Tempestad en Podemos. Tras el anuncio de que Iñigo Errejón se aliará con Manuela Carmena para apartarse de las siglas del partido y competir electoralmente bajo la marca ‘Más Madrid’, la dirección del partido ha decidido situar fuera del partido al antiguo número dos. Pablo Iglesias, pese a su baja por paternidad, ha tomado esta decisión tras enterarse de un movimiento que se ha producido a sus espaldas y que ha provocado un terremoto dentro del partido.

“No doy crédito a lo que han hecho”, ha dicho Iglesias en un duro mensaje de voz dirigido a la militancia en el que asegura que se ha quedado “tocado y triste” después de que Errejón le llamara esta mañana “para decirme que iniciaba un nuevo proyecto personal”. “No es fácil tragar con ciertas cosas”, ha confesado Iglesias, que ha situado a Errejón ya fuera del partido: “Deseo suerte a Iñigo y a Manuela en su nuevo partido”.

El mensaje del dirigente de Podemos ha sido especialmente duro con Errejón, al que ha comparado con la alcaldesa de Madrid. “Iñigo no es Manuela”, ha dicho para abrir la puerta a que Podemos confluya con Izquierda Unida para competir contra Errejón en la Comunidad de Madrid, aunque no en el Ayuntamiento.

“En la Comunidad de Madrid y en todos los demás municipios de nuestro país, Podemos saldrá a ganar, construyendo con Izquierda Unida y con el resto de aliados Unidos Podemos y candidaturas municipalistas de unidad. Y lo seguiremos haciendo con la sociedad civil y con la gente”, ha defendido en el mensaje distribuido en la tarde de este jueves a través de las redes sociales.

La situación es similar a la que se produjo el pasado mes de noviembre, cuando Podemos Madrid suspendió de militancia a Rita Maestre y otros cinco concejales madrileños que rechazaron participar en las primarias como protesta por las posiciones que ocupaban en las listas confeccionados por el secretario general y ex JEMAD, Julio Rodríguez.

La decisión de Iñigo Errejón ha provocado sorpresa y estupefacción en Podemos, incluso en círculos muy próximos al propio candidato, que se han enterado de la noticia esta misma mañana al mismo tiempo que la prensa. Y ha causado reacciones de todo tipo, desde los que celebran la alianza electoral con la alcaldesa de Madrid hasta los que acusan al ex número dos de la formación de no diferenciarse en apenas nada del PSOE.

La corriente Anticapitalistas de Podemos ya ha iniciado contactos con Izquierda Unida para explorar la posibilidad de lanzar una candidatura alternativa para competir con el propio Errejón. Y está por ver la postura que toma la corriente oficialista del partido morado, que en las últimas horas ya daba por descontado el acuerdo con IU y el resto de fuerzas para concurrir juntos en los próximos comicios autonómicos.