Pablo Casado y los candidatos del PP para las elecciones locales y autonómicas del próximo mayo en Madrid han reivindicado a Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón en el pistoletazo de salida de precampaña, celebrado este domingo en la capital

El líder del PP ha asegurado hoy que su partido “está preparado” para ganar en las próximas elecciones autonómicas y municipales, pero también para establecer gobiernos donde no consigan mayoría, porque, tras el acuerdo en Andalucía, ahora pueden pactar “con más partidos”.

“Lo que pasa ahora en Andalucía es lo que va a pasar en muchos sitios”, ha augurado en referencia a los acuerdos del PP con Ciudadanos y con Vox.

En un acto en Madrid en el que ha presentado a los candidatos del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y a la Alcaldía de la capital, José Luis Martinez-Almeida, como “la esencia de la pata negra del partido”, Casado ha advertido de que hay que ir “a lo esencial” y a la base para volver a “enamorar” a la votantes.

Martínez-Almeida ha coincidido en que el PP de Madrid va a ser la “palanca de cambio” que llevará a Casado a la Moncloa en las próximas elecciones generales y se ha dirigido a la expresidente del PP madrileño Esperanza Aguirre para agradecerle sus inicios en la política.

Por su parte, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, quien ha quedado fuera de las candidaturas, ha recibido durante este acto un agradecimiento público por parte del partido, que le ha expresado el presidente de la gestora, Pío García Escudero, tras lo que el auditorio se ha puesto en pie para aplaudirle.

Los “pilares” de los programas

Después de haber concluido en Madrid la proclamación de candidatos y de que la semana que viene el partido establezca, en la Convención Nacional, los “pilares” para los programas electorales, “os digo que estamos preparados”, ha afirmado Casado.

Con este “estamos preparados”, que ha repetido hasta en cuatro ocasiones, ha puesto el broche final a una largo periplo que le ha llevado por todas las comunidades que celebran elecciones autonómicas y que culminará con la convención, el próximo fin de semana en Madrid, para el rearme ideológico del PP.

En este sentido, ha instado a no “enredarse” en programas electorales eternos, con 300 páginas que no se leen ni los candidatos, sino a ir “a lo esencial, a la base, a enamorar a la gente” y establecer un “contrato” con los votantes que contenga solo un “puñado de ideas”.

Unas ideas que Casado simboliza en la “España de los balcones”, la de las personas que exhibieron en sus casas la bandera española ante el conflicto independentista catalán y que responde a una ideología “de centro reformista liberal conservador”.

Según Casado, estas ideas son “las de siempre, las de Popper, las de Friedman, las que han funcionado en todos los partidos, en todos los países y en todas las épocas: son las ideas de la libertad”.

Referencias políticas

Así lo ha manifestado en un discurso en el que no han faltado referencias a Toni Blair y Jacques Chirac e incluso al “Enrique V” de Shakespeare, al que ha citado para ejemplificar el “grupo de hermanos” que son los candidatos del partido en Madrid.

Casado ha vuelto a defender los acuerdos con Vox y Ciudadanos en Andalucía y la centralidad del PP y ha criticado duramente a quienes “siguen destripando vísceras de aves” para ver si él está más a la izquierda o a la derecha y si ha elegido él a los candidatos o ha sido el partido.

“Hemos venido para quedarnos” y “nosotros seguimos en el mismo sitio de siempre; ocupar el centro no es moverse de sitio, sino ampliar el espectro”, ha replicado a este respecto.

Y ha advertido a quienes quieren “darse el gustazo” de votar algo desconocido en las próximas elecciones que no saben “lo que van a votar, ni si su voto podrá dialogar ni ponerse de acuerdo con ningún otro”.

Para el líder del PP, el partido en Madrid es el “mascarón de proa” y funcionará como “dique de contención” frente a la izquierda, en palabras de Díaz Ayuso, quien ha criticado el “comunismo rancio” que gobierna en la capital española.