Política

Delgado, sobre sus audios con Villarejo: “Soy víctima de la derecha, la extrema derecha y la extrema extrema derecha”

La ministra de Justicia, que cambió hasta en cuatro ocasiones su versión sobre la relación con Villarejo, ha señalado este miércoles en el Congreso que nunca "mintió" sobre este extremo.

logo
Delgado, sobre sus audios con Villarejo: “Soy víctima de la derecha, la extrema derecha y la extrema extrema derecha”
Comparecencia Dolores Delgado

Comparecencia Dolores Delgado

Resumen:

La ministra de Justicia Dolores Delgado ha señalado este miércoles en el Congreso de los Diputados que considera que las grabaciones sobre su comida en un tono cordial y jocoso con el comisario José Villarejo son un “ataque” directo a ella por ser “ministra del Gobierno de España”. “Esta grabación no tiene otro objetivo más que condicionar la acción del Ejecutivo del que formo parte”, añadió la ministra reprobada por la oposición. La ex fiscal ha señalado que se tratan de unos audios “obtenidos de forma ilegal”. “Es un chantaje al Estado a través de mi persona, es una extorsión al Gobierno”, recalcó la miembro del Ejecutivo quien calificó al comisario como un “presunto delincuente”.

“Y la derecha, la extrema derecha y la extrema extrema derecha tratan de aprovechar este chantaje con el fin de evitar que este Gobierno trabaje y siga avanzando en una agenda de regeneración democrática”, añadió. “Señorías, no he mentido, no he tenido relación profesional alguna con el señor Villarejo ni tampoco soy amiga del señor Villarejo”, sostuvo la ministra de Justicia tras haber cambiado hasta en cuatro ocasiones su versión sobre su relación con el cabecilla de la operación Tándem.

Después de dos semanas de silencio, Delgado ha negado este miércoles tener relación con el comisario de las cloacas del Estado después de que se difundiera la grabación de la conversación mantenida el 23 de octubre de 2009 durante un almuerzo al que asistió junto al entonces juez Baltasar Garzón, el comisario ya jubilado José Manuel Villarejo y tres mandos policiales más (Miguel Ángel Fernández Chico, Enrique García Castaño El Gordo y Gabriel Fuentes).

“Víctima de un chantaje”

En aquel almuerzo, la ex fiscal de la Audiencia Nacional llamó “maricón” al actual ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska; dijo a Villarejo que extorsionar con prostitutas era “éxito asegurado”; confesó que prefería “tribunales de tíos”; y, relató cómo jueces del Tribunal Supremo “estuvieron con menores” en un viaje a Cartagena de Indias, Colombia.

En la Comisión de Justicia, la ministra se ha presentado, una y otra vez, como una “víctima” de un chantaje al “Gobierno decente de Pedro Sánchez”. “En primer lugar, como ministra del Gobierno de España porque un presunto delincuente, un miembro de las cloacas del Estado, pretende con esta estrategia, a través de mí, desestabilizar al Gobierno para obtener una ventaja procesal”. Asimismo, la ministra se ha presentado como víctima de la “utilización política” que la “derecha, extrema derecha y la extrema extrema derecha” ha hecho del citado chantaje.

“No voy a entrar en el contenido de esas grabaciones que son ilícitas y suponen la materia de la que se sirve el chantajista. Como no entraría a valorar ninguna grabación ilícita que afectase a cualquier otra persona, porque tengo claro quién es la víctima del chantaje”, aseguró Dolores Delgado quien, además, recalcó que se trata del ataque a una “mujer” que “ha tenido que aguantar que se cuestione su profesionalidad” y que se la califique “marioneta de alguien”.

Señala al PP

Asimismo, la titular de Justicia ha recordado en la Cámara Baja que “Villarejo actuó bajo la dirección del entonces ministro de Interior, del Partido Popular, Jorge Fernández Díaz, quien llegó a destacar sus relevantes servicios. (…) Fue Fernández Díaz quien permitió a Villarejo que compatibilizase su trabajo policial con su actividad como investigador privado y como gestor de empresas de todo tipo”.

Dolores Delgado también ha precisado que su último responsable directo como director general de la Policía es hoy el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, y ha añadido que Villarejo fue director adjunto del entonces comisario principal Eugenio Pino, a quien el exministro de Justicia, Rafael Catalá, le concedió una medalla en atención a sus méritos.

Fue bajo la dirección de Fernández Díaz, ha continuado Delgado, donde Villarejo “participó en la llamada Operación Cataluña” contra adversarios políticos independentistas o “también contra grupos políticos de la oposición como Podemos”. Además, la ministra ha acusado directamente al PP de amparar la actividad de “esa brigada patriótica” en la que “habrían participado también miembros destacados del PP como Alicia Sánchez Camacho o el anterior jefe gabinete de Mariano Rajoy, Jorge Moragas”.

Por su parte, ningún grupo parlamentario -excepto Ciudadanos- preguntó a la ministra por si denunció que el comisario extorsionaba a empresarios y prostitutas en su condición de fiscal. Dolores Delgado se limitó a mantener su versión del chantaje y señaló que no iba a entrar en el contenido de esa conversación.