Política

Mazazo de los socios de Gobierno en el objetivo déficit, y respiro en RTVE

El PSOE se queda solo en el Congreso de los Diputados y se enfrenta al rechazo a sus socios de la moción de censura

logo
Mazazo de los socios de Gobierno en el objetivo déficit, y respiro en RTVE
La bancada del PSOE en el Congreso.

La bancada del PSOE en el Congreso. EFE

Resumen:

Una sensación agridulce. El Gobierno afronta este viernes una jornada parlamentaria en la que han conseguido, tras muchos intentos, cerrar el frente de RTVE con la elección de la administradora única de la cadena, Rosa María Mateo, después de un mes de votaciones y el fallido nombramiento del Consejo de Administración. Pero unos minutos después se ha enfrentado a su primer varapalo en el Congreso de los Diputados, donde sus socios de la moción de censura, Unidos Podemos, Compromís, ERC y PdeCat, han dejado solo al Gobierno en la votación, dejando en evidencia su debilidad parlamentaria. La propuesta ha sido rechazada con sólo 88 votos a favor. El Ejecutivo llevará al Pleno de Congreso el proyecto en un mes, el próximo 27 de agosto.

El triunfo en la votación de RTVE ha sido todo un alivio en las filas del Ejecutivo. Todos los votos eran imprescindibles, y cualquier fallo podría frustrar la elección, tal como ocurrió en las elección de la lista pactada entre PSOE, Podemos y PNV para nombrar a la dirección del ente público. A  esto se sumaba la postura de PdeCat, que sólo unos días después de cambiar de dirección en el Congreso ha radicalizado su postura, apostando por la  confrontación con Estado en lugar de la vía de diálogo emprendida por Sánchez. La postura de los nacionalistas catalanes no estaba clara, y ya en la primera votación para nombrar a la administradora única de RTVE el miércoles, algunos de los neo convergentes votaron en contra, enviando un aviso al Gobierno de Sánchez.

En la segunda votación era necesaria una mayoría absoluta y el apoyo de cinco grupos, por lo que todos los apoyos al Gobierno eran absolutamente necesarios. Este miércoles, finalmente, el PdeCat ha  votado a favor y sin fisuras, otorgando a los socialistas 180 votos, cuatro más de los necesarios para que saliera adelante en segunda votación. Un desenlace triunfal que contrasta con el segundo mazazo.

Los socialistas tenían puesta su confianza en aprobar el techo de gasto en el Congreso de los Diputados. Sabían que la propuesta no iba a superar el examen en el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta, pero su aprobación en la Cámara Baja constituían un gesto simbólico para un Gobierno en minoría y necesitado de apoyos. Unidos Podemos, ERC y PdeCat anunciaron en las últimas horas su abstención a esta regla, frustrando el primer paso del Gobierno de elaborar sus Presupuestos Generales para 2019.

En los últimos días Sánchez ha presionado al partido de Iglesias y ha asegurado que, en caso de que no saliera adelante, utilizararía el límite de gasto fijado del anterior Gobierno del PP y ajustaría sus presupuestos en base a la norma anterior. Pero en Podemos intentan marcar el paso al ejecutivo y le presionan ahora para acercarlo a sus posturas, exigiendo una «negociación» y la firma de un «pacto anti austeridad», consistente en modificar la Ley de Estabilidad y en suprimir la regla de gasto en los ayuntamientos.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha rechazado que vaya a modificar la Ley de Estabilidad y ha asegurado que el Ejecutivo llevará la misma regla de gasto dentro de un mes, y que lo hará sin modificaciones. En este sentido ha reiterado que, en caso de no aprobarse la propuesta, elaborará los presupuestos con el techo anterior de gasto, y ha responsabilizado a a los demás grupos de este extremo. Además, ha asegurado que «desde hoy» va a empezar a trabajar en la configuración de los Presupuestos de 2019.

Comentar ()