«Los pactos están para cumplirlos. La gente quiere certezas y quiere coherencia. Sería bueno que el Gobierno no se vuelva a equivocar nunca de aliados».  Con estas palabras respondía ayer el líder de Podemos, Pablo Iglesias, a las llamadas del presidente del Gobierno a Ciudadanos y PP para negociar unos Presupuestos que aún no cuentan con el apoyo de los partidos independentistas. Sin ese respaldo, Pedro Sánchez no podrá aprobar en el Parlamento sus cuentas y su continuidad en el poder se vería comprometida. «Es contradictorio pretender gobernar con quienes has echado del Gobierno y a la vez con quienes te han permitido estar en el Gobierno», reprochaba también el portavoz parlamentario del PDeCAT, Carles Campuzano.

Para seguir leyendo Regístrate GRATIS