Política ATENTADO DE BARCELONA 17-A

El independentismo quiere convertir los actos del 17-A en un homenaje a Trapero

La manifestación por los atentados del año pasado causó polémica por los abucheos al rey y a Mariano Rajoy

Autobús de una campaña organizada por Ómnium Cultural.

Autobús de una campaña organizada por Ómnium Cultural.

Boicots, movilizaciones y contramovilizaciones. La presencia del rey Felipe VI en los actos por los atentado de Las Ramblas y Cambrils del 17-A ha caído como un jarro de agua en las filas independentistas. Los sectores más radicales del soberanismo planean actos de boicot al monarca en el acto de homenaje a las víctimas el próximo viernes 17 de agosto, y la organización soberanista Ómnium llama a que el aniversario de los atentados sirva para «agradecer la tarea de los servidores públicos que se dejaron la piel por la seguridad de todo el mundo, ejemplificados en el mayor Trapero y el conseller Forn».

Así lo ha expresado este jueves el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, en referencia con el ex Mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, y el entonces conseller de Interior, Joaquim Forn. Más allá de su actuaciones en los atentados, que provocaron tensiones entre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, la figura de Trapero y Forn fueron ensalzadas por el independentismo en los meses posteriores, durante el referéndum ilegal del 1 de octubre por el que después fueron procesados, y los sectores independentistas buscan realzar su figura en los actos organizados por los ataques yihadistas.

Mauri ha recordado que el entonces conseller de Interior, Joaquim Forn, «lleva casi 10 meses en la cárcel de forma absolutamente injusta», y que lideró la respuesta al atentado junto Trapero. Por ello ha pedido homenajearlos también el viernes 17 de agosto «como ocurre en cualquier otro país» cuando se conmemora un suceso de estas características», a la vez que se recuerde a las víctimas. Sobre la presencia del Rey Felipe VI en los actos, ha asegurado que Òmnium no entrará «en ninguna polémica ni en gente que parece que busque protagonismo», y ha insistido en que debe ser un día para las víctimas y los cuerpos de seguridad. «Ahí tiene que estar el foco, y en ningún otro sitio. Y que nadie quiera tener el protagonismo que no le corresponde», ha zanjado.

Contramovilización del sector monárquico

Mientras el sector independentista se prepara para el boicot, las filas monárquicas han respondido convocando también distintas manifestaciones en apoyo a Felipe VI. Mientras, ya circulan otras concentraciones llamando a «no politizar el acto» y a acudir «sin símbolos» al homenaje de la tragedia: «No dejemos que el nacionalismo instrumentalice el dolor de las víctimas».

La Unión Monárquica de España ha organizado una manifestación para dar apoyo al rey a las 10 horas en Las Ramblas bajo el título de «Convocatoria en apoyo a S.M el Rey», según ha anunciado la organización en las redes sociales. La presencia del monarca ha generado controversia: mientras el Gobierno del PSOE ha defendido su presencia en los actos, ha sido fuertemente cuestionado desde la Generalitat. Ya el pasado julio, ni el president Torra ni la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, dieron plantón a Felipe VI y no acudieron a  la recepción oficial del Congreso del Mobile World Congress que se celebró en la capital catalana.

Frente a estos actos de apoyo al monarca, se suman los mensajes que piden «despolitizar» el homenaje a las víctimas. «El 17 de Agosto te necesitamos. No dejemos que el nacionalismo instrumentalice el dolor de las víctimas y sus familiares», señala un mensaje que se ha hecho viral y que ya circula por el canal de Whatsapp. «Hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía a acompañarnos en este día en el que nos unirá el recuerdo y el respeto a las víctimas, a sus familiares y amigos».

El mensaje convoca a la concentración oficial, que tendrá lugar el viernes a las 10.30 horas en la Plaza de Catalunya con ciertas directrices. «Pedimos encarecidamente no politizar el acto, acudir en silencio, sin símbolos, con recogimiento y respeto a acompañar a las víctimas y a sus personas queridas. Un gesto unánime e inequívoco de rechazo a la violencia y al terrorismo y de compañía y afecto a los que lo sufrieron en su propia piel. Barcelona, Cambrils, Cataluña unida en el dolor y el cariño, unidos para mostrar con nuestra sola presencia que no tenemos miedo. No tenim por! (No tenemos miedo)».

La polémica manifestación tras el atentado

La movilización por los atentados del año pasado, semanas después del suceso, estuvo cargada de polémica tras los abucheos al presidente de Gobierno Mariano Rajoy y al rey Felipe VI. Manifestaciones o pancartas soberanistas empañaron también la concentración que recorrió Barcelona y que iba dirigida a las víctimas del atentado cuando algunas de ellas estaban aún en el hospital. El lema de la manifestación, No tenemos miedo, se convirtió también en un arma arrojadiza contra el Gobierno español y la monarquía.

A esto se sumaron las movilizaciones independentistas. Los mensajes con el lema “no tinc por” o por la paz quedaron sepultados por multitud de reivindicaciones políticas. Algunas organizaciones soberanistas pidieron responder a la presencia del Rey portando esteladas en el acto. El llamamiento surtió efecto y las calles se llenaron de banderas independentistas.

Comentar ()