Política

Interior dio un ultimátum de 3 horas al coronel Mosquera para que aceptara la dirección del CITCO

Marlaska ha elegido finalmente a un general de la Guardia Civil para dirigir el órgano de lucha contra el terrorismo tras el 'no' del jefe del Gabinete de Coordinación, un puesto clave y del que ha sido removido para colocar a un comisario afín al PSOE

logo
Interior dio un ultimátum de 3 horas al coronel Mosquera para que aceptara la dirección del CITCO
Félix Azón toma posesión del cargo de director general de la Guardia Civil en presencia de Grande-Marlaska y Ana Botella.

Félix Azón toma posesión del cargo de director general de la Guardia Civil en presencia de Grande-Marlaska y Ana Botella el pasado viernes. EFE

Resumen:

La número dos del Ministerio del Interior, Ana Botella, dio un ultimátum de tres horas al coronel de la Guardia Civil Juan Hernández Mosquera para que aceptara la jefatura del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y abandonara la dirección del Gabinete de Coordinación y Estudios, responsabilidad que desempeñaba desde el pasado mes de abril.

Transcurrido el plazo concedido, el oficial telefoneó a la Secretaría de Estado de Seguridad y comunicó su decisión: rechazaba el ofrecimiento, lo que ha obligado a la cúpula de Interior a buscar otro candidato. Finalmente asumirá el cargo el general de brigada de la Guardia Civil Ángel Alonso Miranda, jefe de la Zona de Galicia en los dos últimos años.

La número dos del Ministerio del Interior, Ana Botella, dio un ultimátum de tres horas al coronel de la Guardia Civil Juan Hernández Mosquera para que aceptara la jefatura del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y abandonara la dirección del Gabinete de Coordinación y Estudios, responsabilidad que desempeñaba desde el pasado mes de abril. Transcurrido el plazo concedido, el oficial telefoneó a la Secretaría de Estado de Seguridad y comunicó su decisión: rechazaba el ofrecimiento, lo que ha obligado a la cúpula de Interior a buscar otro candidato. Finalmente asumirá el cargo el general de brigada de la Guardia Civil Ángel Alonso Miranda, jefe de la Zona de Galicia en los dos últimos años.

Todo sucedió el pasado viernes, antes de que el ministro Grande-Marlaska presidiera a las dos de la tarde en la sede del Ministerio el acto de toma de posesión de los nuevos directores generales de la Guardia Civil (Félix Azón) y de la Policía Nacional (Francisco Pardo Piqueras). El equipo de Interior tenía clara su decisión de apartar al comisario principal Olivera -al frente de este órgano clave en la lucha contra el terrorismo desde su creación- y de mover al director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad para nombrar en su lugar al comisario José Antonio Rodríguez, muy cercano al PSOE y conocido en la Policía con el sobrenombre de ‘Lenin’.

Grande-Marlaska ha conseguido ambos propósitos, aunque ello ha desatado la guerra entre los dos cuerpos policiales. Guardias civiles han denunciado la maniobra de la cúpula de Interior de relegarles de un puesto clave como la dirección del Gabinete de Coordinación y Estudios -siempre ocupado por un oficial de la Guardia Civil- para nombrar a un “comisario político”, mientras policías nacionales han censurado el “gesto de deslealtad” que suponen esas declaraciones.

Con lo que no contaba el ministro es con el ‘no’ de Hernández Mosquera a asumir la dirección del CITCO, un puesto de gran prestigio y mejor remunerado económicamente que el cargo que ocupaba desde que el coronel Diego Pérez de los Cobos -coordinador del dispositivo policial del 1-O- fue nombrado jefe de la Comandancia de Tres Cantos (Madrid).

Las fuentes consultadas por este diario justifican la negativa del coronel a asumir la dirección de este organismo por la maniobra del flamante equipo de Interior de colocar a un mando policial afín al PSOE en el lugar que ocupaba hasta ahora. El Gabinete de Coordinación y Estudios es un órgano de apoyo y asesoramiento mediante el que el titular de la Secretaría de Estado de Seguridad ejerce la función de coordinación y supervisión de la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de colaboración con las policías autonómicas, reforzándose su importancia ante el nuevo escenario que se plantea en Cataluña por el diálogo que el Gobierno de Pedro Sánchez pretende impulsar con el Ejecutivo de Quim Torra.

La cúpula de Interior ha elegido al general de la Guardia Civil Ángel Alonso para dirigir el CITCO tras el ‘no’ del coronel Mosquera

“Podemos aventurar, por nuestra experiencia profesional, que el hecho de que el Gabinete de Coordinación esté dirigido por un ‘comisario político’ no será bueno para nadie, tampoco para los propios altos cargos del Ministerio, pues más allá de la afinidad política se requiere una capacitación técnica adecuada para ocupar tan importante cargo”, advirtió el lunes la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC).

“Considerarse acreedor vitalicio de un puesto a través de la permanencia constituye un gesto más dentro de la política, ya normalizada, de anexionarse competencias que no están definidas en exclusividad o inmiscuirse en terrenos cuya adscripción está perfectamente definida por ley, algo a lo que en la Policía Nacional estamos demasiado acostumbrados a soportar. Esas suspicacias y recelos innecesarios jamás deben solventarse por el camino de la descalificación personal ni del ideario particular. Sin duda, la valía debe demostrarse, pero el desprestigio infundado también”, le contestaron un día después cuatro sindicatos policiales (SUP, CEP, UFP y SPP).

De momento, la cúpula de Interior ha roto el statu quo y ha invertido los papeles: un comisario del Cuerpo Nacional ha asumido por primera vez la dirección del Gabinete de Coordinación y Estudios -órgano de apoyo y asesoramiento mediante el que el titular de la Secretaría de Estado ejerce la función de coordinación y supervisión de la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de colaboración con las Policías Autonómicas y Policías Locales- y un general de brigada de la Guardia Civil dirigirá el CITCO. Integrado por agentes de la Guardia Civil, de la Policía Nacional y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), se trata de un órgano que desempeña una función vital para el Estado: la recepción, integración y análisis de toda la información estratégica disponible referida al terrorismo, la criminalidad organizada y los radicalismos violentos.

De Galicia al CITCO

El departamento que dirige Grande-Marlaska ha tratado de acelerar el nombramiento del director del CITCO para que pueda asistir este viernes a la reunión de la mesa de valoración de la amenaza, que se reúne cada semana desde que está activado el nivel 4 -el 26 de junio de 2015- para analizar la situación y evaluar el riesgo.

Tras el ‘no’ de Hernández Mosquera, el elegido ha sido Ángel Alonso Miranda, que ascendió a general de brigada hace dos años y que desde el 13 de junio de 2016 se encontraba al mando de la 15 Zona de la Guardia Civil (comunidad autónoma de Galicia).