Política PODEMOS

'El resto que suma', la tercera vía en Podemos contra la "plancha" de Iglesias

La plataforma se define como "la oposición al oficialismo más cercana a las bases que nunca" y carga contra el sistema de votación diseñado por Pablo Echenique

Pablo Iglesias junto a Julio Rodríguez, Iñigo Errejón y Carolina Bescansa EP

Las primarias exprés impuestas en Podemos ratificaran a Pablo Iglesias como candidato a La Moncloa, al ser el único que ha superado los duros requisitos para optar al cargo, pero se batirá con varios proyectos críticos con su gestión. Si hace unos días se presentaba El País que Podemos, una candidatura valenciana crítica con el centralismo de Iglesias que aboga por la pluralidad territorial del partido, en los últimos días ha salido a la luz un tercer proyecto con entidad propia bautizado como El resto que suma. Esta opción, que se presenta como la tercera vía en el proceso interno, nace fuera de la tradicional lógica de familias del partido con el objetivo de reforzar la conexión de sus dirigentes con las bases y contrarrestar la «lista plancha» presentada por Iglesias para mantener el control de Podemos.

El proyecto, integrado dentro de la llamada ‘Lista Blanca’, se define como «una oposición al oficialismo más cercana a las bases que nunca» y está integrado por distintas personalidades, desde el ex diputado y ex secretario general de Podemos Vitoria, Fernando Iglesias, al columnista Juan González Mesa, Obed Patron, secretario del Círculo Estatal Cannábico, o  María del Rosario Rodero, integrante de la Comisión de Garantías Democráticas de Podemos, el tribunal interno del partido que resuelve los conflictos internos. «En este proceso los independientes, los que ejercen la militancia dentro de Podemos sin el beneplácito de ninguna de las familias, están comenzando a organizarse de modo quizás imprevisto para la candidatura de Iglesias», señalan desde esta candidatura, que niegan ser «errejonistas, anticapitalistas o yagüistas«, pero reconocer ser afines «al federalismo o a la democracia 4.0 y el espíritu del 15-M».

«No votes a una plancha, hay gente muy valiosa en la lista blanca», es una de las consignas que estos días difunden sus miembros a través de las redes sociales. La candidatura de El resto que suma trata de explicar, con pedagogía y a través de su página web, las particularidades del sistema de elección DesBorda impuesto por el oficialismo. Un método de votación que perjudica a quienes ocupan la parte baja de la lista.

«A 16 de Diciembre podemos verificar cómo el orden en el que aparecen los candidatos en las listas no es aleatorio, lo cual según lo explicado anteriormente beneficia claramente a los candidatos que ocupen los primeros puestos en el listado», explica la plataforma en su web, que también lanza algunos consejos: «Empieza votando por el final». «Si hay alguien en quien confías para que esté en un puesto medio de la lista, lo mejor será que le des tu máxima puntuación y lo selecciones en primer lugar sobre todo si se encuentra al final de la lista», aconsejan.

Extremadamente crítico con los sistemas de elección del partido, tiene como objeto «romper la inercia aglutinadora del sistema DesBorda ideado por Pablo Echenique», y anima a apoyar a candidatos de base que no tienen ni los medios para darse a conocer, frente a los candidatos de Iglesias, que cuentan con miles de seguidores en las redes y a quien el propio aparato del partido da difusión a través de sus dirigentes. En este sentido, la militancia morada también se ha organizado en torno al movimiento Lista Blanca, que ha creado perfiles en la red social Twitter para promocionar a aquellos candidatos que han permanecido independientes y que tienen menos facilidades para divulgar su proyecto.

Comentar ()