Las “España en blanco y negro“, como la definió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha manifestado en la mañana de este domingo en el centro de Madrid. Según la Delegación de Gobierno, 45.000 personas se han concentrado en la Plaza de Colón para pedir la convocatoria de elecciones y defender la unidad de España.

La organización ha elevado la cifra de asistentes hasta el entorno de las 200.000 personas, alegando que las calles aledañas también estaban llenas de manifestantes llegados desde todos los puntos de la geografía española.

La manifestación ha terminado con la lectura de un manifiesto y con las intervenciones de los líderes de Ciudadanos, Partido Popular y Vox, Albert Rivera, Pablo Casado y Santiago Abascal respectivamente, que han coincidido en pedir a Sánchez que saque las urnas y se organicen, cuanto antes, unas elecciones.