El Comité de Defensa de la República (CDR) de Ponent ha convocado este viernes un escrache a las puertas de la casa cuartel de Lleida en “apoyo” de los jóvenes de Alsasua (Navarra) condenados por agredir a dos guardias civiles y sus parejas el 15 de octubre de 2016. La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha pedido a la Fiscalía que actúe de oficio contra los convocantes al entender que es una muestra más del odio y acoso que sufren los agentes de este Cuerpo en Cataluña.

“Ante el escándalo de Alsasua y muchas otras represalias, es vital una respuesta fuerte del público. La solidaridad siempre será nuestra mejor arma. El viernes 8 de junio no te quedes en casa. A las 20 horas frente a la sede de la Guardia Civil”. Ésta es la convocatoria que los CDR están haciendo circular para movilizar a los vecinos de Lleida días después de que la Audiencia Nacional ordenara el ingreso en prisión de cuatro de los condenados -Iñaki Abad, Jon Ander Cob, Aratz Urrizola y Julen Goikoetxea- por riesgo de fuga.

Con este acto, los convocantes también quieren mostrar su solidaridad con el rapero Valtonyc, condenado a tres años y seis meses de prisión por enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctima y fugado a Bélgica; el militante del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) Fran Molerao, condenado por rodear el Congreso, y “contra las fuerzas de ocupación”.

Una asociación de guardias civiles pide a la Fiscalía que actúe de oficio contra “un nuevo acto de odio y acoso” contra agentes y familias

“Para la AEGC, esta supuesta concentración es una muestra más del odio y acoso al que están siendo sometidos los guardias civiles en Cataluña, donde cualquier excusa sirve para montar un escrache o para acosar en las escuelas a los hijos de los guardias civiles, como ha ocurrido en Sant Andreu de la Barca (Barcelona) o en la Seu d’Urgell. En esta ocasión, el pretexto es concentrarse en defensa de los condenados de Alsasua y del condenado rapero Valtonyc”, denuncia esta asociación profesional de la Guardia Civil.

El CDR de Ponent ha promovido diversas acciones de protesta en los últimos meses, como el corte de la autovía A-2 a su paso por el municipio leridano de Alcarràs en respuesta a la detención del ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont en Alemania. “Catalunya no es España”, fue una de las consignas que corearon aquel día los concentrados, que colocaron una pancarta en la que se leía ‘Somos República. Libertad presos políticos’.

“Este viernes volveremos a asistir a otra situación de acoso envuelta bajo la bandera de la libertad de expresión, pero una vez más sólo se tratará de amedrentar y acosar a los que no piensan como ellos, es decir, actos de odio y motivados claramente por temas ideológicos”, sostiene la AEGC, que insta al Ministerio Público a estar vigilante por si la concentración pudiera ser constitutivo de delito.

“Día a día en Cataluña”

Esta asociación profesional de la Guardia Civil llaman la atención sobre “lo dífícil” que para las familias de los agentes está resultando el “día a día en Cataluña” como consecuencia del desafío independentista y “lo complicado” que resulta a los agentes realizar su trabajo “o sencillamente moverse en libertad por la comunidad sin el temor a ser acosados”.

“Recordamos a los convocantes, por si lo han olvidado, que el viernes con su concentración en defensa de unos condenados también estarán hostigando y amedrentando a menores, cuyos derechos esperamos que la Fiscalía sepa defender”, apostilla.