Política

El Gobierno niega “valor probatorio” a las cintas de Corinna sobre Sanz Roldán y el rey emérito

El Gobierno evita exteriorizarlo, pero la preocupación es notable por la gravedad de las acusaciones realizadas por la 'amiga entrañable' de Juan Carlos I / De momento ha instado al jefe del CNI a ir al Congreso para dar explicaciones a la oposición

logo
El Gobierno niega “valor probatorio” a las cintas de Corinna sobre Sanz Roldán y el rey emérito
Juan Carlos I y Corinna zu Sayn-Wittgenstein

Juan Carlos I y Corinna zu Sayn-Wittgenstein. EFE

Resumen:

El Gobierno considera que la grabación en la que Corinna zu Sayn-Wittgenstein asegura que el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, le amenazó a ella y a sus hijos y que el rey emérito la utilizó como testaferro para ocultar patrimonio en el extranjero carece de “valor probatorio” a efectos judiciales y, al menos por ahora, no justifica ninguna actuación.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez evita exteriorizarlo, pero la preocupación es notable por la gravedad de las acusaciones realizadas por la ‘amiga entrañable’ de Juan Carlos I.

De momento, el único movimiento que ha dado desde que saltó el escándalo es instar al jefe del CNI a ir al Congreso para dar explicaciones a la oposición y negar que las revelaciones afecten al actual jefe del Estado.

La cinta forma parte de la investigación que lleva a cabo el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea en el marco del caso Tándem y ya está en poder de agentes especializados de la Policía Nacional para su análisis.

El Gobierno considera que la grabación en la que Corinna zu Sayn-Wittgenstein asegura que el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, le amenazó a ella y a sus hijos y que el rey emérito la utilizó como testaferro para ocultar patrimonio en el extranjero carece de “valor probatorio” a efectos judiciales y, al menos por ahora, no justifica ninguna actuación.

No lo exterioriza, pero en el seno del Ejecutivo existe una notable preocupación ante la gravedad de las declaraciones que la ‘amiga entrañable’ de Juan Carlos I hace en la grabación registrada por el comisario ya jubilado José Manuel Villarejo -en prisión desde principios de noviembre- en una reunión celebrada en Londres en junio de 2015 en presencia del ex presidente de Telefónica Juan Villalonga.

Y una de las personas directamente señaladas es el jefe de los servicios secretos españoles, confirmado en el puesto por la ministra Margarita Robles  en una de sus primeras decisiones como titular de Defensa. “Hizo amenazas contra mi vida y la de mis hijos”, denuncia en un momento de la conversación la consultora germano-danesa. Así lo contó también el comisario retirado cuando El Independiente lo entrevistó el 24 de junio de 2017.

De momento, el único movimiento que ha dado el Gobierno de Pedro Sánchez ha sido instar a Sanz Roldán -dependiente funcionalmente de la ministra de Defensa- a que acuda al Congreso de los Diputados a dar explicaciones a los grupos de la oposición por las acusaciones de Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Será en la comisión de control de los créditos destinados a gastos reservados, un órgano parlamentario que se celebra a puerta cerrada y cuyo contenido no puede ser revelado por los parlamentarios.

El Gobierno evita exteriorizarlo, pero la preocupación es notable por la gravedad de las acusaciones realizadas por Corinna zu Sayn Wittgenstein

Las explicaciones que el veterano general ofrezca en la Cámara Baja determinarán si otros grupos terminan apoyando la petición de Unidos Podemos de que se constituya una comisión específica para investigar al rey emérito, que sigue gozando de aforamiento ante el Tribunal Supremo pero que ha perdido ya la inviolabilidad con que blinda la Constitución al jefe del Estado tras abdicar la Corona en favor de su hijo (2 de junio de 2014).

“Vamos a escuchar primero al director del CNI y, a partir de ahí, como todos los grupos están presentes, sabrán si conviene o no insistir en una comisión de investigación”, ha defendido este lunes el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también opta por escuchar las explicaciones del jefe de los servicios secretos españoles antes de fijar una posición sobre la iniciativa promovida por Podemos.

La comparecencia de Félix Sanz Roldán ante la comisión de control de los créditos destinados a gastos reservados no tiene fecha todavía. Presidida por Ana Pastor, la completan Aitor Esteban (PNV), Juan Carlos Girauta (Cs), Rafael Hernando (PP), Adriana Lastra (PSOE), Irene Montero (Podemos), Joan Tardà (ERC) y Jordi Xuclá (grupo mixto).

La formación que lidera Pablo Iglesias insiste en la necesidad de que se investigue al rey Juan Carlos. “La ciudadanía española ha decidido que en este país se ha acabado la ley del silencio y por eso nosotros estamos aquí, ésa es la realidad. En otro momento político, probablemente, sí sería posible un pacto de silencio, pero, mientras nosotros estemos aquí, no va a haber pactos de silencio, eso sí que lo podemos garantizar frente a todos”, ha mantenido este lunes el diputado Rafael Mayoral.

La cinta con las acusaciones de la ‘amiga entrañable’ del rey emérito se encuentran ya en poder de la Policía para su análisis en el marco del ‘caso Tándem’

De momento, el Gobierno ha anunciado que no publicará la lista de defraudadores fiscales -en contra de lo que anunció Pedro Sánchez antes de llegar a la Moncloa- y que no presta consideración a las palabras de Corinna zu Sayn-Wittgenstein. “Las grabaciones afortunadamente no afectan al jefe del Estado, Su Majestad el Rey Felipe VI. Son grabaciones antiguas y, por lo tanto, ni las consideramos”, zanjó la ministra portavoz, Isabel Celaá, el pasado viernes.

La cinta forma parte de la investigación que lleva a cabo el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea en el marco del caso Tándem, que llevó a Villarejo a prisión el pasado 5 de diciembre acusado de la comisión de delitos de blanqueo de capitales, organización criminal y cohecho. En los registros practicados por agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional se han intervenido soportes informáticos con 40 terabytes de información en los que se incluirían decenas de conversaciones que el agente encubierto habría grabado durante su trayectoria profesional.

Los discos duros se encuentran ya en poder de la Brigada de Investigación Tecnológica y de la Unidad de Asuntos Internos tras su volcado para que lleve a cabo un minucioso análisis. Las fuentes jurídicas consultadas dan a entender que, mientras la Policía no aporte al juzgado el informe correspondiente, no se adoptará ninguna medida.