Política

Pablo Crespo, en el Congreso: “Gürtel fue organizada por Rubalcaba y sus amiguetes policías”

El 'número dos' de Correa asegura que el caso se preparó "en los despachos de Interior" y llama "delincuente" a Garzón / Crespo admite una dinámica institucionalizada de pagos en B en el PP de Galicia y niega el pago de sobresueldos a Rajoy

logo
Pablo Crespo, en el Congreso: “Gürtel fue organizada por Rubalcaba y sus amiguetes policías”

Pablo Crespo, en su comparecencia en el Congreso de los Diputados. EFE

Resumen:

El número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, ha defendido en el Congreso de los Diputados que la causa fue “organizada por [AlfredoPérez] Rubalcaba y sus amiguetes de la Policía” y se ha mostrado convencido de que se terminará conociendo la verdad.

 

Condenado a más de 55 años de prisión en dos piezas de Gürtel, Crespo ha comparecido este martes ante la comisión de investigación de la presunta financiación ilegal del PP, donde se ha reafirmado en que en el PP de Galicia existía una “dinámica de donativos y pagos en B” que estaba “instalada institucionalmente” y que se extendía a otras formaciones políticas, entre los que ha citado al Bloque Nacionalista Galego. El antiguo administrador de empresas de Francisco Correa fue secretario de Organización y Acción Sindical del PP gallego entre 1996 y 1999.

A preguntas del diputado del Grupo Mixto Óskar Matute, Pablo Crespo ha reiterado que se encuentra hecho “fosfatina” y que los procesados en la macrocausa de la trama de corrupción vinculada a administraciones públicas gobernadas por el PP “son hormigas en un camino de elefantes”. Es en el  momento en que ha asegurado que la causa fue “organizada por Rubalcaba” -entonces ministro del Interior con José Luis Rodríguez Zapatero- y “sus amiguetes de la Policía”.

El ex lugarteniente de Correa defiende que el caso Gürtel “se organizó en los despachos del Ministerio del Interior”

En su turno, el diputado de ERC Gabriel Rufián ha dado a Crespo la posibilidad de que se explayara respecto a la supuesta intervención de Rubalcaba en la preparación de la causa, como acababa de denunciar. Y el ex dirigente del PP gallego no ha desaprovechado la ‘invitación’: “La causa Gürtel se organizó en los despachos del Ministerio del Interior por el señor Rubalcaba, Camacho [ex secretario de Estado de Seguridad] y un asesor de Rubalcaba que fue jefe de seguridad del PSOE, el comisario de Policía Judicial Juan Antonio González”.

Según el ex lugarteniente del cabecilla de la Gürtel, la cúpula de Interior citó al director de un medio digital, al ex concejal del PP en Majadahonda (Madrid) José Luis Peñas y un abogado “varias veces” y “allí se organizaron las grabaciones a Francisco Correa”, clave en la instrucción.

“[Nosotros] hemos sido el garrote con el que han querido tumbar al PP. Ha sido una operación política del PSOE contra el PP”, ha mantenido Pablo Crespo. Éste no ha pasado por alto el hecho de que, al día siguiente de su detención y de la de Correa, el juez Garzón coincidiera en una montería en Andújar (Jaén) con la entonces fiscal de la Audiencia Nacional Dolores Delgado; el ministro de Justicia en aquellas fechas, Mariano Fernández Bermejo, y el antiguo comisario Juan Antonio González.

“Qué casualidad que, en las grabaciones que hemos conocido después, coincidieran Dolores Delgado, Baltasar Garzón y Villarejo”, ha declarado. Crespo ha considerado como un hecho insólito que la causa Gürtel siguiera adelante pese a haber sido condenado el juez que inició la instrucción por vulnerar derechos fundamentales, motivo por el que ha llamado al juez -inhabilitado por el Tribunal Supremo a 11 años en 2012- como “delincuente”.

Crespo asegura que en el PP de Galicia existía una “dinámica de donativos y pagos en B” que estaba “instalada institucionalmente”

Con anterioridad a esas manifestaciones, la diputada de Podemos Carolina Bescansa le había preguntado al compareciente si conocía que su abogado (Miguel Durán) era el asesor jurídico de moncloa.com, el portal que ha difundido las grabaciones de encuentros del comisario José Manuel Villarejo con María Dolores de Cospedal y con la hoy ministra Dolores Delgado y el entonces juez Baltasar Garzón. Crespo ha dicho que desconocía este extremo y ha reconocido que su letrado no le cobra porque no puede pagarle, al tener todos sus bienes embargados o bloqueados desde 2009.

