Política

Rita Maestre y cinco concejales de Carmena rompen con Podemos y se descuelgan de sus primarias

Los dirigentes, de máxima confianza de la alcaldesa de Madrid, se retiran del proceso tras ser relegados en las listas por el ex Jemad Julio Rodríguez

logo
Rita Maestre y cinco concejales de Carmena rompen con Podemos y se descuelgan de sus primarias
Carmena, Higueras y Maestre, en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid.

Carmena, Higueras y Maestre, en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid. EFE

Resumen:

La portavoz del Gobierno municipal de Manuela Carmena, Rita Maestre, junto a los cinco concejales madrileños que hasta ahora integran el partido de Pablo Iglesias, José Manuel Calvo, Francisco Pérez, Esther Gómez, Jorge García Castaño y Marta Gómez Lahoz, se han retirado de las primarias de Podemos Madrid. La decisión se ha precipitado este domingo a última hora, minutos antes de medianoche, cuando expiraba el plazo para inscribir las listas del proceso interno de Podemos del que saldrán los candidatos para las elecciones municipales madrileñas de 2019. El equipo de Gobierno municipal ha terminado por escenificar su ruptura con Podemos tras las discrepancias en la elaboración de las listas y ante lo que consideran un intento del partido de Pablo Iglesias de imponer a los suyos a Carmena. Este paso atrás podría conllevar sanciones para los concejales que irían hasta la expulsión, ya que todos los cargos públicos de Podemos deben pasar previamente por primarias, según establecen sus estatutos.

Maestre, junto al resto de concejales de Carmena, han tomado esta decisión in extremis, tras conocer la configuración de la lista elaborada por el secretario general de Podemos Madrid, el ex Jemad Julio Rodríguez, dos horas antes del cierre del plazo. La lista, que ha sido rechazada por los concejales, al considerarla fruto de una dinámica más partidista que de Gobierno. En ella, Rodríguez aparecía como el cabeza de lista, en un intento por asegurar su presencia en las listas municipales de la alcaldesa tras sus fiascos electorales en las anteriores citas electorales, después de no haber salido elegido ni en las generales de 2015, cuando se presentó por Zaragoza, ni en las de 2016, cuando se presentó por Almería. Iglesias ideó un plan para Rodríguez en Madrid, desvelado por El Independiente, que pasaba por sustituir a Carmena en caso de que no se presentara a la reelección y, en caso de que la alcaldesa siguiera, buscarle un hueco en el equipo de Gobierno.

Más allá de eso, la situación de los concejales es lo que les habría empujado a dar un paso al lado: aunque la portavoz municipal Rita Maestre ocupa el número dos, el resto de concejales aparecen relegados en la la lista interna en favor de otros nombres afines al militar, reduciéndose así sus posibilidades de figurar en la lista final y de optar a su reelección. Una vez descolgados de las primarias de Podemos, los dirigentes podrían ser incluidos en la papeleta directamente por Carmena, con quien mantienen buena sintonía, sin tener que pasar por las votaciones internas con un equipo diseñado por el ex Jemad, aunque podrían afrontar duras sanciones del partido por esta misma razón.

Carmena anunció que se presentaría a la reelección a la Alcaldía con una condición: que no le impusieran a su equipo. El anuncio de primarias en Podemos Madrid ya enfadó a la alcaldesa, que optaba por fórmulas como la de Barcelona de Ada Colau, donde se obvian las primarias moradas y se apuesta por una mesa abierta de negociación. Ahora, aunque acepta que en su bancada habrá personas no especialmente afines, sí ha expresado su intención de tener a su lado a personas de su equipo de Gobierno como la portavoz Rita Maestre, el delegado de Economía Jorge García Castaño,  o el de Urbanismo José Manuel Calvo, todos ellos de Podemos. También exige espacio para gente de su confianza, entre los cuales podrían estar el gerente Eloy Cuéllar, la asesora jurídica Lourdes Menéndez o su jefe de gabinete Felipe Llamas.

Sin embargo, las conversaciones entre Podemos y el carmenismo han volado por los aires en las últimas horas. El ex Jemad ha situado a sus afines en lugares destacados y ha dejado a las personas de confianza de Carmena en peores posiciones. De esta manera forzaría a la alcaldesa a incluir a dirigentes de Podemos en sus listas: para que sus concejales pudieran repetir en la papeleta electoral, tendría antes que dar cabida a los dirigentes más votados, los que figuran en la parte alta de la lista y afines al Jemad. Un extremo al que los seis concejales morados se han opuesto de plano, rechazando su participación en las primarias municipales de Podemos Madrid. Las conversaciones se habían intensificado en las últimas horas y entre las diez y las doce de la noche, los miembros del núcleo duro de Carmena decidieron renunciar a su carrera interna dentro de Podemos.

La continuidad de los concejales, amenazada por la lista del ex Jemad

Con la configuración de las primarias, tampoco estaba claro que los concejales, con los que Carmena ya había mostrado su intención de contar, pudieran acceder a su equipo de Gobierno. Los futuros acuerdos con fuerzas como IU o Equo, además de la inclusión de perfiles independientes como Inés Sabanés, Pablo Soto o Marta Higueras, engrosarán la lista, y harían peligrar su continuidad. Tras la integración de fuerzas, los últimos puestos de las primarias de Podemos -ocupados por los carmenistas- podrían quedar fuera de la papeleta electoral; unos últimos puestos que están precisamente ocupados por personas especialmente cercanas a la alcaldesa de Madrid.

La concejal Esther Gómez va en el último puesto de la lista, el número 12, -pese a ser la dirigente más votada en las primarias internas que eligieron a Rodríguez como secretario general de Podemos en la ciudad de Madrid. El concejal Jorge García Castaño, que se encarga del Área de Economía y Hacienda tras la destitución fulminante de Carlos Sánchez Mato, aparece en el puesto número 11. Esto contrasta con los lugares privilegiados donde se han situado dos personas abiertamente pablistas y del aparato: Francisco Verdes, asesor de Podemos en el Congreso cercano a Ramón Espinar, y Maby Cabrera, secretaria de Organización de Podemos en la ciudad de Madrid y persona de confianza del ex Jemad.

El resto de los concejales de Carmena, de máxima confianza de la alcaldesa van a partir del quinto puesto de la lista. El quinto es Paco Pérez, concejal de Vallecas; la sexta Marta Gómez; en séptimo, José Manuel Calvo; en octavo lugar habría ido un representante de los Círculos del partido; en noveno, Bruno Estrada, del equipo del ex Jemad y adjunto al actual secretario general de CCOO Unai Sordo; en décimo Beatriz Herranz, persona de confianza del militar, y  en últimos puestos Jorge García Castaño y Esther Gómez.

Estas posiciones, y la posibilidad real de que las primarias cierren la puerta a Carmena a diseñar su propio equipo, han llevado a Rita Maestre y los cinco concejales restantes a retirar su nombre de las primarias para, una vez celebrado el proceso interno, evitar ser moneda de cambio en la guerra Carmena-Podemos para intentar configurar el equipo de la alcaldesa.