«Garantía para España, siempre» será el lema con el que los populares abordarán esta precampaña electoral marcada por el llamamiento al voto útil en el que se presenta al PP como la única garantía de centro-derecha ante una fragmentación que les perjudica. Por eso, la primera exigencia de Génova será celebrar un debate «cara a cara» entre Pablo Casado y Pedro Sánchez, «porque una de esas dos personas será presidente del Gobierno», ha afirmado el vicesecretario y coordinador de la campaña popular, Javier Maroto, en rueda de prensa tras la que será la última reunión del comité de dirección puesto que el PP se pone en «modo campaña».

Maroto ha felicitado a las distintas cadenas de televisión que han propuesto la celebración de debates electorales y ha dicho que Casado «no va a rehuir ninguno». Pero el PP quiere cerrar antes la fecha y el formato del «cara a cara» con Sánchez para que el presidente del Gobierno «no se esconda detrás de otras fórmulas». «España necesita escuchar a Pablo Casado y Pedro Sánchez para decidir en qué figura pueden confiar. Es una prioridad para el PP», señala Maroto.

Una vez resuelto el debate a dos, «estudiaremos todas la fórmulas de debate más amplias. No vamos a cejar en este empeño». El PP descarta la posibilidad de que Sánchez no quisiera debatir a solas con Casado. «Sería inasumible que por primera vez en democracia no lo hubiera. Descartamos que Sánchez se niegue», ha agregado sin querer desvelar si existen ya contactos con el PSOE.

Arrimadas deja «huérfanos» a muchos electores catalanes, según el PP

Respecto al salto a la política nacional de Inés Arrimadas, han admitido la «sorpresa» por una decisión que puede dejar huérfanos a muchos catalanes. «No vamos a opinar sobre si conviene o no el fichaje de una persona u otra, pero yo no abandonaría la figura de líder de la oposición en Cataluña con la que está cayendo».

Cree Maroto que la cabeza de lista de Ciudadanos por Barcelona «está dejando huérfanos a muchos catalanes que pensaban que Arrimadas iba a ser la presidenta de la Generalitat como ella misma decía hasta anteayer», ha reprochado. «Nos ha sorprendido que Cs crea que es mejor dejar huérfanos a esos catalanes, que pase de la noche a la mañana de ser la garantía para muchos catalanes no independentistas a sentirse huérfanos», ha agregado Maroto.

Casado acudirá este jueves a la MWC en Barcelona

Casado, que el jueves acudirá a MWC de Barcelona y aprovechará ese mismo día para visitar Gerona y Lérida, no tiene cerradas aún las listas con las que concurrirá a las elecciones generales del 28 de abril. Maroto no ha querido adelantar ningún nombre, tampoco si quien vaya de número dos de la lista de Madrid será mujer, ni si Adolfo Suárez Illana irá en alguna candidatura.

Sí se ha explayado algo más el coordinador de campaña en el análisis de los sondeos electorales de este fin de semana, que llegan a cuestionar la posibilidad de un pacto a tres en el bloque de centro-derecha que sume los 176 escaños de la mayoría absoluta. Además, en todos los casos, Casado está por debajo de los cien escaños. Ha recordado Maroto que las mismas casas demoscópicas decían en 2015 que Ciudadanos «ganaría las generales y quedaron los cuartos». Y en 2016 «hablaron del sorpasso de Podemos al PSOE» hecho que «nos llevan a pensar que las encuestas son útiles, pero el escenario final puede ser distinto».

Maroto cuestiona la «honestidad» de la dimisionaria Silvia Clemente

Y ya ha aprovechado para explicar que «lo que que las encuestas dicen es que la división del centro-derecha puede llevar de nuevo a Sánchez a Moncloa de mano de los independentistas. Nadie cuenta con una amplísima mayoría». Reflexión tras la que ha recordado que Albert Rivera ya pactó con Sánchez y luego con Mariano Rajoy tras afirmar que no lo haría con ninguno ni con otro.

Interrogado por otro lado sobre la dimisión de la ya ex presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, que se va a presentar a las primarias de Ciudadanos, Maroto ha cuestionado, en función de distintas informaciones, su «honestidad», en referencia velada al millón de euros de origen desconocido que el esposo de la hoy dimisionaria dedicó a la reforma de una casona rural, lo que comprometía, dice Maroto, su continuidad en las listas.

Culpa a Ciudadanos de un 155 «blandito, ligerito»

Por otro lado, y a preguntas de la prensa, el «número tres» del PP ha defendido que el 155 que aplicó Mariano Rajoy -quien puede participar, con «normalidad» en algún acto de campaña, así como José María Aznar- asumió condiciones de Ciudadanos»que hoy no aceptaríamos. Cs se equivocó mucho pidiendo al PP que aplicase un 155 solo para convocar elecciones, porque provocó que fuera blandito, ligerito, porque el gobierno entró en funciones en cuanto aplicó ese artículo». Respecto a la polémica sobre el aborto, ha eludido el asunto afirmando que en el programa ya irá todo «negro sobre blanco».