En una de esas cintas, el antiguo agente encubierto -en prisión preventiva desde hace un año como cerebro de la trama Tándem- reconoce que participó en las pesquisas policiales de la mano del magistrado jiennense antes de que el procedimiento estuviera judicializado. La confesión la realizó en un almuerzo celebrado el 23 de octubre de 2009 y al que, junto a Delgado y Garzón, asistieron cuatro mandos policiales.

Ello ha llevado a Miguel Durán a presentar una querella por un delito de prevaricación judicial cometido presuntamente en el año 2008 por Baltasar Garzón, al que acusa de haberse apropiado de la instrucción de dicha operación de corrupción “vulnerando las normas de reparto” de la Audiencia Nacional.

El letrado acusa al ex juez estrella de vulnerar “gravemente” derechos fundamentales de sus “rehenes” al preparar una causa “que asumió de forma injusta, tanto en una dimensión formal, por vulnerar las normas de reparto de la Audiencia Nacional, como material, por instruir una causa que había sido previamente confeccionada para él, y sin una posición de estricta imparcialidad exigible a cualquier juez instructor en un Estado de Derecho”.

Nunca le pagué sobresueldos a Mariano Rajoy ni he tenido conocimiento de que los hubiera cobrado”, afirma

En una comparecencia de más de dos horas, en la que los diputados le han agradecido que haya optado por hablar en lugar de guardar silencio, Pablo Crespo se ha reafirmado en que en el PP de Galicia existía una “dinámica de donativos y pagos en B” que estaba “instalada institucionalmente” y que se extendía a otras formaciones políticas. “Había donaciones irregulares, no creo que fueran ilegales, de empresarios, y efectivamente había una contabilidad que no estaba en la contabilidad del partido”, ha precisado.

Aunque no ha responsabilizado directamente al anterior presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, de conocer este supuesto sistema, Crespo ha dicho que generalmente “todos los secretarios del PP conocían la actividad que llevaba el señor (Luis) Bárcenas“, antiguo tesorero del partido.

“No he hablado de Rajoy”, ha dicho Crespo, y ha añadido que, pese a que no es probable que “un secretario general entre hasta el detalle de lo que hace un gerente”, sí debe conocer “los aspectos globales de cómo se financia un partido” o de “si recibe donativos”. En respuesta a una pregunta realizada por el diputado de Ciudadanos Toni Cantó, Crespo ha asegurado que “nunca pagué sobresueldos a Mariano Rajoy”.

Motivos para “callarse”

Crespo ha reiterado que en su época como secretario de organización del PP de Galicia y como diputado autonómico se pagaban “sobresueldos” no solo a políticos, sino también a periodistas, pero ha eludido dar nombres concretos porque no es “elegante ni conveniente”, dado que los que ostentaban cargos públicos ya están alejados de la política.

Ha dicho que cuenta con documentación que demuestra que dirigentes del PP gallego tienen motivos para “callarse” y ha precisado que el que fuera presidente de la Xunta Manuel Fraga y secretario general del PP Gallego Xosé Cuiña conocían que se pagaban sobresueldos pero no los cobraban, mientras que ha guardado silencio cuando se le ha preguntado por otros dirigentes del PP de Galicia, entre ellos Mariano Rajoy.

Crespo ha explicado que el pago de sobresueldos era una práctica generalizada y que “los donativos iban a un partido o a otro” y no solo al PP: “Los empresarios en algunos casos venían de ver al representante de BNG o del PSOE, porque todos los partidos se financiaban igual”.

El 65% del dinero, ‘en negro’

Hasta tal punto que, como dijo en anteriores declaraciones públicas, ha reconocido que solo el 35% del dinero que se movía en las campañas de Galicia era legal.

Y aunque ha dicho que sus referencias son “indirectas”, ha señalado que cuando él dejó sus responsabilidades en el partido cree que esa dinámica siguió produciéndose ya que estaba “instalada institucionalmente”.