Política

Zapatero, Iglesias y Garzón apoyan juntos la cuestionada reelección de Evo Morales

logo
Zapatero, Iglesias y Garzón apoyan juntos la cuestionada reelección de Evo Morales

Cartel que anuncia el acto de Zapatero, Iglesias y Garzón en apoyo de Evo Morales. E.I.

Resumen:

Zapatero, Iglesias y Garzón participarán juntos en un acto de apoyo a la reelección de Evo Morales en Madrid el 21 de febrero, segundo aniversario del referéndum celebrado en Bolivia para cambiar su Constitución y permitir un cuarto mandato de su presidente. El Gobierno perdió la consulta con un 49% de los votos frente al 51% que optó por el ‘no’.

A pesar de la limitación de mandatos constitucional y la derrota en el referéndum, Morales se aferra a un fallo del Tribunal Constitucional para presentarse a un cuarto mandato en 2019.

Zapatero convirtió Bolivia en principal destinatario de fondos de cooperación y le condonó su deuda con España. Ha recibido los más altos galardones académicos y políticos del país andino.

El ‘Movimiento al Socialismo’ de Evo Morales sirve de inspiración para postulados de Podemos como la plurinacionalidad.

José Luis Rodríguez Zapatero, ex presidente del Gobierno y ex secretario general del PSOE; Pablo Iglesias, líder de Podemos, y Alberto Garzón, coordinador general de IU, participarán juntos en un acto de apoyo a la reelección de Evo Morales en Madrid el 21 de febrero, segundo aniversario del referéndum celebrado en Bolivia para cambiar su Constitución y permitir un cuarto mandato de su presidente y que perdió con un 49% de los votos frente al 51% que optó por el ‘no’.

A pesar de que la Constitución boliviana limita a dos los mandatos presidenciales y que el Gobierno perdió el referéndum para cambiarla, el Tribunal Constitucional del país ha emitido un controvertido fallo que establece los “derechos políticos” reconocidos por la Convención Americana sobre Derechos Humanos por encima de la limitación de mandatos para dar cobertura legal a la reelección de Morales. El alto tribunal declaró inconstitucionales las leyes electorales que impiden la perpetuación en el poder de los presidentes. Evo Morales lleva tres mandatos al frente del país, uno con un antiguo régimen constitucional vigente hasta 2009 y dos con la Constitución promulgada durante su Gobierno.

Mientras la oposición boliviana y asociaciones pro derechos humanos impulsan denuncias y recursos en la Justicia internacional para frenar la pretensión de Morales de presentarse a las elecciones generales de 2019, su Gobierno y su partido, MAS (Movimiento al Socialismo), están promoviendo manifestaciones y actos de apoyo por todo el mundo. Y aquí entran en acción los tres dirigentes políticos españoles de izquierdas.

Zapatero, Iglesias y Garzón participarán en un acto en el auditorio Marcelino Camacho de la sede de CC.OO. de Madrid el 21 de febrero bajo el lema ‘Por Bolivia, con Evo’. El encuentro está organizado por la Plataforma de Apoyo a Bolivia en colaboración con la embajada del país en Madrid, que es la que ha contactado con la oficina del ex presidente socialista. De hecho, Zapatero acudirá para hablar de su relación con Evo Morales durante su etapa como presidente del Gobierno, puntualizan desde su oficina.

La invitación a Pablo Iglesias, que acudió en 2014 al país con Íñigo Errejón y en noviembre pasado con un amplio séquito de Podemos, se debe a su “relación directa” tanto académica como política con el MAS, el movimiento político liderado por Morales que sirvió de “inspiración” a Podemos, según la embajada boliviana en Madrid. La participación de Alberto Garzón también se produce por su “afinidad ideológica”, explica este departamento diplomático.

La buena relación de Zapatero con el Gobierno de Morales no se limita a las tareas de mediación en países de América Latina como Venezuela o Colombia que viene realizando desde que dejó la Moncloa. También como presidente del Gobierno ayudó notablemente al gobernante andino. El Gobierno español condonó a Bolivia más de 62 millones de euros de una deuda procedente de créditos del Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) en febrero de 2010. El entonces presidente socialista acordó esa medida en septiembre de 2009, durante la visita a España de Evo Morales.

Además, bajo su mandato, el Gobierno español convirtió a Bolivia en destinatario principal de Ayuda Oficial al Desarrollo con subvenciones que algunos medios cuantifican en más de 300 millones de euros durante sus dos legislaturas, además de la compra y el envío de 700 ambulancias para las comunidades indígenas.

Como recompensa a esa cooperación, Zapatero recibió los máximos honores políticos y académicos del  país andino. En febrero de 2015 fue investido doctor honoris causa por la Universidad Mayor de San Andrés, la mayor universidad pública del país, y recibió de manos de Morales la máxima condecoración que concede el Estado boliviano, el Cóndor de los Andes, en un acto en el palacio de Gobierno de La Paz.

En su discurso de agradecimiento, Zapatero destacó que una de las experiencias que más lo había enriquecido a lo largo durante su etapa al frente del Gobierno fue conocer al presidente boliviano, un “hombre sencillo” que quería lo mejor para los que “no tienen de todo” y con el que coincidía en sus propósitos para Bolivia. Según relató, por ese motivo decidió darle todo el apoyo de España en cuanto Morales llegó al poder.

El ex presidente español aseguró que los españoles “comprendieron muy bien” que su Gobierno destinara la mayor cantidad de fondos para la cooperación a Bolivia, incluso cuando se utilizaron fórmulas no muy ortodoxas como la compra directa de ambulancias destinadas a las comunidades campesinas. “El presidente Morales me convenció de hacerlo”, rememoró.

“Inspiración” para Podemos

El ‘Movimiento Al Socialismo’ de Evo Morales ha inspirado algunos postulados de Podemos como la plurinacionalidad, ya que se trata del único país del mundo que se autodefine como tal en su Constitución: Estado Plurinacional de Bolivia. Muchos dirigentes de Podemos han estudiado, trabajado y asesorado al Gobierno boliviano como Íñigo Errejón, que le  dedicó su tesis doctoral, presentada en 2012 y titulada La lucha por la hegemonía durante el primer gobierno del MAS en Bolivia (2006-2009): Un análisis discursivo.

Tras fundar Podemos en 2014 y antes de su llegada al Congreso, Errejón viajó con Iglesias a Bolivia. Aquel encuentro con Evo Morales formó parte de la gira por latinoamérica que protagonizaron ambos y que también les llevó a Uruguay y Ecuador. Entonces, Iglesias alabó “la valentía de los gobiernos verdaderamente patriotas” y el “ejemplo” que suponían “para los pueblos del sur de Europa”.

En noviembre de 2017, Iglesias volvió a Bolivia, pero no con Errejón, sino con su portavoz parlamentaria, Irene Montero, y el secretario general del grupo, Txema Guijarro. “Nos gustaría que España fuera un país de naciones, en el que existiera un patriotismo republicano”, señaló Iglesias en una conferencia magistral titulada A 100 años de la Revolución de octubre, junto al vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Álvaro García Linera. El líder de Podemos aseguró también que la Monarquía “se quedó encerrada en una concepción uninacional que excluye, más que integra” y que “hace falta un conjunto de instituciones, una nueva institucionalidad integradora, para construir un país que a nuestro juicio se tiene que llamar España, pero que tiene que contener diferentes naciones: la catalana, la vasca, la gallega, la española”, dijo Iglesias. Por su parte, Montero participó en la mesa El rol de la mujer en los procesos revolucionarios.