Política

Manuela Carmena, molesta por el intento de Podemos de imponerle su equipo para 2019

La alcaldesa cancela un acto de proclamación por los recelos de que Podemos maniobre para incluir a los suyos

logo
Manuela Carmena, molesta por el intento de Podemos de imponerle su equipo para 2019

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. EFE

Resumen:

Primero en Upday

 

Turbulencias en la plataforma electoral morada para 2019, con fuertes tensiones entre Podemos y Manuela Carmena. La formación de Pablo Iglesias no se aviene al único requisito que puso la alcaldesa de Madrid para dar el paso a la reelección -elegir al equipo con el que se presentará-, no cede en este punto e insiste en colocar a los suyos en las listas para las elecciones municipales de 2019, y las maniobras de la formación han sentado mal a la primera edil de Madrid, Manuela Carmena, que este fin de semana reconocía lo «muchísimo» que le costó la decisión de dar un paso al frente, tras meses envuelta en dudas.

La idea de Carmena consistía en presentarse con un equipo de confianza que incluyera a dirigentes con los que ha compartido Gobierno municipal durante los últimos años, tanto de Podemos, como la portavoz municipal Rita Maestre o los concejales Jorge García Castaño, Pablo Soto o Esther Gómez, como de otras formaciones como Equo, partido al que pertenece la concejal de movilidad Inés Sabanés. El plan pasaba por convocar unas primarias en las que Podemos pidiera ratificar estas listas cerradas pero la formación morada, en su intento por presionar a la alcaldesa para incluir a los suyos, ha convocado unas primarias municipales en el seno del partido.

Después de que Carmena anunciara su decisión de presentarse de nuevo, se reunió con Iglesias, y desde Podemos se comprometieron a garantizar a la alcaldesa el «pleno control» sobre su equipo de Gobierno. Pero en las últimas semanas la posición pública ha cambiado y el propio Iglesias ha recordado a Carmena que «sin Podemos y sin IU» la juez no habría ganado las elecciones de 2015.

Más allá de las declaraciones, la sorpresa llegó el pasado lunes 9 de octubre, cuando Podemos convocó primarias para elegir los candidatos a las municipales de la capital. La organización abrió entonces decenas de votaciones en su web para elegir las listas de las listas europeas, autonómicas y municipales que se presentarán en las elecciones de 2019. Y en este macroproceso incluyó contra todo pronóstico las primarias que, en teoría, elegirán los integrantes de la lista de Carmena.

A diferencia de Madrid, Podemos no ha convocado primarias abiertas en Barcelona

Curiosamente, en estas votaciones no se elegirán las listas de Ada Colau para la Alcaldía de Barcelona. En Barcelona, otro de los considerados ayuntamietnos del cambio, Podemos optará con toda probabilidad por una negociación entre comunes, Podem y otras fuerzas que culmine con una ratificación de la lista ya cerrada, en lugar de un proceso abierto como el elegido en Madrid. «¿Por qué no podemos hacerlo igual que Barcelona?», se preguntan desde el entorno de Manuela Carmena.

Y es que esta maniobra ha sido considerada como un intento por forzara Carmena a llevar en las listas a dirigentes de Podemos, pero la alcaldesa se mantiene en sus trece y no incluirá a nadie que no sea de confianza para evitar así las crisis de Gobierno vividas durante los últimos años, que culminaron con el cese del edil Carlos Sánchez Mato.

El ex Jemad, hombre fuerte de Iglesias, como número dos

La formación morada quiere tener más presencia en la plataforma electoral y existe un especial interés por situar en puestos relevantes del Gobierno municipal al hombre fuerte de Iglesias en la capital, el ex Jemad Julio Rodríguez, secretario general de Podemos en la ciudad de Madrid, que ya se presentó en las generales de 2015 y 2016 sin resultar elegido en ninguno de los dos comicios.

Iglesias busca el control del bastión madrileño tras la rebelión territorial de los últimos meses

El militar era también la persona elegida por Iglesias como el relevo de Carmena en caso de que ésta no se presentase. Ahora Podemos quiere situarle como número dos del Consistorio para mantener así el control sobre el partido después de la rebelión territorial sufrida en los últimos meses, aunque Rodríguez no cuenta con la confianza de la alcaldesa, que ya es partidaria de contar con «gestores» en lugar de a «políticos».

Las primarias municipales de Podemos buscan ejercer presión para incluir a los morados en el equipo municipal. La alcaldesa recibió con sorpresa esta decisión, de la que no fue informada antes de la convocatoria, y la edil ha reconocido en su entorno su malestar hacia el órdago de Podemos.

Carmena pide cancelar su acto de proclamación

La alcaldesa no dará un paso atrás en su decisión de presentarse de nuevo a la Alcaldía, pero las primarias de Podemos abren un futuro incierto: los militantes de Podemos se votarán entre el 20 y 25 de noviembre y el 27 del mismo mes se anunciarán los resultados. Los elegidos entre las bases para ir a elecciones podrían darse de bruces con el ‘no’ de la alcaldesa. Un extremo en el que Iglesias tendría que rectificar, viéndose obligado a rechazar a sus candidatos aunque tengan la «legitimidad» de las bases.

Por lo pronto, lo que sí que ha hecho Carmena es ordenar la cancelación del acto del próximo 28 de octubre para su proclamación. El acto, organizado por los suyos, iba a ser multitudinario, con la presencia de humoristas como Eva Hache o Joaquín Reyes, y serviría para dar el pistoletazo de salida a la precampaña municipal. Pero las dudas respecto a la configuración del equipo y la incertidumbre en su gobierno han hecho a Carmena pedir frenar en seco estos planes y dejar en stand by cualquier tipo de proclamación antes de cerrar los flecos de la candidatura.