Ni Zaballa (Álava), ni Mahón (Menorca), ni Aranjuez (Madrid). Iñaki Urdangarin ha elegido finalmente el centro penitenciario de Brieva (Ávila), con una ocupación actual del 60,5 %, para cumplir la condena de cinco años y diez meses a los que ha sido sentenciado por el Tribunal Supremo por su responsabilidad en el caso Nóos. El cuñado del Rey Felipe VI ha ingresado en esta cárcel a las 8.13 horas de este lunes, apurando el plazo que le había concedido la Audiencia de Palma cuando la pasada semana le entregó en persona el mandamiento de ingreso en prisión.

¿Qué motivos justifican la elección de esta prisión? ¿Qué otros conocidos reclusos estuvieron privados de libertad en este centro penitenciario? ¿Cuándo podrá recibir los primeros permisos? El Independiente da respuesta a estas preguntas.

  • ¿Por qué Urdangarin ha elegido esta cárcel? Básicamente, por un motivo de seguridad. Construida en 1989, la prisión de Brieva es una cárcel de mujeres (unas 98 se encuentra internadas en la actualidad), si bien posee un módulo con cuatro celdas para hombres. Ello garantizará la seguridad de Urdangarin y minimiza la posibilidades de que pueda sufrir una agresión por parte de otros reclusos. No cabe esta posibilidad porque, según fuentes penitenciarias, es el único varón internado en este centro penitenciario. También ha debido de influir en la elección que sea un centro penitenciario pequeño (sólo tiene 162 celdas, frente a las 1.008 de Estremera o Soto del Real), que no esté masificado y no excesivamente distante ni de Madrid -adonde volaría su esposa desde Ginebra (Suiza) en caso de que decida visitarle- ni del País Vasco, donde reside su familia.
  • ¿Qué presos conocidos han cumplido condena en esta prisión? El más conocido sin duda ha sido Luis Roldán, director general de la Guardia Civil entre 1986 y 1993 y condenado a 31 años de cárcel por estafa, malversación de caudales públicos, cohecho, falsedad en documento mercantil y contra la Hacienda Pública al cobrar comisiones ilegales de contratistas por adjudicaciones para la construcción y reformas de casas-cuartel. Roldán ingresó en Brieva en febrero de 1995 tras ser detenido en Laos y recuperó su libertad en marzo de 2010, acortando a la mitad el tiempo en prisión merced a las redenciones penitenciarias conseguidas por su buen comportamiento. El ex alto cargo que encarnó la corrupción en el tardofelipismo no estuvo los 15 años en Ávila, ya que sus últimos años de condena los cumplió en Zuera (Zaragoza). También el centro penitenciario abulense fue el elegido por la concejal socialista en el Ayuntamiento de Marbella Isabel García Marcos para rendir cuentas con la Justicia tras ser condenada a tres años y medio por su responsabilidad en el caso Malaya.
  • ¿Tendrá Urdangarin trato de favor? No, aparentemente. La elección de Brieva supondrá una «condenada añadida» para Urdangarin, ya que permanecerá solo y sólo tendrá contacto con funcionarios. «Ya quisiera Iñaki Urdangarin gozar de las actividades que tienen los presos catalanes», dicen fuentes penitenciarias a este diario. Entre los funcionarios se describe la de Brieva como una prisión «dura» y en la que el marido de la Infanta Cristina tendrá escasas opciones para que el tiempo pase deprisa. El recluso no podrá acceder a las pistas deportivas ni a la biblioteca ya que no puede hacer vida en común con las mujeres. El tiempo de reclusión lo pasará entre la celda y un patio de 25 x 7 metros donde no tendrá contacto con ningún otro recluso. Previsiblemente dispondrá de televisión en su celda y recibirá libros.
  • ¿Cuánto tiempo estará en prisión? La condena impuesta por el Tribunal Supremo es de cinco años y diez meses, periodo de tiempo que recortará con total seguridad por las redenciones que pueda conseguir por su buen comportamiento dentro de prisión como cualquier otro recluso. Sus primeros permisos difícilmente los podrá lograr antes de principios de 2020, cuando haya cumplido una cuarta parte de la pena.
  • ¿Puede ser indultado? El Consejo de Ministros, a propuesta del titular de Justicia, puede conceder esta medida de gracia a cualquier recluso condenado en España. No parece probable que el Ejecutivo del socialista Pedro Sánchez vaya a indultar al marido de la Infanta Cristina, tanto por la elevada condena impuesta por el alto tribunal por la comisión de delitos de corrupción como por el enorme impacto que tendría en la opinión pública excarcelar anticipadamente al yerno del Rey, al que dos tribunales han condenado por lucrarse irregularmente con fondos del Gobierno balear y de la Generalitat valenciana. Urdangarin ni siquiera ha recurrido en amparo ante el Tribunal Constitucional.
  • ¿Cuántas visitas podrá recibir? El Reglamento Penitenciario establece que todo recluso tiene derecho a recibir en prisión como mínimo dos comunicaciones orales a la semana con familiares y amigos. El preso también podrá mantener una «comunicación íntima» al mes con una duración de entre una y tres horas y, si lo solicita, «visitas de convivencia» con su esposa e hijos menores de 10 años.
  • ¿Cuántas llamadas puede realizar? Uno de los supuestos que prevé la normativa para que el recluso pueda realizar llamadas telefónicas es que sus familiares «residan en localidades alejadas o no puedan desplazarse para visitar al interno». Esta circunstancia concurre en el caso de Iñaki Urdangarin, ya que su esposa e hijos residen a 1.380 kilómetros de distancia -viven en Ginebra desde que estalló el escándalo del caso Nóos– y su familia a más de 300 kilómetros. Eso sí, el tope está establecido en cinco comunicaciones a la semana.
  • ¿Cuántas cartas puede escribir y recibir? Urdangarin podrá recibir y enviar las cartas y telegramas que desee durante su permanencia en prisión. Todas las que le lleguen, depués de quedar reseñadas en el correspondiente libro de registro, serán abiertas en presencia de un funcionario a fin de comprobar que no contienen objetos prohibidos.