PolíticaNUEVO MINISTRO DEL INTERIOR

Satisfacción en la Guardia Civil y la Policía por el nombramiento de Grande-Marlaska

Agentes destacan del nuevo ministro del Interior el carácter dialogante y el conocimiento que tiene del terrorismo por su faceta de juez / Sindicatos y asociaciones profesionales le piden que asuma el acuerdo para la equiparación salarial pactado con Zoido

logo
Satisfacción en la Guardia Civil y la Policía por el nombramiento de Grande-Marlaska
Fernando Grande-Marlaska, vocal del CGPJ y nuevo ministro del Interior, durante una entrevista en RNE.

Fernando Grande-Marlaska, vocal del CGPJ en los últimos y nuevo ministro del Interior. EP

Resumen:

El nombramiento del magistrado Fernando Grande-Marlaska como nuevo ministro del Interior en el gabinete de Pedro Sánchez se ha recibido con una indisimulada satisfacción entre policías nacionales y guardias civiles.

Los agentes consultados destacan la talla profesional, el carácter dialogante y su conocimiento del terrorismo por su experiencia como juez instructor en la Audiencia Nacional.

La alegría es especialmente patente entre veteranos mandos policiales, que reconocían su preocupación ante la posibilidad de que Margarita Robles hubiera sido la elegida para el cargo y hubiera ‘ajustado cuentas’ por su pasado como secretaria de Estado de Seguridad.

“Ponemos todas las esperanzas en él porque conoce muy bien el trabajo policial y sabe cuáles son nuestras carencias”, expresa el portavoz de un sindicato.

“Tiene grandes retos por delante, como el tema de Cataluña, el problema del narcotráfico en el Sur de España o el plan de reestructuración de las unidades a lo largo de España que ya tenía muy detallado el PP”, apunta la AUGC.

El nombramiento del magistrado Fernando Grande-Marlaska como nuevo ministro del Interior en el gabinete de Pedro Sánchez se ha recibido con una indisimulada satisfacción entre policías nacionales y guardias civiles, que destacan su talla profesional, su carácter dialogante y su conocimiento del terrorismo por su experiencia como juez instructor en la Audiencia Nacional.

La alegría es especialmente patente entre veteranos mandos policiales, que reconocían su preocupación ante la posibilidad de que Margarita Robles hubiera sido la elegida para asumir la cartera de Interior y que ésta hubiera ‘ajustado cuentas’ por su etapa en la Secretaría de Estado de Seguridad (1994-96), cuando al frente del Ministerio se encontraba Juan Alberto Belloch.

“Hemos trabajado muy estrechamente con él y siempre hemos tenido su colaboración y ha mostrado una gran disposición para facilitar nuestra labor. Ahora le pedimos que tenga valentía para afrontar los cambios que hacen falta, como el nuevo modelo policial, y que asuma el compromiso firmado por su antecesor para que la equiparación salarial sea una realidad”, expone el portavoz del Sindicato Unificado de la Policía (SUP), Ramón Cosío. Éste también cita entre los proyectos pendientes el desarrollo de la Ley de Personal, el incremento de la tasa de reposición para recortar el déficit actual de efectivos y la necesidad de instaurar un sistema de acceso a la escala superior y a los órganos de gobierno basado en la capacitación, formación y experiencia para que la cúpula policial no sea una “correa de transmisión al servicio de los intereses de los unos o los otros”.

El recorte de la histórica brecha retributiva de guardias civiles y policías con los Mossos d’Esquadra será la primera reivindicación que sindicatos y asociaciones profesionales pondrán encima de la mesa del nuevo titular de Interior una vez tome posesión de su cargo. El acuerdo -publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 20 de marzo- prevé una partida de 500 millones de euros para 2018, siempre que se apruebe el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que Mariano Rajoy mandó al Senado 48 horas antes de que el PSOE registrara la moción de censura que ha desalojado del Ejecutivo al PP.

“Tiene que salir adelante. El acuerdo se ha firmado con el Gobierno, no con un partido político determinado. Estamos a la espera de que se aprueben los Presupuestos y que se materialice cuanto antes”, señala el presidente de la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC), Fernando Ramírez Trejo, que destaca la valiente actuación del ahora ministro durante su etapa como instructor y muestra su satisfacción por su nombramiento.

Ponemos todas las esperanzas en él porque conoce muy bien el trabajo policial y sabe cuáles son nuestras carencias”, expresa el portavoz de un sindicato

En esta línea, la Unión de Oficiales (UO) de la Guardia Civil advierte de que exigirá su cumplimiento “con la firmeza que sea necesaria”, toda vez que esta equiparación “es un paso imprescindible para la dignificación del trabajo que a diario realizan los miembros de Guardia Civil y Policía Nacional”. “Desde este mismo día nos ponemos a disposición del Gobierno, y del nuevo ministro del Interior, para trabajar en la modernización de la Guardia Civil, mejorando su eficacia así como las condiciones profesionales y sociales de los guardias civiles”, agrega esta asociación profesional.

Todas las fuentes consultadas por este diario destacan especialmente la labor desarrollada por Grande-Marlaska en la lucha contra ETA, ya disuelta. Fue el magistrado que dirigió la investigación del caso Faisán por el chivatazo a la red de extorsión de la banda, entre otros procedimientos, lo que le sitúa como ‘enemigo’ del mundo abertzale. “Borrell para desinfectar Cataluña y Grande-Marlaska, el juez que entre otras cosas me encarceló por dos veces, a Interior. Mensaje recibido”, ha escrito Arnaldo Otegi, coordinador general de EH Bildu, en la tarde de este miércoles en su perfil de Twitter.

“Es un gran conocedor del terrorismo, más concretamente de ETA, y muy metódico en su trabajo como todos los jueces. Pero somos cautelosos y vamos a esperar a conocer sus primeros pasos, a ver si abre el diálogo y continúa adelante con el acuerdo para la equiparación salarial”, detalla Juan Fernández, portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). Y añade: “Tiene grandes retos por delante, como el tema de Cataluña, el problema del narcotráfico en el Sur de España, reformas en marcha como la del Consejo de la Guardia Civil y un plan de reestructuración de las unidades a lo largo de España que ya tenía muy detallado el Partido Popular”.

Para la Unión Federal de Policía (UFP), la etapa que ahora comienza es una “ocasión única” por las circunstancias que concurren en el nuevo titular de Interior. “Ponemos todas las esperanzas en él porque conoce muy bien el trabajo policial y sabe cuáles son nuestras carencias, necesidades y problemas en el ámbito operativo”, expresa José María Benito, portavoz de este sindicato.

Pendiente del secretario de Estado

“Puede ser un buen ministro, pero la figura importante es la del Secretario de Estado de Seguridad. Él es el que ejecuta el día a día y quien debe ‘controlar’ a los cuerpos policiales”, apunta a este diario un mando de la Guardia Civil, que prefiere mantenerse en el anonimato.

Fuentes que conocen a Grande-Marlaska dan por seguro que el magistrado no aterrizará abruptamente en el Ministerio, sino que se tomará cierto tiempo para conocer la situación del departamento y empezar a marcar su sello. Además del secretario de Estado de Seguridad, el ex alcalde de Córdoba José Antonio Nieto, se da por segura la salida de otros dos cargos de máxima relevancia en el organigrama de Interior que fueron nombrados por Juan Ignacio Zoido: los directores generales de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, José Manuel Holgado y Germán López Iglesias, respectivamente.