Política

Vox anuncia que apoyará el acuerdo entre PP y Cs en Andalucía para derrocar al PSOE

El partido de Santiago Abascal no obstaculizará el cambio de Gobierno pero rechaza que el PSOE entre en la Mesa, como pedía Cs

El presidente de Vox, Santiago Abascal

El presidente de Vox, Santiago Abascal EFE

El partido de Santiago Abascal no será «obstáculo para el cambio» político en Andalucía, gobernado durante cuarenta años por el PSOE. El preacuerdo de Gobierno alcanzado entre PP y Ciudadanos despertó malestar en Vox, el partido que irrumpió con 12 diputados necesarios para la investidura del popular Juanma Bonilla. En las últimas horas se abrió el escenario a la repetición electoral después de que Vox fuera excluido de todas las negociaciones por petición de Albert Rivera. Ahora, el partido de Abascal ha confirmado que no será un impedimento para que se conforme un nuevo ejecutivo distinto al socialista.

«Ante el anuncio del acuerdo que el PP y Ciudadanos pretenden alcanzar sobre el programa para gobernar Andalucía, VOX comunica que dijimos, y mantenemos, que no seríamos un obstáculo para el cambio», señala Vox en un comunicado, que advierte que «tampoco seremos cómplices de la continuidad del socialismo en Andalucía con otras siglas».

La formación critica duramente la actuación de Cs y PP, que «se han negado a incluirnos en la mesa de negociación» y que «han despreciado la voz de 400.000 andaluces», y que «han llegado a maltratarlos de palabra». Les reprocha también que no hayan «condenado el acoso y la demonización que han sufrido»sus votantes.

El partido liderado en Andalucía por Francisco Serrano endurece aún más sus críticas hacia Ciudadanos, al que acusa de intentar incluir en la Mesa del Parlamento andaluz al PSOE. Un extremo al que, eso sí, no cederán. «Anunciamos que el empeño de Ciudadanos de contar con el PSOE en esta nueva etapa (evidenciado en sus declaraciones y contactos) y la sumisión del PP a esta pretensión, en ningún caso contará con los votos de los diputados de VOX en el Parlamento andaluz», advierte Vox en su comunicado.

Pese a asegurar que no obstaculizarán el cambio, la formación señala que «Vox exigirá a cualquier Gobierno en Andalucía que rechace el ‘cordón sanitario’ que algunos pretenden aplicar a VOX, que condene las amenazas y agresiones que contra VOX alienta la extrema izquierda política y mediática». «Los andaluces han pedido un cambio de gobierno, pero sobre todo un cambio en las políticas de la Junta de Andalucía. En VOX no les vamos a defraudar ni nos someteremos a chantaje o desprecio alguno», advierte el partido, que además plantea algunas políticas.

Vox plantea un paquete de medidas que pedirá al futuro ejecutivo andaluz, aunque estas propuestas no revisten carácter de exigencias en el comunicado emitido. Entre estas medidas está la «devolución de las competencias autonómicas de Educación, Sanidad, Justicia y Seguridad al Gobierno de la Nación», el adelgazamiento de la Administración y supresión de duplicidades administrativas, eliminar el Impuesto de Sucesiones y reducir un 5% el IRPF o cambiar la actual Ley Andaluza de Violencia de Género.

Comentar ()