La escalada del PSOE sigue imparable a tenor del último barómetro de la “factoría Tezanos“, que da a Pedro Sánchez una intención de voto del 33,3 por ciento, lo que prácticamente dobla los resultados que obtendría el Partido Popular, que vuelve, eso sí, a ser el segundo partido después de hundirse hasta el cuatro puesto en el sondeo de enero. En las últimas elecciones generales, en junio de 2016, Pedro Sánchez consiguió el 22,63 por ciento del voto, frente al 33 por ciento del PP.

El Partido Popular es la única formación que avanzaría, además del mencionado PSOE. Los de Pablo Casado se harían ahora con el 16,7% de los votos, frente al 14,9% que registraba el CIS de hace un mes. Ciudadanos, por su lado, se desplomaría más de dos puntos hasta quedarse justo por encima del 15%. Unidos Podemos y todas sus marcas, esto es, En Comú Podem, las Mareas gallegas y Compromís, se quedan con un 14,5. Por su parte, Vox caería seis décimas hasta situarse justo por debajo de los seis puntos.

De este modo el bloque de la izquierda PSOE+Unidos Podemos sumaría el 47,8 por ciento del voto, diez puntos por encima al que agrupa el decentro-derecha. Los porcentajes de Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal quedará en un exiguo 37,9 por ciento. Aunque el CIS no hace proyección de escaños, lo previsible es que, con estos datos, el líder del PP  queda muy lejos de poder aspirar a la presidencia del Gobierno, aunque en ningún sitio está escrito que el actual presidente del gobierno pudiera sumar los apoyos necesarios sin el concurso, de nuevo, del independentismo.

El trabajo de campo de la encuesta se llevó a cabo entre el 1 y el 10 de febrero pasados, antes por tanto de que el Congreso tumbara el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 y de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara la convocatoria anticipada de elecciones. Eso sí, fue en mitad de la crisis por la figura del relator, cuando el Gobierno aceptó una suerte de mediador que levantara acta de sus negociaciones con la Generalitat, lo que provocó la convocatoria de la concentración de la plaza de Colón que unió a PP, Ciudadanos y Voz en una foto inédita hasta el momento.

La portavoz del Grupo Popular, Dolors Montserrat, ha dicho no esperar “menos de Tezanos” y, echando mano de la ironía, qué no hubiera extrapolado “el 100 por cien de los votos” para Sánchez. “De verdad, basta ya de manosear una institución tan importante como es el CIS y de usarlo al servicio exclusivo del PSOE. Las encuestas serán el 28 de abril y el PP ganará porque sale a ganar”, ha agregado. Respecto al detalle, positivo para los populares, de pasar del cuarto puesto de enero al segundo, aunque casi en empate técnico con Ciudadadanos y PP, ha equiparado el trabajo de Tezanos con el juego de la oca “y ahora ha puesto al PP de cuatro a dos, eso no se lo cree nadie”.

Vox ralentiza su crecimiento

La anterior encuesta, correspondiente al mes de enero, otorgaba una importante subida a Vox, lo que convertía al partido que preside Santiago Abascal en el gran beneficiario del desplome del PP, que caía hasta la cuarta plaza en intención directa de voto tras el PSOE, Cs y Unidos Podemos y sus confluencias.

El barómetro del CIS del mes de enero repetía el método del de diciembre, esto es, no hacía estimación de voto, sino que solo reflejaba el “voto directo” expresado por los ciudadanos, sin la llamada “cocina”.

De acuerdo con esos parámetros, el PSOE mejoraba en un punto el resultado del mes anterior y se mantenía primero con un 29,9%, seguido de Ciudadanos con el 17,7%, el otro partido que se beneficiaba de la caída del PP, que se quedaba en un 14,9.