Política

El empresario Juan Muñoz, marido de Ana Rosa Quintana, detenido por contratar a Villarejo

Ha sido arrestado junto a su hermano y su abogado en el marco de la 'Operación Tándem'

El empresario Juan Muñoz, marido de Ana Rosa Quintana.

El empresario Juan Muñoz, marido de Ana Rosa Quintana. EUROPA PRESS

El empresario sevillano Juan Muñoz (marido de Ana Rosa Quintana), su hermano y el abogado de ambos han sido detenidos este martes por la Policía por contratar al comisario ya jubilado José Manuel Villarejo para realizar un chantaje. Los delitos que se les imputa son descubrimiento y revelación de secretos y extorsión, permaneciendo secretas las actuaciones.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, Muñoz ha sido detenido este martes en Madrid a instancias de la Fiscalía Anticorrupción y por orden del juez del caso, el magistrado de la Audiencia Nacional Diego de Egea, en relación a un encargo que hicieron los hermanos al comisario retirado -en prisión preventiva desde el pasado mes de noviembre- para investigar a una persona que les debía dinero.

El hermano de Juan Muñoz ha sido arrestado en Andalucía y también se han realizado registros en las localidades andaluzas de Sotogrande y Marbella, y en Madrid, según las fuentes. Los detenidos en esta nueva pieza separada del caso Tándem pasarán a disposición judicial en las próximas horas.

Grabaciones del ex comisario

Las acusaciones contra Muñoz, su hermano y su abogado se basan en grabaciones incautadas a Villarejo en los registros que ordenó el juez cuando se produjo su detención, unos audios con conversaciones que está analizando la unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional y remitiendo al juez de la Audiencia Nacional en diferentes informes.

Uno de los últimos informes que recibió el magistrado, a raíz del cual abrió la pieza número 5 del caso, bautizada como Carol, trata sobre una conversación grabada en 2015 entre Villarejo y la amiga de Juan Carlos I Corinna zu Sayn-Wittgenstein en la que ella desvela que el rey emérito tenía cuentas en Suiza y que fue utilizada como testaferro para ocultar su patrimonio en el extranjero.

En base a esas grabaciones, De Egea tomó declaración la semana pasada a Villarejo, quien argumentó que fue a hablar con Corinna por orden del Estado para solventar los problemas entre ella y el monarca.

El juez ha acordado este lunes el archivo de dos de las cinco piezas del caso en relación a clientes de Villarejo, sobre dos encargos al ex comisario por parte de un bufete de abogados y de la familia dueña de la urbanización de lujo de La Finca, en Pozuelo de Alarcón (Madrid).

El caso Tándem gira en torno a los trabajos que ha hecho Villarejo en las últimas décadas como detective privado para clientes para los que obtenía información confidencial valiéndose de su condición policial -sin autorización expresa para compaginar ambas facetas- y luego la vendía a cambio de millones de euros.

Comentar ()