y con ciertos problemas de seguridad que nos indicaron», ha explicado, relatando las fotografías que le hacen los paparazzis cuando pasea a sus perros o cuando va con su compañera a una revisión ginecológica. «Pero creo que es legítimo que cuando uno va a ser padre quiera intentar que sus hijos tengan una vida distinta», ha defendido.

El líder de Podemos ha admitido estar afectado por la polémica de su chalet y ha recriminado a los periodistas que le pregunten por asuntos como las condiciones de su hipoteca que, según él, «nadie en España ha tenido que responder» públicamente a una cuestión similar. «Soy un ser humano, a mí las emociones se me notan, para bien y para mal. Lo que estoy viviendo no es fácil y si obtengo el apoyo de los militantes de mi partido creo que me he endurecido como nunca para pelear para ser el próximo presidente de este país», ha explicado en declaraciones en los pasillos del Congreso.

«Ojalá algunos aprendan y en el futuro podamos conocer las hipotecas que pagan todos los políticos», ha afirmado, tras negar un trato de favor de la Caja de Ingenieros a su hipoteca personal por el hecho de que Podemos ingrese en esa entidad el dinero procedente de los donativos que recibe. En este sentido, Iglesias ha calificado de «condiciones habituales» el tipo variable del 1,5% el primer año y del 1,25% los 29 restantes más el euríbor. «Además, la firma de la hipoteca implica suscribir una serie de seguros con la Caja de Ingenieros como el seguro de hogar, dos de vida y la domiciliación de las nóminas», ha añadido, ironizando con que dará a los periodistas las facturas de la luz y el agua cada mes.

Sobre las relaciones de Podemos con la caja de ahorros, ha admitido que el partido que dirige trabaja con ella, junto a Ibercaja, Triodos Bank y Fiare, por ser «bancos que aseguran un comportamiento ético dentro del sistema financiero». «Una de las razones por las que Irene y yo elegimos la Caja de Ingenieros no es sólo la rentabilidad y la solvencia demostrada, sino porque hasta donde sabemos nunca han llevado a cabo un desahucio», ha aclarado.

Preguntado sobre la participación en la consulta iniciada hoy sobre su continuidad al frente del partido, Iglesias ha «augurado» que será alta y que «va a votar mucha gente». Ha negado que en algún momento se haya planteado dejar el polémico chalet y ha asegurado «con toda humildad» que el plebiscito sobre su figura es «una lección de lo que tiene que hacer un dirigente cuando se le cuestiona, que es poner su cargo a disposición de las bases». «Eso no lo ha hecho ningún partido en este país», ha insistido, reprochando al PSOE que hiciera campaña electoral contra el PP para luego acabar absteniéndose en su investidura.

Comentar ()