Política

El órgano que acabará con la huelga de taxis: así es la Conferencia Nacional de Transporte

logo
El órgano que acabará con la huelga de taxis: así es la Conferencia Nacional de Transporte

Una asamblea de taxistas este martes en Barcelona. EFE

Resumen:

Si todos los pronósticos se cumplen, la huelga del taxi que ha parado el centro de las principales ciudades españolas terminará en la tarde de este miércoles. El sector está pendiente de la reunión que tendrá lugar a partir de las 18:30 de la tarde en la sede del Ministerio de Fomento, en el madrileño Paseo de la Castellana, todavía bloqueado.

Será la Conferencia Nacional de Transportes el órgano encargado de darle una alegría al taxi, o de renovar sus iras y hacer que el conflicto todavía se recrudezca más. Este comité no había tenido sobre su mesa un asunto tan complejo desde que se creara el 31 de julio del año 1987, cuando fue constituido por la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres.

Compuesta por los consejeros con competencias en transporte de cada una de las Comunidades Autónomas, y presidida por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, a la Conferencia Nacional de Transportes le toca “promover y facilitar el ejercicio coordinado de sus competencias por parte de la Administración Pública y las Comunidades Autónomas, y asegurar el mantenimiento de un sistema común de transporte en toda la nación”.

Si todos los pronósticos se cumplen, la huelga del taxi que ha parado el centro de las principales ciudades españolas terminará en la tarde de este miércoles. El sector está pendiente de la reunión que tendrá lugar a partir de las 18:30 de la tarde en la sede del Ministerio de Fomento, en el madrileño Paseo de la Castellana, todavía bloqueado.

Será la Conferencia Nacional de Transportes el órgano encargado de darle una alegría al taxi, o de renovar sus iras y hacer que el conflicto todavía se recrudezca más. Este comité no había tenido sobre su mesa un asunto tan complejo desde que se creara el 31 de julio del año 1987, cuando fue constituido por la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres.

Compuesta por los consejeros con competencias en transporte de cada una de las Comunidades Autónomas, y presidida por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, a la Conferencia Nacional de Transportes le toca “promover y facilitar el ejercicio coordinado de sus competencias por parte de la Administración Pública y las Comunidades Autónomas, y asegurar el mantenimiento de un sistema común de transporte en toda la nación”.

Con sede en Madrid, esta mesa de trabajo se reúne de forma ordinaria cada seis meses, aunque en momentos extraordinarios como el actual puede convocarse de forma extraordinaria a través de una petición del ministro en la Comisión de Transporte del Congreso de los Diputados.

Ábalos deberá convencer a los responsables del transporte en cada Comunidad Autónoma de que lo mejor es transferir a las autonomías las competencias en materia de concesión de licencias VTC, algo que deberá aprobarse por mayoría absoluta.

¿Fin de la huelga?

Las principales organizaciones de los taxistas, convocantes de los paros que han bloqueado el Paseo de la Castellana en Madrid y la Gran Vía de Barcelona, prolongaron hasta este miércoles los paros a nivel estatal, pero ya advirtieron de que todo depende de lo que pase en la sede de Fomento en la tarde de este miércoles.

Aún así, el sector es optimista y tiene previsto celebrar votaciones en asamblea una vez conozcan el resultado de las conversaciones en la Conferencia Nacional de Transportes. En cualquier caso, dentro del taxi hay muchos partidarios de no sacar sus taxis de las calles hasta que no exista un acuerdo firmado sobre la mesa y han amenazado con ir incluso más lejos en sus protestas.

De hecho, las decisiones de este órgano o las del Ministerio de Fomento no serán ratificadas de manera oficial hasta mediados del próximo mes de septiembre. Agosto es un mes complicado para la Administración, considerado inhábil en muchos departamentos, por lo que los taxistas tendrán que confiar en la palabra del Ejecutivo del PSOE y arriesgarse a que todas sus movilizaciones queden en papel mojado una vez que la maquinaria política se ponga en marcha.