El presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, ha reclamado al PSOE andaluz que «sepa perder» y desee suerte al próximo Gobierno de la región, con un traspaso de poderes «leal», preguntándose cómo el «partido de los ERE y de los mil millones robados está fletando autobuses por una derrota electoral»; además de lamentar que aquellos que «hoy hacen escrache no se han sentado ni para negociar la Mesa del Parlamento».

Así, ha preguntado a los socialistas si no van a aceptar «que la Andalucía de hoy pide cambio». «Le pido al PSOE que acepte la derrota y sea demócrata, que haga un traspaso de poderes leal y limpio, no con PP o Ciudadanos sino con los andaluces», añadiendo que les dejen trabajar: «Con escraches no se puede trabajar».

En su intervención, Rivera ha incidido en que Andalucía «no es del PSOE» pero tampoco del PP ni de Cs, destacando el acuerdo entre estas dos formaciones y la «valentía», al haber aparcado diferencias por Andalucía.

«No me parece legítimo que el partido de los ERE, las tasas de abandono escolar, el desempleo o las listas de espera, intente impedir con escraches un gobierno constitucionalista. Es muy viejo y muy rancio, no es propio de España ni de Andalucía», ha espetado.

El portavoz del grupo parlamentario de Vox, Francisco Serrano, ha asegurado este martes que «no se puede permitir que haya una kale borroka en la puerta del Parlamento», en referencia a la concentración de colectivos feministas coincidiendo con el inicio del debate de investidura de Juanma Moreno como presidente de la Junta.

A preguntas de los periodistas en los pasillos del Parlamento, Serrano ha considerado «lamentable» la citada concentración y ha explicado que ha tenido que llegar muy temprano a la sede de la Cámara andaluza «para impedir que pueda ser objeto de una agresión».

«Y cuando un parlamentario tiene miedo a sufrir una agresión es que algo está fallando en este país», ha afirmado el portavoz parlamentario de Vox en la Cámara andaluza.

Preguntado sobre la legitimidad de dicha concentración, Serrano ha respondido que «es legitimo que se manifiesten en cualquier sitio pero, no precisamente para impedir los derechos y las libertades de la democracia».

El PSOE carga contra el «pacto de la vergüenza»

El PSOE considera que la investidura en las próximas horas del candidato del PP, Juanma Moreno, como presidente de Andalucía supondrá la consumación del «pacto de la vergüenza» que, a su juicio, supone la alianza con los ultraderechistas de Vox.

«Hoy en Andalucía se perpetra el pacto de la vergüenza porque es vergonzoso formar un Gobierno sobre la base de aquellos que critican algunos principios fundamentales de la Constitución, como es el estado democrático», ha dicho el portavoz socialista en el Senado, Ander Gil.

En declaraciones en la Cámara Alta, donde el PSOE celebra este martes un acto de homenaje a los exiliados republicanos de la Guerra Civil y el franquismo, Gil ha explicado que su partido no cuestiona la legitimidad del nuevo gobierno andaluz, pero que le parece «vergonzoso» ver a dos partidos como el PP y Ciudadanos «dándose la mano y asentándose en Andalucía sobre quienes cuestionan cuestiones fundamentales que a estas alturas nos parecían incuestionables».