Política

Sánchez reactiva el "diálogo" con Sudamérica tras el "déficit" internacional de Rajoy

Visitará Chile, Bolivia, Colombia y Costa Rica durante esta semana

logo
Sánchez reactiva el "diálogo" con Sudamérica tras el "déficit" internacional de Rajoy

Pedro Sánchez en rueda de prensa en Bruselas. EFE

Resumen:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, emprende este lunes una gira por Latinoamérica con el objetivo de trasladar al continente su importancia para el nuevo Ejecutivo socialista. El presidente visitará Chile, Bolivia, Colombia y Costa Rica hasta el sábado con la intención de retomar un «diálogo» con los países hispanohablantes que considera necesario después del «déficit» a nivel internacional que han tenido los Gobiernos de Mariano Rajoy (PP). Además de la gira de esta semana, Sánchez tiene previsto reunirse con casi todos los presidentes sudamericanos de aquí a diciembre en distintas cumbres, como la Iberoamericana de Guatemala o la del G-20  que se celebrará en noviembre en Buenos Aires, antes de acudir a la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

La elección de los países que visitará responde a ese objetivo de reconocer la importancia que tiene Latinoamérica en su globalidad y diversidad para España y viceversa, por eso incluye a estados de tan diferente renta per cápita y orientación política. «El presidente quiere hablar a toda la comunidad latinoamericana en su diversidad también en lo económico», explican sus asesores, que recuerdan que los anteriores Gobiernos se relacionaban prioritariamente con países de similar política económica.

En Chile se potenciarán las relaciones económicas; Bolivia, que no ha sido visitada por ningún jefe del Gobierno español desde hace 20 años, supone el reconocimiento al mundo indígena encarnado en su presidente, Evo Morales, y sirve de introducción a países integrados en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Con su Gobierno se firmarán proyectos de cooperación en materia de agua, saneamiento, sanidad y educación, mientras se impulsa la participación española en las obras de desarrollo del ferrocarril.

Pedro Sánchez ofrecerá a Colombia la ayuda de España para buscar un acuerdo de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), cuya resistencia a comprometerse con un cese de la violencia mantiene estancada la negociación con las autoridades colombianas. Siempre y cuando el nuevo Ejecutivo de Iván Duque solicite la intervención de España, el Gobierno español está dispuesto a actuar como facilitador de las negociaciones, ayudando a que el proceso avance e interviniendo, si así se le pide, cuando las conversaciones pasen por dificultades, explican fuentes gubernamentales.

La última escala de la gira latinoamericana se producirá en Costa Rica, donde Sánchez quiere avanzar en uno de los objetivos transversales de su Gobierno: la transición energética y el cambio climático. La estancia en San José también permitirá el diálogo sobre derechos humanos, ya que allí reside la Corte Iberoamericana de Derechos Humanos.

«El peso específico de España en el mundo tiene mucho que ver con América Latina, nos multiplica a nosotros y a ellos», explican desde el gabinete del presidente, que mantiene el viaje a Marruecos como prioridad diplomática a pesar de no haber podido celebrarlo antes de visitar varios países europeos y americanos ahora, como ha sido tradicional en los jefes de los Ejecutivos españoles.

Preocupación por Venezuela

La gira latinoamericana de Sánchez no obvia la «preocupación» del Gobierno por la situación humanitaria y económica de Venezuela. El Ejecutivo socialista asegura que contribuirá a encontrar una solución para que «España pueda aportar lo máximo posible a la crisis migratoria que afecta a Colombia y a otros países». En este sentido, recuerda la importante colonia de venezolanos que reside en España, la mayor después de la argentina, y que en la actualidad es el país con mayor número de demandantes de asilo político en nuestro país.