El grupo Atresmedia ha convocado para el próximo 23 de abril un debate electoral con vistas a las próximas elecciones generales del 28 de abril, en el que ha invitado a los líderes de los principales partidos políticos, incluido Vox. En él, por tanto, participarían los candidatos a la presidencia del Gobierno de PSOE (Pedro Sánchez), PP (Pablo Casado), Ciudadanos (Albert Rivera) y Podemos (Podemos), además de Santiago Abascal.

Según La Sexta, el formato del debate ha sido aceptado por todos los líderes menos Pedro Sánchez, que aún no se ha pronunciado al respecto. El PP ha asegurado que Casado «no rehuirá ningún debate», pero ha condicionado su participación a la celebración previa de un cara a cara con SánchezSantiago Abascal , líder de Vox, ha matizado que su participación está supeditada a que el debate cuente con todos los líderes políticos. Fuentes de la cadena han explicado que la inclusión de Vox responde a «motivos de coherencia», pues en el debate electoral de 2015 se invitó igualmente a Podemos y Ciudadanos a pesar de no contar en aquel momento con representación parlamentaria.

No obstante, la participación de Vox en este debate podría ser recurrida ante la Junta Electoral Central (JEC) por otros partidos que, a día de hoy, sí cuenta con representación parlamentaria y que podrían ver vulnerado su derecho a una información equilibrada en campaña.  Según ha recordado la JEC en varias resoluciones, las televisiones privadas están igualmente obligadas a respetar durante el periodo electoral los principios de «pluralismo e igualdad» y los de «proporcionalidad y neutralidad informativa» en los debates y entrevistas, así como en la información relacionada con la campaña.

Unos principios que tienen que atender teniendo en cuenta preferentemente los resultados obtenidos por cada formación en las últimas elecciones equivalentes. Pese a ello, la JEC también tiene en cuenta la figura de «grupo político significativo» que fue aplicable a Podemos y Ciudadanos en anteriores procesos electorales.

El PSOE está dispuesto a participar en todos los debates electorales que planteen los medios de comunicación, sin vetar a nadie, incluidos los representantes de Vox, según ha avanzado hoy el secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos. «Vamos a intentar atender todos los debates que se planteen y con quien sea, no vamos a vetar a nadie», ha dicho Ábalos en una rueda de prensa en Ferraz, en la que ha señalado que en los debates que se considere oportuno participará el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y en otros lo harán otros «miembros significativos del partido».

Si prospera la petición de Atresmedia, se trataría del primer debate electoral a cinco de la historia de la democracia, en el que se congregarán los máximos representantes de los partidos nacionales que, a tenor de las encuestas, más posibilidades tienen de obtener representación en el Congreso de los Diputados.

Los candidatos debatirían en presencia de Vicente Vallés y Ana Pastor. Las preguntas volverán a estar basadas en el criterio periodístico y se equilibrará que los candidatos tengan tiempos similares de intervención. Como ya sucediera en el debate que celebró Atresmedia en 2015, el formato del debate y sus normas se inspirarán en el documento de trabajo del Parlamento británico en las últimas campañas electorales en Reino Unido.

El debate entre los partidos de este nuevo tiempo político se emitirá simultáneamente en Antena 3 y laSextaasí como a través Onda Cero, Atresplayer y el canal internacional que llega a más de 22 millones de hogares en todo el mundo.