Política

Casado inició anoche los primeros contactos con Rivera y Abascal para formar gobierno en Andalucía

El líder de Ciudadanos niega, en cambio, que se haya producido ese contacto que Casado asegura públicamente haber tenido

logo
Casado inició anoche los primeros contactos con Rivera y Abascal para formar gobierno en Andalucía
Mitin de cierre de campaña del candidato del PP-A a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno, junto al presidente del PP, Pablo Casado.

Mitin de cierre de campaña del candidato del PP-A a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno, junto al presidente del PP, Pablo Casado. EP

Resumen:

El líder del  PP, Pablo Casado, inició ayer los primeros contactos con Albert Rivera y con Santiago Abascal al objeto de llegar a un acuerdo que permita a Juan Manuel Moreno ser el nuevo presidente de la Junta de Andalucía. Así se lo ha transmitido a los miembros de su comité ejecutivo nacional, reunido ahora en la sede del PP de la calle Génova, según ha podido saber El Independiente.

Casado no ha proporcionado más detalles de unas conversaciones imprescindibles para sustituir a la socialista Susana Díaz, que se ha quedado muy lejos de sumar con Adelante Andalucía una mayoría suficiente para permanecer en el poder, pero se ha comprometido a mantener informados a los suyos de la marcha de los acuerdos. Ha defendido el líder del PP que “sólo tenemos nosotros la posibilidad de gobernar”, ante un Juan Manuel Moreno que ha dado las gracias a los suyos por volcarse en la campaña electoral.

Casado reivindica de nuevo elecciones generales

Ya en rueda de prensa posterior, Casado, que ha comparecido junto a su candidato, ha admitido las conversaciones con Rivera y Abascal, pero se ha limitado a comentar que trazó con ellos “el esquema” de la futura gobernabilidad dando a entender que no hay alternativa ni alternancia en el poder que no pase por la presidencia del PP de la Junta de Andalucía. Curiosamente, desde Ciudadanos niegan que ambos dirigentes hayan hablado.

Asimismo, ha defendido Casado que el PP ha recibido “un mandato claro e inequívoco” para liderar Andalucía. Considera que a tenor de los resultados “y del batacazo del PSOE, Sánchez debería convocar elecciones de inmediato” con una “huida hacia adelante” solo beneficia a sus socios parlamentarios. “Ha pasado de un gobierno frankenstein a un gobierno zombi”, ha agregado para reclamar de nuevo urnas ante un PSOE “con el que no hay nada que negociar”.

Por lo pronto, Casado va a tomar impulso con estos resultados y desplegarse por todas las comunidades, donde debe designar candidatos para las elecciones de mayo. Su objetivo es “lanzar un proyecto de futuro que no puede esperar”.

Para Moreno, el de ayer ayer fue “un día grande de esos que se producen en democracia”. Planteado como un eferéndum sobre continuidad o cambio, “los andaluces han dicho que quieren cambio”.  El “vuelco histórico” se ha producido, a su juicio, por tres razones, a saber,  “un batacazo monumental del PSOE que tiene mucho que ver con el rechazo de los andaluces a las recetas y actitud de soberbia socialista”; la existencia, dice, “de un liderazgo claro del centro-derecha del PP” y, en tercer lugar, “una posibilidad real, tangible de cambio de gobierno”.

Límite, el 27 de diciembre

Pide, el que puede ser el próximo presidente no socialista del Gobierno andaluz, que nadie bloquee la posbibilidad de un gobierno alternativo. “Le pido al resto de las  fuerzas políticas con las que vamos a tener un diálogo franco y sincero para construir un futuro mucho mejor, que sean responsables”, ha pedido.

Moreno ya mantuvo por su parte un pequeño contacto con el candidato de Ciudadanos, Juan Marín, que éste, como hace Rivera con Casado, también niega. Se han emplazado a hablar esta semana y la siguiente con el límite del día 27, en que se debe constituir el parlamento andaluz. Habrá que negociar la presidencia del mismo y la composición de la mesa.

Al PP “sólo le queda crecer. Hay que ocupar las calles”

“Cualquier fuerza de cambio que quiera gobernar en Andalucía tiene las puertas abiertas”, ha dicho por su parte Casado que ha insistido en que el PP “tiene intención de recuperar todo el espacio electoral” del centro-derecha. Defiende que al PP sólo queda crecer, que no se puede esperar que la gente acuda a las sedes “sino ocupar las calles”.

Tras afirmar que “triunfalismos los justos, pero el cambio es histórico” y que contra lo que ha pasado en Francia o Italia “estamos aguantando el tipo”, ha explicado que siguen defendiendo que gobierne la lista más votada. Pero ante el desinterés del resto de los partidos a aprobar una ley en ese sentido “estamos exonerados de cumplir esa norma no escrita”. Y, ya de paso, ha recordado Casado que apoyaron al PSE para que Patxi López fuera lendakari sin haber ganado las vascas.

Casado, contra Podemos en defensa de Vox

El líder nacional  del PP se ha preguntado “¿qué va a decir la izquierda sobre la radicalidad?” en defensa de Vox, sobre el que “tenemos que ver lo que propone”. A continuación ha arremetido contra Podemos, “que habla de Vox como un partido peligroso cuando ellos han defendido la historia criminal etarra, la dictadura de Maduro, a Valtonyc y a los independentistas que quieren romper España”.

Eso sí, la “línea roja”, infranqueable, es que la presidencia de Andalucía “la asuma el PP”, ha dicho Moreno. Y, a aprtir de ahí “se puede negociar todo en la linea de los objetivos que nos hemos marcado. Andalucía necesita aire fresco y sólo lo puede proporcionar un nuevo gobierno”.