Política

El Gobierno intenta apagar el incendio tras aceptar un mediador para Cataluña

Calvo no descarta que la mesa de diálogo con independentistas aborde cuestiones como el referéndum de autodeterminación.

logo
El Gobierno intenta apagar el incendio tras aceptar un mediador para Cataluña
Carmen Calvo.

Carmen Calvo durante su comparecencia este miércoles en la Moncloa.

Resumen:

El Gobierno de Pedro Sánchez está intentando apagar el último incendio generado por su aceptación de algunas exigencias de los partidos independentistas catalanes a cambio de que no tumben su proyecto de Presupuestos en el Congreso. La vicepresidenta del Gobierno se ha visto obligada a comparecer de urgencia en rueda de prensa esta mañana en la Moncloa para lanzar un mensaje de calma ante la alarma generada dentro del PSOE y entre los partidos de la oposición por la decisión de admitir la participación de un mediador en la mesa de partidos abierta por el PSOE para negociar con los grupos independentistas de Cataluña.

Calvo ha achacado las críticas de algunos barones socialistas a esa “cesión” a Quim Torra a la “desinformación y el desconocimiento” de dirigentes como Emiliano García-Page sobre los acuerdos del Gobierno con la Generalitat. La vicepresidencia ha intentado desvincular esa “mesa de partido” con la negociación entre el Gobierno y la Generalitat a pesar de que fue el propio primer secretario del PSC, Miquel Iceta, quién anunció ayer por la mañana la existencia de ese “notario” en las conversaciones entre el Ejecutivo español y el Govern catalán. En ese sentido, Calvo tampoco ha sabido aclarar la contradicción que supone que la propia vicepresidenta del Gobierno comparezca en la Moncloa para aclarar las cuestiones de una reunión entre partidos políticos y no entre instituciones, como ha defendido.

La vicepresidenta también se ha esforzado por restar importancia a la figura del mediador o “relator” en esa mesa de diálogo como persona que convoca, establece el orden del día y conduce las reuniones. “No es un observador internacional, nadie que venga a mediar en una situación de la que no sean capaces los partidos políticos de asumir sus responsabilidades”, ha asegurado. Se ha mostrado abierta a que ese relator sea un catalán y ha negado que cobre por ese cometido: “Se trata de una persona que esté dispuesta por amor al arte a echar una mano a los partidos para que ordenen su trabajo”, ha asegurado. En esa línea, también ha negado que el documento de 21 propuestas entregado por Torra a Sánchez sea el eje de esa negociación.

Calvo ha insistido en que esa negociación con los independentistas es el paso siguiente para encontrar una solución política al conflicto en Cataluña una vez que el Gobierno socialista y el Govern de Torra han avanzado en sus reuniones bilaterales para afrontar las cuestiones cotidianas de la gobernanza en la comunidad. Conscientes de la fractura social en Cataluña y el auge electoral del independentismo -del que ha culpado al anterior Gobierno de Mariano Rajoy- Calvo ha realizado una encendida defensa del diálogo con los independentistas como ejercicio de responsabilidad del Gobierno. “Las consecuencias de escurrir el bulto por parte del Gobierno español son las que son en Cataluña y en España”, ha reprochado para justificar las cesiones ante Torra.

La vicepresidenta tampoco ha descartado que en esa mesa de diálogo se aborden reivindicaciones de los independentistas como la celebración de un referéndum de autodeterminación. “Este Gobierno a lo único que cede es a negociar”, ha reiterado Calvo, que ha advertido de que en democracia “se puede hablar de muchas cosas”, pero que en un estado de derecho sólo se pueden acometer actos dentro de la legalidad. “Es una circunstancia que tristemente hemos tenido que aprender”, ha lamentado.

Los barones alzan la voz

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el de Aragón, Javier Lambán, Antonio Rodríguez Arellano, delegado de la Ejecutiva del PSOE de Andalucía, y la diputada Soraya Rodríguez han denunciado este miércoles las “cesiones” al Govern de Quim Torra.

También la oposición se ha rebelado contra la medida. El líder del Partido Popular, Pablo Casado, no ha descartado este miércoles utilizar cualquier tipo de mecanismo contra el presidente del Gobierno, por lo que considera su “alta traición a España”, mientras que Ciudadanos ha registrado una petición de comparecencia de Pedro Sánchez para que explique en el Congreso sus acuerdos con los independentistas.

Aprobar un presupuesto no justifica cesiones que pongan en cuestión la Constitución, la unidad de España, el Estado de Derecho ni la decencia. Estoy seguro de que Pedro Sánchez no cederá a chantajes de los independentistas, cáncer de la democracia con el que hay que acabar”, ha escrito Lambán en la red social Twitter.

“Estamos todos seguros de que así será. No puedo estar más de acuerdo en la definición de las posiciones independentistas: cáncer de la democracia. Supremacismo y xenofobia. Todos muy aburridos ya”, ha añadido el dirigente del PSOE de Andalucía.

En esta línea, el presidente de Castilla-La Mancha se ha mostrado “muy perplejo” de que la mesa de partidos para debatir la situación en Cataluña sea coordinada por un mediador o relator, y ha pedido al Ejecutivo de Pedro Sánchez “que se mantenga en su sitio desde el fondo, en la defensa de la Constitución, pero también en las formas”. El dirigente socialista ha añadido que el “modelo” que se propone le deja “muy perplejo” porque “si de lo que se trata es de tener a alguien de testigo, porque no se fían unos de otros, para eso pueden hablar directamente en el Parlamento, que estamos todos los españoles de testigo y tengo tanto interés como nadie en saber lo que dicen”.

También la a diputada y ex portavoz del grupo socialista en el Congreso Soraya Rodríguez ha rechazado la incorporación de un relator a la mesa de diálogo de los partidos con representación parlamentaria en Cataluña, así como de un mediador, ni mediadores ni relatores. El diálogo entre el Estado y una comunidad  autónoma necesita respeto a la Constitución, al Estatuto y a las instituciones”, ha escrito en Twitter.

“La señora Rodríguez, compañera diputada, no ha entendido nada de esta realidad. Por la razón que sea no lo ha entendido. No hay un mediador, no hay un conflicto internacional, no hay nada que se parezca a esto”, ha respondido esta mañana la vicepresidenta en la Cadena Ser. Carmen Calvo ha insistido en que existe una comisión bilateral entre el Gobierno y la Generalitat que seguriá reuniéndose y una mesa de partidos en Cataluña “que utilizará una persona que pueda ayudar en cómo se convoque y cómo se reúne”. “Simple y llanamente nunca hemos hablado de otra cosa en las reuniones que hemos tenido y repito: el Gobierno sólo se sienta en la bilateral”, ha añadido.