Pablo Iglesias vuelve a insistir en la moción de censura. El secretario general de Podemos ha sido el primer líder nacional en pronunciarse sobre la sentencia de la trama Gürtel por la que se condena a 30 años de cárcel al ex tesorero del PP Luis Bárcenas y en la que el Partido Popular es también condenado a título lucrativo. Iglesias ha reaccionado a través de las redes sociales minutos después de publicarse la sentencia, y ha llamado al PSOE a emprender esta iniciativa parlamentaria, que Unidos Podemos presentó sin éxito hace ahora un año.

«La sentencia de hoy debería tener como respuesta una moción de censura de la oposición», ha señalado el dirigente en Twitter, donde ha apelado directamente a los socialistas, a quienes ha ofrecido su apoyo. «Estamos dispuestos a apoyar a Pedro Sánchez si la presenta. La democracia no puede soportar delincuentes a los mandos del Gobierno», ha determinado el máximo responsable de Podemos.

«Nosotros presentamos una moción de censura de dignidad democrática y ya cumplimos con nuestro deber. Ahora le toca al partido que encabeza la oposición y contará con nuestro apoyo». «Los partidos catalanes me consta que estarían dispuestos a facilitar un gobierno progresista en España», ha asegurado poco después Iglesias en declaraciones en el Congreso de los Diputados.

El dirigente ha recordado la moción de censura presentada por el PSM tras la polémica del máster de Cristina Cifuentes; una iniciativa que finalmente decayó con la dimisión de la ya ex presidenta de la Comunidad de Madrid. «El PSOE estuvo dispuesto  a sacar al PP de la Comunidad con un asunto menos grave. Creo que no se entendería que si estaban dispuestos a presentar una moción de censura en Madrid no lo estén en el Congreso de los Diputados, donde podrían salir».

No es la primera vez que Podemos tienta al PSOE con una moción de censura; una posibilidad que Sánchez defendió en sus primeros compases tras su reelección como secretario general, que se enfrió a raíz de la crisis catalana y que en las últimas semanas, precisamente a raíz del caso máster, ha vuelto a primera línea. «Nosotros no descartamos la moción de censura a Rajoy”, afirmó Pedro Sánchez a principios de abril, apenas tres horas después de que Pablo Iglesias pusiera esta opción otra vez sobre la mesa.