PolíticaAdmitida la querella del dos de Gürtel

Garzón, investigado por “confabular un complot” para instruir la trama Gürtel

Un juzgado de Madrid ha admitido a trámite la querella del 'número dos' de Gürtel, Pablo Crespo, contra el ex juez de la Audiencia Nacional / Villarejo se jactó de haber intervenido de la mano del magistrado antes de que el caso estuviera judicializado

logo
Garzón, investigado por “confabular un complot” para instruir la trama Gürtel
Baltasar Garzón

El ex juez Baltasar Garzón.

Resumen:

El titular del Juzgado de Instrucción 50 de Madrid ha admitido a trámite la querella que el número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, interpuso contra Baltasar Garzón por “confabular un complot” para instruir el caso después de que salieran a la luz pública los audios que reflejaban que el ex juez mantuvo una reunión con altos mandos policiales para preparar la operación de corrupción antes incluso de que la causa hubiera recaído en su juzgado.

El magistrado Esteban Vega ha admitido a trámite la querella interpuesta por Crespo por un delito de prevaricación judicial  al entender que “los hechos que resultan de las anteriores actuaciones presentan características que hacen presumir la posible existencia de delito/s”. En el auto de admisión, al que ha tenido acceso El Independiente, el togado ha acordado librar un oficio al Decanato de la Audiencia Nacional “a fin de que se remita a este órgano testimonio de las Normas de Reparto de los Juzgados Centrales de Instrucción en el año 2008”.

El instructor también pide al Consejo General del Poder Judicial que le informe sobre la situación actual del querellado Baltasar Garzón, “con el fin de determinar la competencia de este juzgado para el conocimiento de los hechos formulados en la querella”. El magistrado ejerce como abogado después de haber sido inhabilitado a 11 años por el Tribunal Supremo en 2012.

Crespo ejerce esta acción penal tras conocerse el contenido de la conversación que de forma subrepticia grabó el comisario jubilado José Manuel Villarejo durante una comida celebrada el 23 de octubre 2009 en el restaurante madrileño Rianxo y difundidos por la web moncloa.com. El policía vinculado a las cloacas del Estado se jactó de haber intervenido y “preparado” la investigación del caso Gürtel de la mano del magistrado jiennense antes incluso de que el procedimiento estuviera judicializado.

Villarejo se jactó de haber intervenido en ‘Gürtel’ de la mano de Garzón antes de que el caso estuviera judicializado

“En el 2008 comimos Balta, Juan Antonio, el Oli y yo preparando lo de la Gürtel. En agosto, o sea, justo cuando al día siguiente admitía él el tema y tal y cual y, oye, esto vamos a hacerlo así y tal, tal, tal…”, cuenta José Manuel Villarejo al comisario Gabriel Fuentes en un pasaje de la conversación. ‘Balta’ era Baltasar Garzón, ‘Juan Antonio’ era Juan Antonio González García -comisario general de Policía Judicial entre 2004 y 2012, en la etapa del socialista José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno- y ‘El Oli’ era José Luis Olivera, jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional entre 2006 y 2012 y al que el ministro Fernando Grande-Marlaska destituyó como director del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) nada más llegar al Ministerio del Interior a principios del pasado mes de junio.

Fue en agosto de 2008 cuando Garzón, entonces titular del Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional, abrió una causa secreta y empezó a practicar diversas diligencias en el marco del procedimiento bautizado con el nombre en alemán del primer apellido del cerebro de la trama: Correa (gürtel). El origen había sido las grabaciones que años antes había realizado el ex concejal del PP de Majadahonda José Luis Peñas a Francisco Correa -condenado por la Audiencia Nacional a 51 años y 11 meses como cabecilla de la red corrupta en la pieza relativa a la primera época (1999-2005)- y que había puesto en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción.

La investigación se llevó con máximo sigilo durante meses y no fue hasta el 6 de febrero de 2009 cuando la ciudadanía tuvo conocimiento de ella. Fue a raíz de la redada ordenada por Garzón y que supuso la detención de Francisco Correa; su lugarteniente y ex secretario de Organización del PP de Galicia, Pablo Crespo; la esposa del cabecilla, María del Carmen Rodríguez Quijano; Isabel Jordán, ex administradora de empresas del Grupo Correa, y Antoine Sánchez como presunto testaferro de Correa.

“Balta te lo había contado”

En el citado encuentro con el comisario Fuentes, Villarejo asegura que el comisario Juan Antonio González le dio la instrucción de contarle “todo” a Garzón porque “es un hombre muy importante para este país”, a lo que el policía dice que le contestó: “Macho, a mí no me cuentes nada, que a mí siempre me ha caído de puta madre, qué quieres y le conté… Bueno, las cosas… ¿Te acuerdas? Obviamente, a mi tronco se lo conté. Oye, macho, no me hagas esto. Balta te lo había contado, te había dicho lo del papeo, pero bueno…”.

Baltasar Garzón fue hace diez años el primer instructor de la trama de corrupción vinculada al PP. Haber intervenido las conversaciones que los principales cabecillas de la trama mantuvieron en prisión con sus letrados, laminando gravemente el derecho de defensa de los mismos, le costó una condena por parte del Tribunal Supremo de once años de inhabilitación por un delito de prevaricación judicial con violación de las garantías constitucionales.